DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Vivir en Cádiz

Una buena alimentación y combatir el sedentarismo, claves para evitar el sobrepeso en la tercera edad

  • El farmacéutico y nutricionista Julián Correa explica que para encontrar el peso ideal lo importante no es tanto hacer dieta como "comer bien" e insiste en la necesidad de realizar algún tipo de actividad física suave

Dos ancianos, en una terraza de Chiclana. Dos ancianos, en una terraza de Chiclana.

Dos ancianos, en una terraza de Chiclana. / Sonia Ramos

Un estudio desarrollado por el Colegio de Farmacéuticos de Cádiz a través de datos recopilados en farmacias de toda la provincia alerta de un alto índice de sobrepeso y obsesidad entre los gaditanos mayores de 65 años. En concreto, según dicho estudio, el 82% de la población en este rango de edad o superior padece exceso de peso.

La investigación señala el sedentarismo o el excesivo consumo de fármacos como posibles causas, pero ¿qué hay que hacer para que adelgacen estas preocupantes cifras? El farmaceútico y nutricionista Julián Correa Matos nos aporta algunas claves para llevar una vida saludable, subrayando que "la salud comienza en la alimentación". No se trata, por tanto, de hacer dieta, sino de "comer bien" para que evitar que el peso se dispare y controlar también posibles enfermedades relacionadas con el sobrepeso como la diabetes o la hipertensión. 

En primer lugar, Correa recomienda "no descuidar las comidas", evitando en la medida de lo posible los alimentos precocinados y utilizando todos los ingredientes que sean necesarios. Desterrar la pereza en la cocina es fundamental para adquirir unos hábitos alimenticios saludables, más aún en edades avanzadas. Es importante procurar una distribución equilibrada del ritmo y número de tomas, adquiriendo estos buenos hábitos de forma progresiva. Tampoco conviene abusar de la sal, que favorece la retención de líquidos. Es importante mantenerse bien hidratado bebiendo al menos dos o tres litros de agua al día.

El nutricionista gaditano considera clave el desarrollo de algún tipo de actividad física suave de forma regular, adaptada a las necesidades y limitaciones de cada persona. Una caminata de 30 o 45 minutos cada tres o cuatro días de la semana es un buen punto de partida para mantener los kilos de más a raya, siempre bien hidratados y evitando las horas más calurosas del día. Un paseíto por Cádiz al caer la tarde, ahora que además ha llegado el buen tiempo, es tan gratificante como saludable.

Ni dietas milagro, ni soluciones mágicas. Julián Correa asegura que "todas las dietas no son válidas para todo el mundo, cada uno tiene una situación especial y unas necesidades específicas". Por ello, anima a acudir "al médico, a la farmacia o al nutricionista" para recibir un tratamiento personalizado acorde a las necesidades del paciente. "Conviene consultar al especialista para hacer las cosas bien". Y es que cuidar la alimentación es, en definitiva, cuidar la vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios