Teatro · clásicos renovados

'El sueño de una noche de verano' a la gaditana

  • La Asociación de Actores y Actrices lleva a Shakespeare al Genovés.

'El sueño de una noche de verano' a la gaditanaLa Asociación de Actores y Actrices lleva a Shakespeare al Genovés 'El sueño de una noche de verano' a la gaditanaLa Asociación de Actores y Actrices lleva a Shakespeare al Genovés

'El sueño de una noche de verano' a la gaditanaLa Asociación de Actores y Actrices lleva a Shakespeare al Genovés / Un momento de la puesta en escena en la cascada del parque.

La ciudad de Cádiz duerme y las criaturas mágicas del parque se despiertan para ofrecer, a todos aquellos que han descubierto su escondite, la antepenúltima de sus obras.

La noche del lunes, la Asociación de Actores y Actrices de Cádiz, bajo la dirección de Antonio Labajo, daba, con su función número diez, los últimos coletazos a la obra que llevan representando desde mitad de julio, El sueño de una noche de verano, que podrá verse hasta el día 21.

La adaptación de la comedia de Shakespeare ha granjeado un gran éxito, con todas las entradas vendidas y un escenario improvisado al aire libre que brillaba a la luz de las velas en plena noche cerrada.

La parte trasera de la cascada del Parque Genovés se convirtió en el bosque ateniense al que huyen los dos enamorados, Hermia y Lisandro, perseguidos por Demetrio, que está comprometido con Hermia, y éste último por Helena, mejor amiga de la infancia de la primera, que está enamorada de su prometido.

La obra está narrada por Puck, en la versión original el duende que sirve a Oberón, en la adaptación una gatita pícara que desobedece las órdenes del Rey de las hadas y que se encargó de hechizar a su antojo a los cuatro protagonistas para que se produjeran verdaderos líos amorosos. En otro de los actos, se muestra la parte en la que Oberón consigue que Puck hechice a su esposa para que se enamore de un asno. Y otra en la que un grupo de barrenderos ensayan la obra de Píramo y Tisbe para representarla en una importante boda.

Durante toda la representación -y eso que empezó a las once de la noche- no se pudo ver ni un bostezo; sí muchas carcajadas de un numeroso público que reía con los entresijos de la comedia.

Toda la obra estuvo amenizada por música en directo de El Domador de Medusas.

La mayoría de actores y actrices interpretaron más de un papel durante los cinco actos de la representación. Los protagonistas aludían siempre a Cádiz y a los gaditanos, así como hablaban del parque -haciendo referencia al escenario elegido para la obra- en vez del bosque a donde huyen los amantes en la versión original. La cercanía y la interacción con el público hizo que los espectadores se convirtieran en cómplices de la obra y no perdieran la atención durante las casi dos horas que duró la representación teatral.

El sueño termina en una noche de verano cargada de magia. Ahora con la llegada del otoño esperemos que estos magníficos actores y actrices gaditanos nos sigan haciendo soñar con alguna de sus próximas obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios