Cádiz

El Ayuntamiento de Cádiz decreta un día de luto oficial por la muerte de Fernando Benítez, 'Nando'

Nando Benítez, junto a su hijo, el  también escultor Fernando Benítez, el día que recibió su nombramiento como Hijo Predilecto de Cádiz

Nando Benítez, junto a su hijo, el también escultor Fernando Benítez, el día que recibió su nombramiento como Hijo Predilecto de Cádiz / Julio González (Cádiz)

El alcalde de Cádiz, José María González, ha decretado un día de luto oficial por la muerte a los 78 años del artista gaditano Fernando Benítez Salido, Nando, que fue nombrado hijo predilecto de la ciudad en abril de este año. González ha lamentado la pérdida de "un artista que aportó tanto a Cádiz y a su esencia".

El primer edil gaditano ha señalado que Nando "fue un hombre hecho a sí mismo que llevó siempre a Cádiz por bandera en su arte y su sensibilidad creativa". "Se va como Hijo Predilecto de su ciudad, donde queda para siempre su huella y su legado", ha añadido.

González ha recordado que "Nando siempre fue creador, primero como pastelero y después como uno de los escultores referentes en una ciudad que siempre le admiró, le respetó y le quiso".

Hijo Predilecto de Cádiz

Nando Benítez cumplió 78 años el pasado mes de diciembre y fue en abril de este año cuando la Comisión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Cádiz aprobó la propuesta para su nombramiento como Hijo Predilecto de la ciudad, propuesta que luego se elevó a Pleno y que fue aprobada de manera unánime por toda la Corporación.

Junto a Nando recibieron también la condición de Hijos Predilectos Eduardo González Mazo, Antonio Vergara, Carmen de la Jara y Pepi Mayo, a la vez que fueron nombrados hijos adoptivo de la ciudad de Cádiz Marisa Campos, José María Fernández Calleja y Jesús Maeso.

Fernando Benítez pertenecía a una amplia familia de tradición pastelera que mantuvo durante años varias pastelerías abiertas en la capital gaditana así como un horno obrador ubicado en Avenida de Portugal.

Aunque nunca se llegó a desligar del todo de su oficio como pastelero, pronto lo dejó como actividad complementaria para dedicarse más de lleno a la creación artística y a la escultura, actividad que desarrollaba desde su taller ubicado en la calle Buenos Aires, muy cerca de la pastelería que ostentó durante muchos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios