OBITUARIO

Adiós a José Antonio Alcina, tutor del rey Felipe

  • El preceptor del entonces Príncipe de Asturias durante diez años falleció el pasado sábado en El Puerto de Santa María

El pasado sábado en El Puerto de Santa María, su lugar de residencia, fallecía a los 82 años el general de Infantería de Marina José Antonio Alcina del Cuvillo. Nacido en Cádiz, en la calle Ceballos, fue durante una década, entre 1984 y 1993, preceptor y tutor del entonces príncipe Felipe de Borbón, hoy rey de España. Después de ejercer como ayudante de campo de don Juan Carlos desde 1978, el Monarca, en la actualidad rey emérito, le encargó la educación del heredero a la corona, a quien acompañó tanto en sus estudios en Canadá, Zaragoza, Marín o Madrid como en sus viajes oficiales.

Ya desligado de la Zarzuela, Alcina comenzó a escribir en en el año 1996 un libro donde iba a relatar las vivencias con don Felipe en esa década en la que fue su secretario-ayudante. La obra se iba a publicar en 1998, pero Alcina la retiró de la editorial Planeta tras consultarlo con el Príncipe. Finalmente, y con el ahora monarca más proclive a su publicación, el libro, Felipe VI, así se formó el Príncipe heredero, fue publicado por la editorial La Esfera de los Libros en el año 2004.

José Antonio Alcina del Cuvillo había nacido en Cádiz en 1936. Ingresó en el Cuerpo de Infantería de Marina, previa oposición, en el año 1956. Después de cinco años en la Escuela Naval Militar, ascendió a teniente y fue destinado al Grupo Especial de IM en San Fernando.

Fue nombrado Ayudante de Campo del rey en 1978, cargo que ostentó durante seis años. En 1984, Juan Carlos I le confió la tarea de vigilar la educación y formación del Príncipe. En 1989 fue nombrado ayudante-secretario de Don Felipe. Según una reseña sobre su persona en La Esfera de los Libros, "participó activamente en todo el proceso formativo del heredero hasta 1993, cuando fue cesado de su cargo. Entonces pasó a desempeñar el cargo de 2º Jefe del Cuarto Militar del Rey y en 1996, tras dieciocho años de servicio a la Corona, pasó a la situación de reserva".

Tanto los Reyes de España, Felipe y Letizia, como sus antecesores, Juan Carlos Sofía, enviaron coronas de flores a la capilla ardiente que se instaló en el tanatorio de El Puerto. Descanse en paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios