Equipación policial

Pistolas táser para los policías y guardias civiles encargados de patrullar

Una pistola táser Una pistola táser

Una pistola táser / DDS

El Ministerio del Interior dotará de armas no letales, como bastones policiales extensibles o pistolas táser, a los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil adscritos a unidades de seguridad ciudadana.

Es uno de los anuncios que ha hecho el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, durante su comparecencia ante la comisión de Interior del Congreso, donde en dos horas y media ha expuesto las líneas generales de su departamento.

Pérez ha avanzado que Interior proporcionará estas armas no letales como pueden ser el bastón extensible o el dispositivo electrónico de control, las conocidas pistolas táser, a las unidades policiales que patrullan la calle y lo precisen "para su utilización en situaciones de nivel intermedio de uso de la fuerza".

Sobre las táser, el número dos de Interior ha dicho que la Guardia Civil contará en 2021 con 150 armas de este tipo, mientras que en la Policía Nacional se continuará con la adquisición de las mismas.

Pérez también ha avanzado que se impulsará el uso de drones y antidrones en grandes concentraciones y, de hecho, ha apuntado que cada comandancia de la Guardia Civil contará con una de estas aeronaves no tripuladas.

¿Cómo funciona una táser?

1. Se aprieta el gatillo y se disparan dos electrodos con forma de arpón.

2. Los dardos se clavan en el objetivo mientras el cable conductor los sostiene conectados a la pistola y se produce la descarga eléctrica.

3. La descarga continúa mientras el usuario sigue apretando aprieta el gatillo, normalmente entre uno y cinco segundos.La pistola es más efectiva cuanto más separada esté del objetivo. Sucede porque de los dos dardos que dispara, uno sale en línea recta y el inferior lo hace con cierta inclinación para así interferir en una mayor superficie muscular.Esto quiere decir que es posible que de cerca se clave uno de los dardos, por lo que el circuito no se cerrará y la persona no recibirá la descarga eléctrica.

¿Son peligrosas?

La utilización de este tipo de armas es muy controvertida. Sus fabricantes, obviamente, defienden su uso al entender que no son letales.

Un estudio publicado en Cuadernos de Medicina Forense, por su parte, asegura que no está claro si este tipo de armas son inocuas: "existen factores de riesgo potencial (cardiopatía previa, estado de intoxicación, etc.) que pueden ser desconocidos por parte de la policía en el momento de su utilización, y que pueden poner en peligro la vida de la persona que recibe la descarga".

Amnistía Internacional ha denunciado que en Estados Unidos estas pistolas han provocado más de 500 muertes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios