Cádiz

Aprobado el trámite para que Matadero se divida en dos fases

  • El gobierno local dio el visto bueno al estudio de detalle para que la Junta construya las primeras 60 viviendas

Imagen del bloque de la primera fase de Matadero. Imagen del bloque de la primera fase de Matadero.

Imagen del bloque de la primera fase de Matadero. / julio gonzález

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer de forma inicial el estudio de detalle que reformula el proyecto previsto de 102 viviendas en un solo bloque dentro de la segunda fase de Matadero en dos promociones, la primera de 6o pisos y la segunda de 42.

Esta decisión es el resultado de las reuniones que ha mantenido el Ayuntamiento de Cádiz con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de la Junta de Andalucía que ha permitido que se pueda "avanzar y agilizar los trámites para comenzar con la construcción de esta segunda fase, algo muy demandado por la ciudadanía", según explicó el teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Martín Vila.

Este añadió que es consciente de las limitaciones presupuestarias que tienen las administraciones para desarrollar proyectos, "por lo que hemos acordado realizar en dos tandas la construcción de estas viviendas para ir cumpliendo con los compromisos con esta ciudad".

Tras la aprobación inicial de este estudio de detalle , el documento se aprobará en el Boletín Oficial de la Provincia y estará a exposición pública durante 20 días. Una vez que se haga el trámite municipal, la pelota quedará en el tejado de la Junta, que será la que tenga que licitar el proyecto para una fase que lleva años esperando.

Cabe recordar que el consejero de Fomento y Vivienda de la Junta, Felipe López, se comprometió en el pasado mes de abril en una reunión que mantuvo con el alcalde José María González, a que las obras de la segunda fase de Matadero se iban a comenzar en el primer trimestre del próximo año si se cumple la planificación del Gobierno andaluz.

Esta segunda fase va a tener un coste aproximado de 5,7 millones de euros, tal y como anunció en su día el consejero.

Lo que ha permitido que la Junta pueda meterse por fin en este proyecto fue la enajenación que pudo realizar a finales de 2016 de varias parcelas industriales y residenciales. Esta se saldó finalmente con una entrada en caja de 11,5 millones de euros.

Curiosamente, la mayor parte de los suelos residenciales que se vendieron se localizaban en la provincia de Cádiz, concretamente en Chipiona, donde se adjudicó una parcela en Costa Ballena al precio de 6,9 millones, lo que permitía a esta administración disponer de recursos para acometer nuevas actuaciones de construcción de viviendas protegidas en la provincia.

Una de las que se ha visto beneficiada precisamente es la segunda fase de Matadero, que van a ser viviendas protegidas en régimen de alquiler.

El otro proyecto que también va a poder salir adelante es el de la séptima fase del Cerro del Moro, aunque todavía quedaría pendiente una octava. Actualmente, la Consejería está acelerando la firma de escrituras a fin de hacerse con la propiedad de los 47 inmuebles que habrá que demoler para disponer del suelo en el que se edificarán las 67 nuevas viviendas proyectadas en la séptima fase de esta intervención.

La Junta se propone ejecutar la demolición de los tres edificios en el primer trimestre del próximo año para poder iniciar las obras a continuación. La inversión estimada para la séptima fase, incluidos los costes de adquisición de viviendas, demolición y edificación, es de 8,8 millones. Tanto uno como en otro proyecto deben ejecutarse en el plazo de un año y medio desde que se inicien las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios