Colegio de Administradores de Fincas de Cádiz y Ceuta

Rafael Trujillo: “Tener un administrador de fincas colegiado es sinónimo de garantías”

  • El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Cádiz y Ceuta desea un 2020 “con estabilidad económica”

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Cádiz y Ceuta, Rafael Trujillo. El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Cádiz y Ceuta,  Rafael Trujillo.

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Cádiz y Ceuta, Rafael Trujillo.

¿Qué balance hace de este 2019 que vamos dejando atrás?

El año arrancó con un periodo electoral que motivó una renovación de la junta de gobierno y que coincidió con un periodo de decisiones de invertir en la formación y en incentivar la actividad formativa. Todo el año se ha caracterizado por las intensas actividades formativas, con los distintos cursos que se han ido celebrando, así como por la asistencias a grandes eventos, como el encuentro nacional en León o las jornadas andaluzas en Sevilla. En resumen, la actividad cada vez está más inmersa en las actuaciones que el propio Colegio tiene que realizar a nivel de disciplina, con el fin de ejercer una de nuestras funciones, que es el control deontológico y disciplinario de la profesión.

Un año especial para el Colegio al celebrar su 50 Aniversario...

Así ha sido. Fue una maravillosa celebración que tuvo lugar en marzo en un enclave tan apropiado como los claustros de Santo Domingo de Jerez, y a la que asistieron personalidades y organizaciones oficiales que quisieron acompañarnos, así como una presencia muy destacada de la Junta de Andalucía, del Vice Consejero de Justicia, la Secretaria General de la Vivienda, la Delegada de la Consejería de fomento en Cádiz… además de presidentes de otros Colegios, así como el Presidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España. Nos vimos muy arropados en esta celebración que culminó con un homenaje a las juntas de gobiernos que a lo largo de estos años han sido responsables de los designios del Colegio.

¿Cómo es el día a día de los administradores de fincas colegiados?

El día a día viene dado por la cantidad y diversidad de cambios normativos y de exigencias que estamos teniendo. Este año ha empezado con la renovación del 2º Dividendo Digital, que motivará que de aquí a final de año estén preparándose todos los edificios para culminar el apagón definitivo el 30 de junio de 2020 y adaptar las antenas colectivas. Además, ha entrado en vigor una modificación de la Ley de Propiedad Horizontal, también estamos inmersos en unas campañas de la Junta de Andalucía para renovar el parque de ascensores e instalar el parque de ascensores en edificios, para facilitar la accesibilidad universal. También estamos luchando con la ITE (Inspección Técnica de Edificios), que según el ayuntamiento que sea se enfoca de distinto orden.

La morosidad siempre ha sido uno de los escollos a superar. ¿Se ha dado un gran paso este año?

Así ha sido. La llegada de Icired, el registro de moroso, que ya hemos visto en prensa y en redes sociales, empezará a implantarse de manera definitiva para todos los compañeros de Andalucía a partir de Enero. Se ha dado un paso grande en dos sentidos. Primero, porque las entidades bancarias propietarias de viviendas, que eran morosas crónicas, se han mentalizados que no pueden seguir así y se le está cobrando mucho a esas entidades. Por otro lado, siguen existiendo estos morosos de naturaleza, que no son necesitados, sino que podrían pagar, pero no quieren, y por ellos nos incorporamos al Icired, reconocido por todas las entidades, y esto seguro que va a funcionar.

¿Qué retos afronta el Colegio?

El Colegio afronta las cosas con corporativismo, como no puede ser de otra manera. Tenemos que actuar unidos, formados, preparándonos y en un solo frente para luchar con todos estos problemas, porque si no nos cogen en medio y quien se perjudica es la profesión y el ciudadano que disfruta de nuestros servicios.

¿Y el ciudadano ya es consciente de la importancia de contar con un administrador de fincas que esté colegiado?

Eso es vital. Primero, porque legalmente está ya reconocido por el Tribunal Supremo la colegiación, y segundo, porque es la única forma que te ofrece garantías de pertenecer a una corporación pública, de tener facultades de control disciplinario y de defensa del bien común, y por tanto puede actuar en estas circunstancias. Además, es una entidad que defiende el aseguramiento obligatorio de todos los colegiados,y la tranquilidad de que cuando ocurre algo hay detrás un seguro fuerte para responder ante un problema.

¿Qué espera para el próximo 2020?

Este próximo año lo que esperamos, o más bien deseamos, que la situación económica se estabilice en nuestro país porque nosotros somos los primeros que captamos esos problemas. En cuanto llegan los problemas económicos se resiente la primera célula de la sociedad, la familia. Le faltan recursos, no tienen para pagar sus gastos, y eso se traslada a la célula siguiente, la comunidad donde vive. No hay que olvidar que nosotros somos administradores de la célula primaria, de las familias. Ahí es donde incidimos, en el hábitat de la familia, y ese es el primer deseo para 2020, que la situación económica se estabilice, permita la inversión y que todo el mundo tenga sus recursos para poder subsistir adecuadamente.