Andalucía

Imbroda reconoce que su plan de refuerzo no acaba con el abandono escolar

  • La oposición lamenta que sólo el 3% de las plazas vacantes en el programa estival para niños de Primaria han quedado cubiertas

El consejero de Educación, Javier Imbroda, durante una reciente comparecencia. El consejero de Educación, Javier Imbroda, durante una reciente comparecencia.

El consejero de Educación, Javier Imbroda, durante una reciente comparecencia. / D. S.

“Soy consciente de que un programa de 15 días no va a solucionar el abandono escolar”. El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, se ha tenido que esforzar este miércoles para defender, desde la tribuna del Parlamento, el plan de refuerzo estival que impulsó como una de las medidas estrellas de su departamento. Después de recibir las críticas de asociaciones de padres y madres, sindicatos y de toda la oposición, Imbroda ha reconocido que la iniciativa es “sólo” una más de un plan piloto que está por desarrollar.

Imbroda ha detallado en el Pleno qué sólo 3.657 de las 100.000 plazas disponibles han quedado cubiertas. También ha revelado el número de profesores que se han presentado voluntarios para atender a esos alumnos de 5º y 6º de Primaria durante el mes de julio. Son 1.674 docentes que deberán organizarse en dos grupos –uno por quincena– para dar clases de refuerzo de Matemáticas, Lengua e Inglés a esos niños.

Entre los objetivos marcados en la comparecencia por Imbroda está acabar con la “brecha estival”, es decir, ocupar durante el mes de julio a los menores que disfrutan de unas vacaciones de casi tres meses. Y, de esta manera, ayudar a las familias a conciliar su vida laboral durante un mes no lectivo. Imbroda se ha referido también a la importancia de la actividad física, que también tiene hueco dentro del programa de refuerzo.

Ninguna de estas explicaciones ha servido para satisfacer a ninguno de los partidos de la oposición. Ni siquiera a los socios parlamentarios del Gobierno del que Imbroda forma parte, aunque las críticas de Vox fueron por motivos distintos de las del PSOE y Adelante. La diputada almeriense Luz Belinda Rodríguez, ha afeado al dirigente de Ciudadanos que sólo se hayan puesto a disposición de las familias 100.000 plazas –de las que se ha cubierto un 3%– cuando hay 400.000 alumnos de Primaria.

Rodríguez ha sugerido también dedicar parte de los 10,5 millones de euros que pone la Junta –de fondos europeos– para contratar a más profesores de apoyo. Pero la diputada de Vox no fue la más dura del debate. Este papel se lo ha quedado José Ignacio García, de Adelante Andalucía, quien ha definido como “una escuela de verano” el programa de refuerzo defendido por Imbroda.

El diputado gaditano ha calificado de “insulto a los docentes” que “se pretenda acabar con los problemas con diez horas de lengua y diez de matemáticas”. Por su parte, la socialista María Márquez ha tachado de “ridículo histórico” el escaso éxito que ha suscitado la iniciativa entre las familias. “A 10 de mayo, tenía apuntados más profesores que alumnos”, apostillo la parlamentaria onubense, quien acusó a Imbroda de elegir “a dedo” a los 235 centros participantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios