La autonómica en transición

Canal Sur: el cambio de no cambiar nada

  • El nuevo gobierno deja en compás de espera a la RTVA con la propuesta de dirección de Carmen Estero

Toñi Morerno en el único programa renovado de la parrilla de Canal Sur de cara al nuevo trimestre Toñi Morerno en el único programa renovado de la parrilla de Canal Sur de cara al nuevo trimestre

Toñi Morerno en el único programa renovado de la parrilla de Canal Sur de cara al nuevo trimestre / RTVA

Comentarios 8

Pedimos perdón. El pasado 23 de diciembre de 2018 publicábamos en esta web un reportaje titulado “Canal Sur cambiará... pero poquito”. Pues nos hemos equivocado. Otra vez. En concreto en Canal Sur no cambiará nada. Ni nada cambiará. El futuro nombramiento de la directiva económica de la casa y de toda confianza de la dirección interina, Carmen Estero, augura archivos bajo llave y tranquilidad en las masas. Un continuismo en la parrilla que se antoja exasperante para los trabajadores desmotivados del ente y esos productores y creativos que deberán volver la mirada hacia Madrid o más allá para buscar trabajo. La RTVA seguirá en su rumbo hacia el descenso y la distancia, con sus audiencias bajo mínimos, sus contenidos alejados de la realidad de la mayoría de los andaluces y el desencanto salvo para los que suspiran porque seguirán en unos puestos de trabajo donde tal vez sólo se les exige aparecer por la oficina.

La programación ya de por sí de carácter reaccionario que se viene ofreciendo a lo largo de este siglo cuenta con todos los parabienes del nuevo gobierno, ya colocado en un pedestal en los informativos. E incluso para deleite de los jinetes de Vox se ha renovado a Todo Caballo, que ha pasado a los sábados a la una de la tarde, formando tándem con el dominical Toros para todos, a cargo de los hermanos Romero. La Andalucía a caballo sonríe. La de la ciudad sigue en el olvido. Y Susana Díaz, pese a todo, sigue triunfando en la RTVA porque su modelo de comunidad autónoma y de televisión para los andaluces seguirá intacto.

De hecho no hay todavía comité de antena previsto para la programación del nuevo trimestre. El consejo de administración (con representación excesiva de PP y PSOE, tranquilos ambos) bosteza. La regeneración a través de las instituciones parece aguardar al resultado electoral de abril. O al de mayo. Tal vez hasta el verano. Y cualquier decisión reconocible en una futurible cúpula no se verá hasta la nueva temporada. El tedio. La parrilla proseguirá sin novedades y sin movimientos, en ese compás de espera de cambios sin cambiar.

El presidente de la Junta flanqueado por los dos principales responsables de Canal Sur, Joaquín Durán y Pilar Vergara El presidente de la Junta flanqueado por los dos principales responsables de Canal Sur, Joaquín Durán y Pilar Vergara

El presidente de la Junta flanqueado por los dos principales responsables de Canal Sur, Joaquín Durán y Pilar Vergara / RTVA

Joaquín Durán, el director general interino tras superar los 6 años que le hubiera correspondido de haber sido nombrado por la mayoría de calidad del Parlamento, seguirá a la espera de un consenso. Un acuerdo que se produciría más por intereses colaterales de paz social y acuerdos tácitos de no hacernos daño, doctor, que por una voluntad sincera de forjar un servicio público implicado con la sociedad andaluza del siglo XXI.

El lobby de los ancianos de Juan y Medio, que ya se habían mosqueado con vehemencia en antena, azuzados, creyendo que se habían quedado sin programa, están encantados con la noticia. El nombramiento de Estero aleja por ahora narices impertinentes que podrían poner evidencia a unos y otros. La plantilla de más de 1.500 empleados respira, no tanto para los de las productoras, que aún habrán de hacer más agujeros en el cinturón.

Las mismas productoras

Esta transición perpetua en la que se encuentra la RTVA termina beneficiando a las empresas externas más afines a la dirección. Ahí seguirán La tarde aquí y ahora (Índalo y Media) y Andalucía Directo (ADM) marcando el ritmo como espacios más vistos a diario de la cadena y que justifican sus índices de audiencia, como Yo soy del Sur (de Veralia-Europroducciones, del Grupo Vocento; y Juan y Medio pone el plató).

No tanto el resto de la parrilla, con más Juan y Medio con Menuda noche, con Toñi Moreno y Happy Ending, que han pasado de Gente maravillosa a un formato clásico como Un año de tu vida. Este jueves anotó 177.000 seguidores, 6%, por detrás en el ámbito andaluz de Cuéntame cómo pasó, 331.000, 10,6%, GH Dúo, 604.000, 30,1%, y también del formato del que se inspira y que luce más rigor y calidad, Dónde estabas entonces, 270.000, 8,8%.

Sigue, pese a lucir poco más de un 4% de cuota, Andalucía de Fiesta, de ADM (no pasa nada, ya se cocinarán los datos de audiencia para esta emisión); y mejora, con la identificación de la audiencia a sus mejores versiones, Andaluces por América, de Medina Media, que después de hacer Andaluces por España la dirección interina ya no tiene tanto inconveniente de pagar estancias más alejadas; y con más Objetivo Sur. Y así durante un trimestre más, con la Semana Santa desbordada de cofradías y las ferias a la vuelta de la esquina. Ole con ole.

Canal Sur no cambia. A ver si alguien tiene suelto. El gobierno del PP y Ciudadanos ya tiene una cadena pública acorde a sus ideologías sin tener que despedir ni incomodar a nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios