Consumo

¿Por qué sube el precio de la luz en mitad de la borrasca Filomena?

  • El precio de la luz se ha disparado coincidiendo con una ola de frío que está dejando registros gélidos en el país

Contadores de la luz de un bloque de viviendas. Contadores de la luz de un bloque de viviendas.

Contadores de la luz de un bloque de viviendas.

El precio de la luz lleva unos días registrando picos en medio de la borrasca Filomena, que está dejando temperaturas gélidas en todo el país y registros récord de frío en algunas provincias.

En estos días, el mercado mayorista, que es el que cruza la demanda de electricidad con la oferta, está fijando precios realmente elevados: alcanzó los 120 euros/MWh durante algunas horas del pasado lunes 11, día en que la media fue de 82,45 euros/MWh. El día siguiente, martes 12, la media estuvo en 84,25 euros/MWh, según un informe de la OCU.

Se espera que a medida que el temporal remita los precios vayan bajando y que incluso las fuertes nevadas ayuden a las centrales hidroeléctricas a acumular más agua, lo que contribuirá a que mejoren los precios de la luz en primavera.

¿Por qué se produce esta subida de precios?

En España hace años que funciona un sistema de precios marginalista, el modelo que también se está imponiendo en Europa.

En este sistema, el mercado mayorista se encarga día a día, hora a hora, de ir cruzando la oferta y la demanda: el sistema de precios marginalista consiste en ir cubriendo las necesidades de demanda para cada hora del día con las ofertas de generación más económicas, pero la última oferta que sea necesaria para cubrir la demanda (aunque solo contribuya con un porcentaje nimio), será la que marque el precio de la totalidad de la generación de energía durante esa hora concreta.

En estos días de temporal coinciden tres circunstancias que favorecen el incremento con este sistema marginalista:

- La ola de frío hace que el consumo sea mayor, es decir, crece la demanda.- La contribución de la energía renovable (en especial de la eólica) es baja.- Para cubrir la demanda es preciso recurrir a otras tecnologías como las plantas de ciclo combinado que utilizan gas como combustible y esta tecnología resulta más cara que las demás, tanto por el propio precio del gas como por los derechos de emisión de productos contaminantes que las eléctricas tienen que pagar.

Pues el problema del sistema marginalista es que el precio de esta luz cara es la que tienen que pagar los consumidores, aunque la electricidad generada a partir del gas sólo represente un porcentaje mínimo del mix que se ofrece.

¿A quién le afecta esta subida?

Según la OCU, esta subida afecta a 4 de cada 10 hogares, los que tienen contratada una tarifa indexada al mercado mayorista, sobre todo quienes están en el mercado regulado, sujetos a la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). Son estos hogares los que se ven afectados por estas subidas de precio, al igual que se verían beneficiados si los precios bajaran.

¿Cuánto supondrá la subida?

Pues todo dependerá del consumo que se haga en virtud del número de personas que vivan en el domicilio, el tamaño de la casa o si la cocina o la calefacción son eléctricas por ejemplo. Y también de si la situación se mantiene durante el mes.

Según cálculos de la OCU:

- Si el precio de los 11 primeros días de enero, se mantiene durante todo el mes (0.140038€/kWh), la factura media se elevaría a 74.1 euros al mes. Es decir 13 euros más que el mes anterior.

- Si, una vez acabado el temporal, los precios vuelvan a la normalidad (con los precios medios fijados durante el mes de diciembre - aproximadamente a 0,123€/kWh), la factura mensual sería de 66 euros con un incremento de 5 euros respecto al mes anterior.

- Si los elevadísimos precios de los 5 días de temporal se mantienen durante todo el mes, la factura mensual media se elevaría a 81.4€, lo que supondría pagar en el peor de los casos 20 euros más de luz que en el mes anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios