justicia

Coronavirus en España: Primera condena de cárcel por quebrantar el confinamiento

La Justicia comienza a castigar los incumplimientos del estado de alarma, como el de un hombre en Telde (Gran Canaria) que acudió a casa de su novia para mantener relaciones sexuales, o el de una mujer que fue sorprendida en Salamanca bebiendo en la calle y que agredió a un guardia civil. En Segovia ha sido encarcelado un hombre tras haber sido detenido en dos ocasiones por burlar el aislamiento y escupir en la cara a un policía. En todos estos casos los jueces están castigando a los ciudadanos incívicos por un delito de desobediencia a la autoridad.