Andalucía

José Bretón pide su libertad para poder buscar a sus hijos

  • La Policía y el equipo de arqueólogos centran sus pesquisas en la zona de los naranjos de la finca donde tres excavadoras se afanan en la retirada de tierra.

Comentarios 6

A tan sólo cuatro días de que se cumplan nueve meses de la desaparición de Ruth y José, su padre, José Bretón, sigue insistiendo en su inocencia y en que los dos pequeños se perdieron a causa de un despiste en el Parque Cruz Conde. Así lo aseguró ayer el hijo de su letrado, Baldomero Sánchez de Puerta, tras finalizar una nueva jornada de búsqueda, quien insistió en que su cliente reitera que los dos hermanos, de seis y dos años, no se encuentran en la finca y que su único fin es quedar en libertad para "poder buscarlos".

Bretón, que se encuentra interno en el centro penitenciario de Alcolea desde el pasado 21 de octubre, según detalló su letrado, mantiene una actitud "muy tranquila" durante las últimas jornadas  de rastreos en la finca de Las Quemadillas, propiedad de los abuelos paternos, al tiempo que expresa su deseo de salir de prisión. "Él pide su libertad, pero no de una forma egoísta para disfrutar de la vida, sino para buscar a los niños", señaló el letrado. Asimismo, Sánchez de Puerta desmintió que su cliente hubiera hablado con ningún agente encargado de la investigación para comunicarle que si lo dejan en libertad dirá dónde se encuentran los dos pequeños. "Él me ha asegurado esta mañana que eso no ha salido de su boca y mucho menos a un policía. Creo que ha sido un comentario sacado fuera de contexto, ya que siempre dice que quiere su libertad para buscar a sus hijos, pero él no sabe dónde están", detalló el abogado.

Las labores de búsqueda en la finca comenzaron ayer pasadas las 09:00, después  de la llegada del furgón policial que traslada a Bretón desde la prisión hasta la finca de sus padres. Según explicó Sánchez de Puerta, durante toda la mañana los agentes encargados de la investigación del paradero de los pequeños y el equipo de arqueólogos se centraron en la zona de los naranjos, situada junto a la vivienda principal de la parcela, aunque sin hallar ninguna pista. Estos trabajos se desarrollaron con la ayuda de tres máquinas excavadoras, que una jornada más se afanaron en la retirada de tierra en el terreno. "La búsqueda se ha vuelto a centrar en los  naranjos. Las semanas anteriores los registros fueron más exhaustivos y laboriosos dentro de la casa, pero ahora todo tiene lugar fuera", señaló el letrado. Así, la maquinaria pesada estuvo retirando durante casi seis horas toda la tierra de la zona del naranjal. "Las palas excavan en cada hilera de naranjos y dejan la tierra en montículos para luego volver a colocarla una vez que los arqueólogos terminen su trabajo", dijo. José María Sánchez de Puerta, por su parte, ya indicó el pasado lunes que los expertos ya habían excavado doce de los 20 puntos marcados durante la semana pasada por el georradar.

El rastreo en la finca finalizará el próximo viernes. Sánchez de Puerta reiteró que, si finalmente no se obtienen resultados, solicitará por tercera vez la libertad de José Bretón, acusado de dos delitos de detención ilegal y uno de simulación de delito,  apoyándose además en los resultados de contrainforme que pone en duda los resultados de un estudio de la Universidad de Valencia, que concluye que las posibilidades de que los niños no llegaran al Parque Cruz Conde son de un 98%. "El contrainforme va bien y se presentará en el momento procesal oportuno, es decir,  cuando acaben los registros y se pida de nuevo la libertad de José Bretón", dijo el letrado.

El letrado, no obstante, no quiso hacer ninguna valoración sobre el auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla que ordena a cinco familiares de Ruth Ortiz, la madre de los pequeños desaparecidos , la medida cautelar de prohibición de acercarse a Rafael Bretón y a su familia. Sánchez de Puerta insistió en que esa causa es independiente de la búsqueda de los menores y que, por lo tanto, la sigue otro juzgado. Esta decisión del magistrado se produjo a principios de semana después de que el hermano de José Bretón presentara dos denuncias en las que solicitaba una orden de alejamiento contra familiares y allegados de la madre de los menores.

El juez, en concreto, ha prohibido a cinco de los familiares, que fueron identificados por la Guardia Civil, a aproximarse al tío paterno de los niños, así como al resto de su familia, su lugar de trabajo o "cualquier otro lugar frecuentado por los mismos, así como de comunicarse con ellos, durante la tramitación de la presente causa". La hermana de Bretón, Catalina, también ha presentado varias denuncias por la "presión" de la familia materna de los niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios