Neurogen

El equipo de Neurocirugía GEN cumple diez años

  • Una década de excelencia individualizando tratamientos para sus pacientes

De izquierda a derecha: Dra. Ordóñez, Dr. Juliá, Dra. Oliver, Dr. Chocrón, Dr. Narros y Dr. Almarcha. De izquierda a derecha: Dra. Ordóñez, Dr. Juliá, Dra. Oliver, Dr. Chocrón, Dr. Narros y Dr. Almarcha.

De izquierda a derecha: Dra. Ordóñez, Dr. Juliá, Dra. Oliver, Dr. Chocrón, Dr. Narros y Dr. Almarcha.

El Grupo de Especialidades Neuroquirúrgicas está compuesto por seis profesionales con amplia experiencia en los distintos campos de la Neurocirugía. Desde su creación, los integrantes del grupo, han decidido apostar por las últimas tecnologías disponibles en el mercado haciendo uso de técnicas mínimamente invasivas y procedimientos complejos, pero ofreciendo siempre unos resultados excelentes.

Gracias a su formación continuada y a su amplia trayectoria profesional, han puesto a disposición de los pacientes una cirugía actualizada y moderna con un exquisito trato humano. Entre las técnicas introducidas, destacan las utilizadas para el manejo del dolor crónico rebelde. Asímismo han desarrollado en el ámbito de la medicina privada, las terapias más avanzadas en el tratamiento de la epilepsia refractaria o los trastornos del movimiento (parkinson, temblor, distonías). En este último campo, fueron pioneros en el uso de electrodos direccionales de estimulación cerebral profunda. Respecto a la patología tumoral, además del perfeccionamiento de las técnicas microquirúrgicas, han realizado con éxito numerosas intervenciones endoscópicas que han permitido, por ejemplo, la extirpación completa de tumores de la base del cráneo, sin necesidad de realizar una cirugía abierta. Además, el Grupo de Especialidades Neuroquirúrgicas, liderados por el doctor Juliá Narváez, son referentes indiscutibles en cirugía de la columna vertebral.

Como en otras ramas de la medicina, el equipo de neurocirujanos también se ha visto afectado por la pandemia mundial y el parón que supuso el confinamiento en todas las actividades de nuestro país. A pesar de ello, desde Neurogen nos explican que “todas las cirugías se hacen con las más estrictas medidas de seguridad tanto para el personal médico como para el paciente y sus familiares”. De este modo, aseguran que es importante ofrecer las máximas garantías, sobre todo teniendo en cuenta el carácter no demorable de muchas de nuestras cirugías”. Esta particularidad determinó que continuaran con su actividad más urgente a pesar del estado de alarma.

Los expertos en neurocirugía insisten en que hay que vencer el miedo a la enfermedad y acudir al especialista si se tiene un problema: “Gente que no se encontraba bien y ha dejado de acudir al médico se ha podido ver afectada por el retraso del tratamiento, pero nuestro grupo ha permanecido activo realizando cirugías que no se podían demorar”, tal y como indica la doctora Oliver. Las cirugías que podían posponerse comenzaron a realizarse de forma programada en el momento que sanidad confirmó que la actividad quirúrgica podía retomarse. “Han sido meses en los que hemos aprendido como médicos, si cabe más aún, la importancia de nuestra profesión así como la necesidad del paciente de estar informado y seguro en los pasos a seguir”, explican desde Neurogen. Una vez retomada la actividad quirúrgica reforzaron los quirófanos con intervenciones casi diarias y en un mes ya habían recuperado la ‘normalidad’.

“Nuestra prioridad era que nuestros pacientes se sintieran seguros y protegidos con la actividad que nuestro Grupo realiza. Una intervención de neurocirugía, sin tener elementos distorsionantes, puede suponer un estrés al paciente, más aún es estas circunstancias”, comenta el doctor Juliá, “por lo que uno de nuestros objetivos ha sido, es y será minimizar este impacto en el paciente y en los familiares, informando de las nuevas normas, protocolos y procedimientos en los que han podido sentirse seguros”.