Otra consecuencia del coronavirus en Cádiz La APBC apremia al Ayuntamiento para que aclare si habrá Gran Regata 2020 o no

  • El equipo municipal espera estos días una carta desde la Sail Training International (STI) notificando el posible aplazamiento hasta el año de la gran cita programada para este mes de julio

  • Si Cádiz se retira de la convocatoria tendría que pagar una penalización que ronda el millón de euros, por lo que espera que sea la STI la que de el paso de aplazarla

Más de un millón de personas pasaron por los muelles de Cádiz durante los cinco días que duró la Gran Regata de 2012. Más de un millón de personas pasaron por los muelles de Cádiz durante los cinco días que duró la Gran Regata de 2012.

Más de un millón de personas pasaron por los muelles de Cádiz durante los cinco días que duró la Gran Regata de 2012. / D.c. (Cádiz)

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) ha pedido al Ayuntamiento información sobre la marcha de los preparativos de la Gran Regata 2020, programada para principios del próximo mes de julio.

Es más que evidente que un evento como éste que logró reunir en 2012 en el Muelle de Cádiz a más de un millón de personas está más que en el aire debido a la situación que ha provocado la crisis sanitaria del Covid-19. Y ante tal evidencia, la propia presidenta de la APBC, Teófila Martínez, ha contactado con equipo organizador de la Gran Regata en el seno del Ayuntamiento de Cádiz para que le dieran el minuto y resultado de los preparativos que rodearán a tan magno evento.

Cabe recordar que la APBC no tiene ningún tipo de responsabilidad en la organización de este encuentro internacional organizado por la Sail Training International (STI) sino que es el Ayuntamiento el que ejerce de padrino o madrina de la regata. La Autoridad Portuaria responde a la petición del Ayuntamiento cediendo los terrenos y las instalaciones necesarias para el tiempo que dura el evento así como concediendo la autorización administrativa para su celebración.

El Ayuntamiento respondió a la ex alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, que estaba a la espera de una carta de la propia STI con la posible decisión del aplazamiento un año la celebración de la Gran Regata de 2020.

Este extremo está aún por confirmar pero todo apunta a que ante la marcha de la crisis sanitaria a escala mundial serán muchos los puertos que participarán en el evento los que no puedan hacerse cargo de las medidas de seguridad que requiere el evento para garantizar su celebración.

En ese aspecto, el Ayuntamiento se ha mostrado dispuesto a seguir adelante con la organización de este encuentro marítimo que se tenía que organizar a principios de julio. De lo contrario, si el equipo que dirige José María González ‘Kichi’ optara por renunciar a su papel en esta regata, se vería obligada a pagar una penalización que puede oscilar entre los 800.000 euros y el millón de euros, una cifra que podría suponer un agujero importante en las arcas municipales, sobre todo tras la crisis sanitaria que ha provocado que el Ayuntamiento haya tenido que volcar sus mayores esfuerzos tanto humano como económicos en dar cobertura a los gaditanos más vulnerables.

Esta penalización viene contemplada, según confirman fuentes municipales, en el contrato firmado por el Ayuntamiento de Cádiz con la STI. En ese acuerdo también se incluye el pago de una fianza cuya cuantía no ha trascendido, con la que la STI juega en el caso de que se diera algún fallo en la organización o en la promoción del evento o en cualquier otro punto que pudiera influir en la marcha y éxito de la Gran Regata 2020.

Imagen de la llegada a Cádiz de uno de los veleros de la Regata de 2000. Imagen de la llegada a Cádiz de uno de los veleros de la Regata de 2000.

Imagen de la llegada a Cádiz de uno de los veleros de la Regata de 2000. / Julio González (Cádiz)

De esta manera, si el escrito que llegará en los próximos días (al parecer se esperaba el lunes pasado pero en Reino Unido era festivo por ser Lunes de Pascua) incluyera la notificación del aplazamiento del evento y la suspensión para este 2020, el Ayuntamiento no tendría que pagar ningún tipo de penalización al ser la propia organización la que opta por tomar tal decisión.

Cabe recordar que la regata de este año tiene prevista su inicio en Lisboa el 2 de julio y su estancia en el puerto de Cádiz entre el 9 y el 12. La siguiente escala será La Coruña, entre el 24 y el 27 del mismos mes, para concluir en el puerto de Dunkirk, en Francia, el 6 de agosto.

El Ayuntamiento de Cádiz ya tenía confirmadas más de 30 embarcaciones, entre ellas once de clase A, incluyendo el buque escuela de la Armada Española, el Juan Sebastián de Elcano, que no pudo participar en la anterior edición de la regata en 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios