Sociedad

La Iglesia alemana podría dar 5.000 euros a los menores objeto de abuso

  • Es una medida dirigida a las víctimas de crímenes prescritos y que no pueden acudir a la Justicia

La Iglesia católica alemana propuso ayer compensar con una cantidad de sólo 5.000 euros a cada uno de los menores de edad que fueron víctimas de abusos sexuales en su red de orfanatos durante las décadas de los 50 y 60 del siglo pasado.

La Conferencia Episcopal alemana indicó además en un comunicado de prensa que estaría dispuesta a sufragar los costes extraordinarios de las terapias psicológicas que sean necesarias y la asesoría matrimonial de algunos casos especiales.

La Iglesia católica lanzó esta iniciativa el mismo día en que se reunió la Mesa Redonda sobre Orfanatos en la que participan, entre otros, representantes de tres ministerios, las iglesias católica y evangélica y varias organizaciones no gubernamentales dedicadas a la protección de la infancia.

Además, la comisionada del Gobierno alemán para los casos de abusos sexuales a menores, Christine Bergmann, anunció en una entrevista publicada ayer su deseo de ampliar las indemnizaciones a víctimas de instituciones tanto religiosas como públicas.

Bergmann añadió que tiene previsto proponer a la Mesa Redonda sobre Orfanatos una solución única para los casos en los que los delitos podrían haber prescrito.

A la hora de establecer la cuantía de las indemnizaciones la comisionada aseguró haber estudiado las soluciones establecidas por otros seis países y tomado como media el caso de Irlanda.

En ese país, el fondo conjunto de la Iglesia Católica y el Estado abonó unos 65.000 euros a cada una de las víctimas de pederastia por parte de los miembros de esta institución.

La mesa redonda para tratar los casos de abusos sexuales a menores fue instituida por el Gobierno federal el año pasado, tras estallar el escándalo sobre casos de pederastia protagonizados por religiosos católicos, y se espera que alcanzará unas conclusiones a finales de este año.

Además, en la reunión se acordó la creación de un fondo de prevención dotado con medio millón de euros.

En cuanto a los pagos, pensados para las víctimas cuyos delitos hayan prescrito y no puedan acudir a la Justicia, podrían ser solicitados desde el 10 de marzo y serán transferidos por el propio autor del abuso, según la propuesta de la Conferencia Episcopal alemana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios