Cádiz

La Asociación de Vecinos Buena Vista se disuelve, harta de sufrir ataques vandálicos

  • La presidenta de la entidad, Susana Velázquez, entregará las llaves de la sede al Ayuntamiento este martes

Susana Velázquez muestra la placa con el nombre de la entidad y de las pistas deportivas que ha sido arrancada en uno de los actos vandálicos. Susana Velázquez muestra la placa con el nombre de la entidad y de las pistas deportivas que ha sido arrancada en uno de los actos vandálicos.

Susana Velázquez muestra la placa con el nombre de la entidad y de las pistas deportivas que ha sido arrancada en uno de los actos vandálicos. / Fito Carreto

La Asociación de Vecinos Buena Vista se disuelve. Su presidenta, Susana Velázquez Lore, entregará ese martes las llaves de la sede al concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Cádiz.

Desde que la actual junta directiva tomó las riendas de la entidad, en septiembre del año pasado, ha estado envuelta en polémica y ha sufrido las críticas de un grupo de vecinos que no consideraban legal la forma en la que habían accedido al cargo los dirigentes actuales. De hecho, una nueva asociación vecinal creada por antiguos miembros de Buena Vista, denominada Buena Vista Recuperada, convocó varias concentraciones en rechazo de esta junta directiva

Pero –según Susana Velázquez– desde el pasado día 7 de diciembre están sufriendo una serie de actos vandálicos que han hecho que la situación se vuelva insostenible. Velázquez relata que, entre otras cosas, "han cogido los bancos de las pistas deportivas y con ellos han roto las puertas de los vestuarios, se han cargado la pirámide del techo de los vestuarios, han embozado los lavabos, han roto los pretiles y los han tirado a las pistas, han hecho pintadas con insultos en las puertas de los vestuarios... y ante esta situación, que es ya insostenible, hemos decidido voluntariamente disolver la Asociación de Vecinos Buena Vista y entregar las llaves al Ayuntamiento". Anuncia que, tal y como recogen los estatutos, la entidad va a donar sus enseres: entregará una parte a la Asociación Puerta Tierra, que atiende a familias en riesgo de exclusión social, y otra a la asociación benéfica Fernando El Baguetina. En concreto, donará "el ordenador, la caja con el dinero recaudado de los socios, dos neveras, el combi y un armario", detalla.

Susana Velázquez señala que en las instalaciones de esta AVV ensayaban varias agrupaciones de Carnaval, tanto infantiles como juveniles y de adultos, "que ahora se quedan sin local de ensayo a un mes del comienzo del concurso". Asimismo, indica que la asociación Puerta Tierra, que se dedica a la recogida de alimentos en la puerta de supermercados para ayudar a familias en riesgo de exclusión social y utilizaba parte de la sede de Buena Vista, "se va a quedar en la calle, teniendo preparada una gala de Reyes Magos y a la espera de un local que le ha prometido el concejal de Participación Ciudadana". La presidenta de Buena Vista añade que, tras la disolución de esta AVV, también tendrán que "buscarse ayuda por otro lado" las 60 familias que atendían con los alimentos que recibían de Cruz Roja. Además, en esas instalaciones se impartían clases particulares a niños y se daban clases de zumba, salsa y flamenco a adultos que ahora se quedarán sin estas actividades.

Antes de abandonar la sede, miembros de la junta directiva de Buena Vista estaban este lunes limpiando y ordenando las instalaciones "para que quede todo en orden", en palabras de Susana Velázquez, quien recordaba el estado de dejadez en la que se encontraron la sede cuando accedieron al cargo el año pasado. Asimismo, estaban terminando de repartir los alimentos de Cruz Roja que todavía quedaban en el local.

Cabe señalar que el pasado mes de mayo, el Ayuntamiento anunció a la AVV Buena Vista que tenía que abandonar la sede que ocupaba porque había terminado el periodo de cesión de este espacio municipal sin que saliera a concurso. La junta directiva no entregó las llaves y el Ayuntamiento llevó a la entidad a los tribunales. Susana Velázquez cuenta que el 21 de noviembre les llegó un escrito del juzgado "diciendo que teníamos que abandonar el local y nos daban 15 días para alegar, pero debido al vandalismo que estamos sufriendo, hemos decidido entregar las llaves voluntariamente". Asegura que se van "desesperados por esta situación insostenible y a la vez con la cabeza alta porque hemos hecho todo lo que hemos podido y más para que esto fucionara, pero no paran de ponernos piedras en el camino". Se muestra satisfecha porque los vecinos de los bloques más cercanos, que se quejaban de los ruidos y molestias de la entidad cuando estaba la anterior junta directiva, "están muy contentos con nosotros por la limpieza y el control de los ruidos".

Susana Velázquez, que siempre ha defendido que su acceso al cargo fue de forma legal, lamenta que sin haber todavía entregado las llaves, un destacado miembro de la asociación vecinal que organizó las concentraciones contra la junta directiva de Buena Vista se jactaba este lunes de haberla echado, tras "un año de lucha, de juicios, de plenos, de enfrentamientos", según podía leerse en su perfil de Facebook.

Ahora, el Ayuntamiento tendrá que abrir un proceso para la cesión del local a otra entidad que cumpla los requisitos que se establezcan para la cesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios