Playas en Cádiz

Playas de Cádiz capital

  • Cuatro arenales para todos los gustos a lo largo de siete kilómetros de costa

Playa de la Caleta. Playa de la Caleta.

Playa de la Caleta. / Julio González

Comentarios 2

Cádiz capital cuenta con cuatro playas, repartidas en un total de 7,2 kilómetros de arenas rubias, cuyas excelentes condiciones les revalida prácticamente año tras año sus cuatro banderas azules. Las hay para todos los gustos, pequeña y con el bello encanto que brinda en pleno centro gaditano la playa de La Caleta; también pequeña y hermosa por su paisaje flanqueada por espigones como Santa María; la más grande -con una longitud de 2.500 metros- y mejor dotada en cuanto a equipamientos es La Victoria, que recorre prácticamente toda zona costera de Extramuros, mientras que Cortadura se erige como la más salvaje y virgen, gracias al sistema dunar que la protege.

La Caleta

La playa de la Caleta con el Castillo de San Sebatián al fondo. La playa de la Caleta con el Castillo de San Sebatián al fondo.

La playa de la Caleta con el Castillo de San Sebatián al fondo. / Julio González

Es la más coqueta de las cuatro playas gaditanas, de las más buscadas por los turistas por sus impresionantes puestas de sol, y la más saturada debido a su corta longitud, unos 450 metros. La hermosa estampa la sirven los dos castillos que la escoltan, Santa Catalina y, más a lo lejos, San Sebastián, así como el Balneario de la Palma (sede actual de Centro de Arqueología Subacuática), como epicentro geográfico de la playa. Es una playa completamente integrada en la ciudad, en el barrio de la Viña, lo que la convierte en una de las más familiares, aunque cada vez sean más los turistas que se acerquen a darse un baño en sus tranquilas aguas, sin apenas oleaje. La hace todavía más pintoresca las barquitas de los pescadores gaditanos y su estragética posición protegida del viento de levante. En el sector servicios cuenta con el Bar Club Caleta y la peña Juan Villar, aparte de las típicos quioscos de helados en su paseo marítimo.

Santa María

La playa de Santa María es una gran cala urbana. La playa de Santa María es una gran cala urbana.

La playa de Santa María es una gran cala urbana. / Julio González

Es también de las playas más bellas por su geografía, con dos espigones acunando la única cala urbana de esta ciudad y la más pequeña de todas, con 370 metros. Conocida como los corrales o la playita de las mujeres, es sin duda la playa de los surferos, durante el invierno, debido al oleaje de la zona, mientras que en verano se convierte en una playa muy familiar y arraigada entre sus fieles usuarios. Es una playa bien posicionada frente al viento de Levante y dispone de un chiringuito y un restaurante en la bajada en cuesta situada más al norte, la más pegada al centro urbano. Aparte de los medios de transportes habituales, se puede acceder a ella por el carril bici que recorre el paseo marítimo.

La Victoria

La playa Victoria es la playa urbana más extensa. La playa Victoria es la playa urbana más extensa.

La playa Victoria es la playa urbana más extensa. / Julio González

Es la playa de Cádiz por excelencia, uno de sus grandes referentes y segunda más extensa, con 2.500 metros de finas y rubias arenas que empiezan donde acaba Santa María y arranca Cortadura. Cuenta con la oferta más completa en el sector servicios, con varios chiringuitos a lo largo de su arenal, restaurantes, cafeterías y bares de copa a lo largo de todo el paseo marítimo que la atraviesa, e instalaciones para realizar varias actividades deportivas en la zona para calistenia, de voley-playa, fútbol-playa, balomnano y otras modalidades. Es la playa preferida por los turistas y también muy familiar. El carril bici también recorre esta playa en toda su extensión.

Cortadura

Cortadura es la única playa virgen de la ciudad. Cortadura es la única playa virgen de la ciudad.

Cortadura es la única playa virgen de la ciudad. / Julio González

Es la playa más salvaje de las cuatro, debido a su singular sistema dunar, así como la más extensa, con 3,9 kilómetros de arenas finas y doradas. Al situarse fuera ya del ámbito urbano, que no de los límites del municipio, es la menos concurrida de todas, aunque las zonas de aparcamiento se agotan bien pronto, salvo en el área conocida como la gallega, pues está provista de una gran bolsa de aparcamiento situada en mitad de la autovía dirección a San Fernando. Dispone de dos chiringuitos y vigilancia, y un módulo con servicios de playa. También acoge varias actividades deportivas, pues en su primer módulo se aloja la escuela Escuela Náutica Municipal, además de atraer a los amantes del surf, y sobre todo, del kite surf.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios