Ataques violentos a mujeres De Rocío Wanninkhof a Laura Luelmo

  • Los casos más destacados de desapariciones y episodios de violencia sexual contra las mujeres acontecidos durante las dos últimas décadas en Andalucía.

Laura Luelmo, la joven profesora asesinada en El Campillo. Laura Luelmo, la joven profesora asesinada en El Campillo.

Laura Luelmo, la joven profesora asesinada en El Campillo. / M.G.

El asesinato de la profesora Laura Luelmo en Huelva es el último caso de violencia sexual sufrido por una mujer en Andalucía. La crónica negra se retrotrae aquí dos décadas hasta uno de los episodios que más conmoción causaron en la opinión pública: el asesinato de la joven Rocío Wanninkhof en Mijas (1999).

A continuación se detallan nueve de los casos más duros sucedidos desde entonces, entre ellos dos desapariciones de jóvenes que todavía hoy siguen sin desenlace:

El crimen del Parque Amate de Sevilla (2017)

Detalle del estado en el que se encontraba el cadáver de la fallecida Detalle del estado en el que se encontraba el cadáver de la fallecida

Detalle del estado en el que se encontraba el cadáver de la fallecida / Juan Carlos Muñoz

Uno de los capítulos más recientes, por el que su autor ha sido condenado a 14 años de cárcel hace tan solo unas semanas. Durante el juicio se demostró probado que Miguel Ángel Fernández Delgado acudió a comprar droga al barrio sevillano de Los Pajaritos el 26 de julio de 2017. Allí se encontró con la víctima, Pilar C. D., y acordaron mantener relaciones sexuales a cambio de 20 euros y estupefacientes. Se desplazaron al Parque Amate de noche, donde consumieron rebujo (una mezcla de heroína y cocaína). Empezaron a discutir porque la víctima se quería ir por miedo a que los vigilantes los descubrieran. Cuando Pilar se puso los pantalones para marcharse, Fernández la estranguló hasta la muerte y le arrancó la ropa, aunque luego no la violó porque se percató de que estaba muerta. Horas más tarde, al amanecer, quemó el cadáver allí mismo para ocultar pruebas biológicas. A la mañana siguiente un corredor encontró el cuerpo.

Fernández Delgado llega a los juzgados. Fernández Delgado llega a los juzgados.

Fernández Delgado llega a los juzgados. / Juan Carlos Vázquez

Fernández Delgado, que había salido recientemente en libertad tras nueve años encerrado por una agresión sexual, violó también a una joven de 24 años que corría el 28 de agosto por el Parque del Tamarguillo. La madrugada del 2 de septiembre se entregó a la Policía aconsejado por su pareja y confesó ser el autor de esta última agresión, por la que será juzgado a finales de enero. Ya en prisión preventiva fue detenido tras ser relacionado por los investigadores con el crimen del Parque Amate y corroborar las pruebas que era el asesino.

El violador del Parque de María Luisa (2016)

El cadáver de Sara D. M. apareció la mañana del 23 de febrero de 2016 en un banco del Parque de María Luisa. Estaba acurrucada como si hubiera pasado la noche dormida allí. En un primer momento se barajó la hipótesis del suicidio, pero las brutales lesiones vaginales y anales que los forenses detectaron durante la autopsia dieron un giro al caso.

Francisco Morillo Suárez, el violador del Parque de María Luisa. Francisco Morillo Suárez, el violador del Parque de María Luisa.

Francisco Morillo Suárez, el violador del Parque de María Luisa. / juan carlos vázquez

Su asesino, Francisco Morillo, llegó al parque en bici sobre las 21:30 para observar a las parejas que suelen sentarse en la zona del monumento a Bécquer o mantener relaciones con alguien si se daba el caso. Allí se encontró a la víctima aturdida y semi inconsciente en un banco. Sara sufría depresión y había ingerido medicamentos en un falso intento de suicidio. No era la primera vez que lo hacía y se tomó la dosis que sabía que no la mataría. Morillo, con gusto por el sadomasoquismo y otras prácticas sexuales extremas, se aprovechó de ella para violarla con tal brutalidad que las lesiones provocaron que la víctima se desangrara cuando la abandonó en el mismo sitio en el que la encontró.

La Audiencia de Sevilla condenó a Morillo a 24 años de cárcel por un delito de asesinato y a otros 15 años por la agresión sexual, pero el Tribunal Supremo rebajó luego la pena a 25 años

El descuartizamiento de Laura Cerna en Sevilla (2010)

Laura Cerna. Laura Cerna.

Laura Cerna.

La desaparición de la norteamericana Laura Cerna fue denunciada ante la Policía el sábado 4 de septiembre 2010. El cuerpo de la mujer, de 49 años, fue hallado descuartizado el día 23 de ese mes en el río Guadalquivir a la altura del Puente de las Delicias. La cabeza y un brazo fueron encontrados en una bolsa, mientras que el resto del cadáver estaba en una maleta.

La fallecida era natural de Nueva York, pero llevaba varios años residiendo en Sevilla, donde se había afincado en el barrio del Tiro de Línea. En la misma zona vivía también su asesino, Antonio Gordillo Sala, de 30 años y con antecedentes policiales.

Antonio Gordillo Sala, asesino de Laura Cerna. Antonio Gordillo Sala, asesino de Laura Cerna.

Antonio Gordillo Sala, asesino de Laura Cerna.

Tras conocer a Laura en un bar, el hombre la invitó a subir a su casa, donde estuvieron tomando una copa e hizo que la víctima consumiera cocaína. Él le propuso mantener relaciones sexuales, ella se negó, y acabó golpeándola y dejándola inconsciente tras intentar forzarla. Luego la llevó al cuarto de baño y la mató  a cuchilladas para que no denunciara los hechos.

En abril de 2012, Gordillo fue hallado culpable por un jurado popular y condenado a 19 años de cárcel por el crimen.

El caso Marta del Castillo (2009)

El asesinato más mediático de la historia criminal española de este siglo, además de uno de los pocos enjuiciados sin que se haya encontrado el cadáver.

El 24 de enero de 2009, Marta del Castillo, de 17 años, no volvió a casa tras salir con unos amigos. Tras más de 20 días de rastreo, el 13 de febrero fueron detenidos su ex novio Miguel Carcaño y el amigo de éste Samuel Benítez, que confesaron que el primero mató a la joven y el otro le ayudó a deshacerse del cadáver tirándolo al río Guadalquivir, donde comenzó una laboriosa búsqueda sin resultado.

Marta del Castillo. Marta del Castillo.

Marta del Castillo.

Dos días más tarde fue detenido El Cuco, menor y amigo también del asesino confeso. Samuel rectificó su versión y se exculpó del crimen sólo tres días después del arresto. Un mes más tarde, Miguel también cambió su testimonio y aseguró que fueron él y El Cuco, y no Samuel, los que mataron a Marta en su casa en la calle León XIII tras violarla. En la nueva versión decía que arrojaron el cuerpo a un contenedor, lo que dio lugar a otra búsqueda infructuosa en el vertedero de Alcalá de Guadaíra.  

En marzo de 2011, El Cuco salió absuelto de la violación y el asesinato de Marta y fue sentenciado por encubrimiento a casi tres años de internamiento en un centro de menores. En octubre de ese mismo año arrancó el juicio a los cuatro adultos implicados. Junto a Miguel estaban acusados como encubridores el hermano de éste, Francisco Javier Delgado, y su novia, María García.

El asesino de Marta, Miguel Carcaño. El asesino de Marta, Miguel Carcaño.

El asesino de Marta, Miguel Carcaño. / EFE

Finalmente, todos menos Miguel Carcaño fueron absueltos por falta de pruebas. El asesino acabó sentenciado a 20 años de cárcel tras reconocer que la mató al golpearla con un cenicero en la cabeza durante una discusión, pero negó que la violara y la asfixiara.

La familia de Marta recurrió al Tribunal Supremo sin éxito para que se repitiera el juicio. Ya cumpliendo condena, Carcaño ha señalado en varias ocasiones posibles lugares donde pudiera estar oculto el cadáver sin que haya sido encontrado.

La desaparición y asesinato de Mari Luz Cortés (2008)

El último caso de estas características que golpeó a la provincia de Huelva antes del de Laura Luelmo.

El 13 de enero de 2008, en la Plaza Rosa de El Torrejón, en Huelva capital, la niña Mari Luz Cortés desapareció a plena luz del día a escasos metros de su casa.

Mari Luz posa junto a su padre, Juan José Cortés. Mari Luz posa junto a su padre, Juan José Cortés.

Mari Luz posa junto a su padre, Juan José Cortés.

La búsqueda de la pequeña, de sólo cinco años, se alargó durante 54 días por todos los rincones de la ciudad y en un radio de diez kilómetros. La desaparición provocó una movilización ciudadana sin precedentes en la capital onubense, con marchas de hasta 10.000 personas pidiendo su libertad ante la hipótesis de un secuestro. 

El cadáver fue hallado el 7 de marzo flotando en aguas de la ría de Huelva. El principal sospechoso de la desaparición, Santiago del Valle, fue detenido a los tres días junto a su mujer tras huir a Granada, pero la Policía no pudo retenerlo ante la falta de pruebas. Casi 20 días más tarde, el día 25, el pederasta, su esposa, y su hermana, Rosa del Valle, fueron detenidos en la estación de autobuses de Cuenca. Del Valle tenía planeado huir al extranjero, lo que precipitó los arrestos.

El asesino de Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, custodiado por la Policía Nacional. El asesino de Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, custodiado por la Policía Nacional.

El asesino de Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, custodiado por la Policía Nacional. / Jaime Martínez

Sus antecedentes por abusos sexuales a menores y, sobre todo, una sentencia de 2002 contra él por abusar sexualmente de su propia hija, que no se llegó a ejecutar, pusieron en entredicho el sistema judicial español. El pederasta debía estar en prisión cuando acabó con la vida de Mari Luz.

El 18 de marzo de 2011, Santiago del Valle fue condenado a 22 años por asesinato y abuso sexual. Su hermana Rosa cumple una pena de nueve por cómplice.

Sin Amy Fitzpatrick más de una década (2007)

Amy Fitpatrick pasó la Nochevieja de 2007 en casa de su amiga Ashley, en la urbanización Calypso de Mijas-costa. La mañana del 1 de enero de 2008 fueron juntas a la vecina localidad de Fuengirola y regresaron a la vivienda. La madre de Ashley señala que la joven se marchó sobre las 22:00 para su casa, en la urbanización Riviera del Sol. La madre de Amy y su pareja denunciaron dos días después la desaparición de la misma.

Amy Fitzpatrick. Amy Fitzpatrick.

Amy Fitzpatrick.

En la  búsqueda de Amy, sus familiares se desplazaron a Marruecos, Gibraltar y localidades costeras españolas para repartir carteles con fotos suyas. La investigación se mantiene abierta una década más tarde.

El asesinato de la malagueña Sonia Carabantes (2003)

En agosto de 2003, una joven de 17 años desapareció durante las fiestas de la Virgen de la Fuensanta en Coín (Málaga). Días más tarde, una pareja encontró el cadáver de Sonia Carabantes en un parque industrial de un pueblo próximo al municipio. Estaba semidesnuda y sepultada bajo basura.

Una foto de Sonia Carabantes, durante su búsqueda. Una foto de Sonia Carabantes, durante su búsqueda.

Una foto de Sonia Carabantes, durante su búsqueda.

La autopsia desveló que había sido estrangulada y recuperó fibras de entre sus uñas. Lo inesperado llegó cuando el ADN de esos restos coincidió con el de unas colillas encontradas en la escena del crimen de Rocío Wanninkhof.

Se trataba de restos biológicos de Tony Alexander King. La esposa del ciudadano inglés afincado en la Costa del Sol acudió a la Policía alertada por los medios, tras recordar que su marido había estado en la Feria de Coín la noche de la desaparición de Sonia. Recordaba que éste había llegado a casa con arañazos en la cara y los brazos, aunque los había justificado en una pelea con otro hombre.

Tony Alexander King, durante el juicio. Tony Alexander King, durante el juicio.

Tony Alexander King, durante el juicio.

El  asesino fue detenido el 19 de septiembre y confesó los dos crímenes. Fue condenado a más de 50 años por ambos. Había llegado a España en 1996 con otros apellidos después de estar en la cárcel por delitos sexuales. Scotland Yard había comunicado a la Policía Nacional su peligrosidad.

Sin rastro de la  motrileña María Teresa (2000)

El cartel de la desaparición de María Teresa. El cartel de la desaparición de María Teresa.

El cartel de la desaparición de María Teresa.

María Teresa Fernández desapareció en Motril el 18 de agosto del 2000. Aún se desconoce el paradero de la joven, que contaba entonces 18 años, tras despedirse  de su padre a las 21:30 para acudir a un concierto en plenas fiestas del municipio. Quince minutos después, María Teresa le mandó un mensaje de texto a su novio para avisarle de que se retrasaría. Nunca más se supo de ella. 

Muchas han sido las líneas de investigación. Una carta anónima que recibieron los padres ayudó a que la investigación avanzase, pero se desconoce quién la escribió y la mandó. Otra tesis asociaba también la desaparición de la joven con Tony Alexander King. El padre también recibió un mensaje de texto 12 años después de la desaparición. La Policía Nacional sigue investigando la hipótesis de que la joven está viva.

El caso Rocío Wanninkhof (1999)

El punto de partida, con un final inesperado que desprestigió a la Justicia española.

El caso arrancó el 9 de septiembre de 1999, cuando Rocío Wanninkhof, de 19 años, no volvió a su casa a primera hora de la noche tras estar con su novio en La Cala de Mijas, a escaso medio kilómetro de su casa.

La madre de Rocío Wanninkhof, con una foto de su hija. La madre de Rocío Wanninkhof, con una foto de su hija.

La madre de Rocío Wanninkhof, con una foto de su hija.

Días más tarde aparecieron las zapatillas de la joven y un pañuelo. La Policía siguió la pista hasta llegar a un charco de sangre seca en un descampado, el lugar donde se desangró. Tres semanas después hallaron su cadáver completamente desnudo, acuchillado y quemado en un paraje entre Marbella y San Pedro de Alcántara.

María Dolores Vázquez, ex pareja de la madre de Rocío, fue detenida y hallada culpable de asesinato por un jurado popular en septiembre de 2001. El TSJA ordenó repetir el juicio por la falta de consistencia del veredicto, influido por una gran presión mediática.

En 2003 Vázquez quedó en libertad tras el giro experimentado por el caso con el asesinato de Sonia Carabantes. El nuevo proceso, previsto para ese otoño, no se llegó a repetir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios