Vivir en Cádiz

Las playas más increíbles y escondidas de Cádiz

Playa del Cañuelo Playa del Cañuelo

Playa del Cañuelo

Escrito por

R.D.

El litoral gaditano es un tesoro repleto de arenales de todo tipo. Extensas y kilométricas playas y calas, urbanas y más salvajes, repletas de gente y también más recónditas. En estas últimas nos centramos y os proponemos una paseo por algunas de las playas más inaccesibles, en las que tendrás el gusto de estar casi solo... 

La playa del Cañuelo, frente al Faro Camarinal

Playa del Cañuelo. Playa del Cañuelo.

Playa del Cañuelo. / RDA

Acceder a esta playa virgen no es tan fácil, de ahí que sea una de las joyitas que se conservan casi virgen en la costa de Cádiz. Situada en pleno Parque Natural del Estrecho, para llegar a este arenal hay que caminar al menos media hora aproximadamente desde la playa de Los Alemanes. 

Situada estratégicamente entre los acantilados de Gracia y Punta Camarinal, se extiende a lo largo de un kilómetro de playa, y se encuentra rodeada de pinos y de otras especies vegetales que, frente al azul de sus aguas cristalinas y oleaje moderado, potencian su encanto. Otro de sus atractivos es que está resguardada del viento de levante y que ofrece maravillosas vistas del Faro del Camarinal y de la puesta de sol. Eso sí, nada de servicios ni de chiringuitos, es una playa para disfrutar por completo de la naturaleza. 

El camino: Hay que acceder en coche hasta el final de la playa de Los Alemanes y desde allí ir caminando al Faro de Punta Camarinal, y desde allí tomar el sendero que baja hasta El Cañuelo.

Cañillos, a los pies del Retín

Playa de Cañillos en Barbate Playa de Cañillos en Barbate

Playa de Cañillos en Barbate / D.C.

Ubicada entre Barbate y Zahara de los Atunes, la playa de Cañillos es una playa que se conserva virgen, justo en la zona militar del Campo de Adiestramiento del Retín. Aprovechando que en verano paran las maniobras, se puede pasear o bañarse en una zona poco frecuentada y que ofrece además una espectaculares vistas. Tiene una extensión de 3.500 metros de longitud, por unos 35 metros de ancho aproximadamente.  Se accede desde la carretera que une Barbate con Zahara.

La Punta del Boquerón, paraíso rodeado de mar

Playa de la Punta del boquerón Playa de la Punta del boquerón

Playa de la Punta del boquerón / Román Ríos

La Punta del Boquerón es una de las playas más idílicas de la provincia. Se trata de una zona natural y virgen que es el istmo que se forma al final de la playa de Camposoto, en frente de Sancti Petri.

Sus aguas son cristalinas y entre sus otros muchos atractivos se encuentran los dos búnkeres que pueden verse en el litoral, realizado contra el asedio francés en tiempos de la guerra de independencia y que puede observarse en su orilla.

Llegar no es tan sencillo y puede hacerse a través de un sendero de unos dos kilómetros desde la playa de Camposoto, bien vía embarcación desde la playa de Sancti Petri, en Chiclana. 

Desde el mismo aparcamiento de la playa de la Isla existe un existe un sendero señalizado con diversos miradores y paneles explicativos para disfrutar del lugar, además de pasarelas de madera para facilitar el tránsito a través de zonas arenosas y zonas intermareales que pueden ser cubiertas por el agua con mareas grandes.

Playa de Castilnovo, entre El Palmar y Conil

Playa de Castilnovo Playa de Castilnovo

Playa de Castilnovo / D.C.

Se trata de una zona virgen y sin urbanizar ubicada a final del pueblo conileño y llegando a su límite con Vejer. Esta playa que le debe su nombre a la torre vigía que se encuentra muy cerca, la Torre de Castilnovo, se extiende en 1,7 kilómetros de arena blanca, donde se suele practicar nudismo.  No tiene servicio de playas y no es de fácil acceso. Se puede acceder a ella cruzando el puente del Río Salado desde Conil , por caminos de tierra o desde la vecina playa de El Palmar, dejando el coche en el pequeño aparcamiento al final de la carretera paralela a esta playa.

Calas del Mirlo en Tarifa

Cala del Mirlo Cala del Mirlo

Cala del Mirlo / Wikiloc

Esta recóndita cala es menos transitada de lo habitual debido al difícil acceso. Para llegar a ella hay que continuar la carretera desde la conocida playa de Punta Paloma (Tarifa) hasta adentrarte en el sendero que lleva al restaurante El Mirlo. Desde este lugar hay que andar unos 15 minutos y ya se alcanzan estas pequeñas y solitarias calitas. Son playas de aguas cristalinas, pero también pedregosas y muy bonitas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios