El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

Sociedad

Violencia de género: Así funcionan las pulseras de control telemático contra los maltratadores

Vídeo explicativo de la tecnología

Las pulseras de control telemático han demostrado su eficacia desde su implantación en 2009, ya que ninguna usuaria de este servicio ha sido asesinada por su pareja o expareja. Sin embargo, algunas asociaciones exigen repensar este sistema porque en ciertos casos puede "revictimizar" a las mujeres.

En España hay 3.015 maltratadores (y sus respectivas víctimas) que llevan pulseras de control telemático, pero el Ministerio de Igualdad quiere elevar esta cifra a más de 4.000 para el año 2024 mientras se estudian mejoras técnicas para hacer los dispositivo más discretos y seguros.

Para ello, Igualdad prepara una nueva licitación del servicio que se publicará este mismo año, según señaló el martes la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.

Los dispositivos de seguimiento telemático de agresores, cuyo uso debe ser acordado por la autoridad judicial junto con la medida o pena de prohibición de aproximación a la víctima, son aparatos que portan tanto ésta como el investigado.

Concretamente, el agresor lleva un brazalete que emite una señal de radiofrecuencia y detecta su manipulación o rotura, así como la ausencia de contacto con la piel del usuario. Asimismo porta un dispositivo de localización GPS, un aparato que también lleva la víctima para detectar la señal del transmisor del agresor.

Entre las razones del aumento de dispositivos que prepara Igualdad destaca la aprobación de ley de garantía integral de la libertad sexual (la ley del solo si es sí), que establece que todas las víctimas de violencias sexuales pueden tener acceso a este servicio de protección.

Por otro lado, Rosell apuntó que más allá de ampliar el tipo de víctimas cubiertas, se están utilizando los fondos europeos de recuperación para realizar mejoras tecnológicas en el sistema.

Dispositivo de control de la pulsera Dispositivo de control de la pulsera

Dispositivo de control de la pulsera

Dispositivos que componen el sistema de seguimiento

Dispositivos para el inculpado/condenado:

Transmisor de RF: El transmisor de radiofrecuencia es un brazalete de pequeñas dimensiones y ligero que emite una señal de radiofrecuencia que es recibida por la unidad 2Track (tanto del propio inculpado/penado como de la víctima), y que incorpora unos sensores que permiten detectar su manipulación o rotura, así como la ausencia de contacto con la piel del usuario.

Unidad 2Track: La unidad 2Track es un dispositivo de localización GPS que incorpora las funcionalidades básicas de un teléfono móvil (comunicación de voz y datos -SMS y GPRS-), además de la recepción de la señal de RF emitida por el transmisor de RF.

Dispositivo para la mujer

Unidad 2Track: Prácticamente igual a la unidad 2Track que porta el inculpado/condenado, incorpora una antena exterior de radiofrecuencia (RF) que permite detectar la señal de radiofrecuencia del transmisor de RF del inculpado/condenado.

Tecnología empleada por el sistema de seguimiento

El Sistema de Seguimiento por Medios Telemáticos de las Medidas y Penas de Alejamiento en materia de Violencia de Género se basa en dos tecnologías distintas para determinar la proximidad del inculpado/condenado a la víctima:

GPS (Global Position System): basada en la constelación de satélites que emiten una señal y mediante unos cálculos más o menos complejos permite determinar la posición en la superficie terrestre donde se encuentra el dispositivo de localización. El GPS proporciona las coordenadas dentro de la superficie terrestre (latitud, longitud y altitud) donde se encuentra el dispositivo. El margen de error es menor de 5 metros.

En los casos en los que el dispositivo de localización pierde la señal GPS, automáticamente conmuta a un modo de seguimiento secundario basado en la localización GSM. La localización GSM consiste en identificar y localizar la estación base (antenas que la operadora móvil tiene distribuidas por toda la geografía nacional) donde está registrado el dispositivo.

Radiofrecuencia (RF): basada en la emisión de una señal RF de corto alcance desde un emisor (Transmisor de RF) y la recepción por los dispositivos que se encuentran dentro del radio de alcance (unidades 2Track).

Funcionamiento del sistema

Corresponde a la Autoridad Judicial acordar que la medida o pena de prohibición de aproximación impuesta en el procedimiento que se siga por violencia de género sea controlada por este Sistema.

La tecnología en la que se basa el Sistema en la actualidad aconseja tener en cuenta las siguientes cuestiones:

-La distancia de alejamiento aconsejable para que el Sistema sea eficaz debe ser, al menos, de 500 metros: el dispositivo de posicionamiento GPS (denominado 2Track) que porta la víctima se encuentra vinculado a un brazalete que porta el inculpado/condenado que emite una señal de radiofrecuencia permanentemente y que es recibida por el dispositivo de posicionamiento de la víctima; el dispositivo de la víctima recibe una señal de alarma cuando el dispositivo que porta el inculpado/condenado se encuentra incluso a una distancia de 500 metros, en condiciones óptimas.

-Cada pareja de dispositivos que porta el inculpado/condenado únicamente puede asociarse a una víctima: por las características técnicas de los dispositivos de seguimiento telemático, es necesario instalar al inculpado/condenado, un dispositivo de localización GPS y un brazalete de radiofrecuencia, por cada una de las personas respecto de las que se pretenda verificar la medida/pena de alejamiento.

-El Sistema permite configurar en los dispositivos cuantas zonas de exclusión fijas se estime necesario, es decir, realizar el seguimiento de la prohibición de aproximación a distintas ubicaciones físicas (e.g. domicilio, lugar de trabajo, centro escolar, término municipal íntegro, etc...).

-El buen funcionamiento de los dispositivos precisa la necesaria colaboración tanto de la víctima como del inculpado/condenado: las características técnicas de los dispositivos del Sistema requieren de la comprensión de su funcionamiento, así como de su colaboración, tanto en el uso adecuado y conservación de los dispositivos, como en la gestión de los eventos (alertas y alarmas) que puedan producirse.

Los "fallos" del dispositivo: el sonido y la cobertura

Se trabaja para minimizar la "revictimización" que algunas mujeres sufren al tener que portar ellas también el dispositivo telemático, no solo por el hecho de llevarlo puesto, si no por otros inconvenientes como los sonidos que genera al saltar la alarma o cuando se queda sin batería.

Así lo explican a EFE desde la Asociación de Juristas Themis, que apuesta por que las medidas preventivas incidan "más en el maltratador que en la víctima".

"Son ellas las que tienen que estar más pendientes de que el sistema funcione", señalan desde Themis, asociación que propone "estudiar alguna medida que haga que las víctimas puedan vivir más tranquilas".

Coincide con ella la Asociación ALMA contra la Violencia de Género, una entidad que junto a la Universidad de Extremadura está impulsando un "dispositivo de auxilio" que las víctimas puedan llevar camuflado en su ropa o complementos y que transmita una señal de alerta y la ubicación de la mujer amenazada a las fuerzas de seguridad.

El fundador de ALMA, Gregorio Gómez, también subraya el "maltrato psicológico" que los agresores pueden llegar a infringir a través de los dispositivos de seguimiento.

Pone como ejemplo el caso de una víctima miembro de la asociación que durante años tuvo que vivir "aguantando" cómo su expareja "manipulaba" la pulsera para que la alarma de la mujer sonara constantemente.

"No cargaba la pulsera, alejaba el dispositivo GPS para que no lo detectara, no atendía a las llamadas telefónicas de los servicios de seguimiento, rompía el dispositivo....", cuenta Gómez, quien apunta que todas estas conductas se traducían en un estado de alarma constante en la víctima.

Sin embargo, Themis reconoce que las mujeres deben de tener conocimiento inmediato de los incidentes que se produzcan en los dispositivos de sus agresores para que "se protejan", por lo que a su parecer debe seguir existiendo algún tipo de alarma para ellas.

Otro de los problemas de las pulseras del que alertan tanto ALMA como Themis es el uso de estos dispositivos en entornos rurales.

Aquí la cobertura es reducida -lo que puede suponer fallos en el GPS- y el espacio entre agresor y víctima es limitado, por lo que es más fácil que la alarma salte por un supuesto quebrantamiento de la orden de alejamiento sin que éste se haya producido.

De todos modos las asociaciones recalcan que desde que estos dispositivos empezaron a utilizarse en 2009 ninguna mujer usuaria de este servicio de protección ha sido asesinada, lo que prueba su eficacia para prevenir los crímenes machistas.

El Observatorio de Violencia de Género pide ampliar las competencias de juzgados

El Pleno del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género ha destacado en su reunión de este lunes la necesidad de "ampliar la competencia" de los órganos judiciales especializados en violencia contra la mujer a "todos los casos de delitos contra la libertad sexual".

En una nota de prensa publicada este lunes, el Observatorio, del que forma parte el Consejo General del Poder Judicial, apuesta además por "seguir insistiendo en la especialización" de todos los miembros de la carrera judicial para que "todas las víctimas de la violencia machista sean atendidas por profesionales especializados".

La presidenta, Ángeles Carmona, ha pedido que los cursos en materia de violencia de género sean obligatorios tanto para quienes accedan a los juzgados de violencia sobre la mujer, como para los que presten servicio en otro órgano judicial que tenga competencia en esta materia, aunque no sea de forma exclusiva.

Por otro lado, el Observatorio ha acordado que la asistencia jurídica a las víctimas sea obligatoria antes de la interposición formal de la denuncia y que se facilite la presencia de estos profesionales desde que se inicia el procedimiento en el juzgado de guardia.

Asimismo, ha anunciado la creación de Unidades de Valoración Forense Integral en todo el territorio nacional, que estarán formadas por forenses, psicólogos y trabajadores sociales especializados, y que impulsarán un "protocolo de valoración forense urgente del riesgo".

Otro de los objetivos que se ha marcado el Observatorio es impulsar el uso de los dispositivos electrónicos de seguimiento de agresores, una herramienta que, en sus palabras, "se ha mostrado muy eficaz en la protección de las mujeres".

Es por esto que se propone a la Fiscalía y a las fuerzas y cuerpos de geguridad del Estado que propongan la implantación de dichos dispositivos en todas las situaciones que se consideren de "especial relevancia".

Además, durante la reunión se ha destacado la "importancia de perfeccionar el sistema de valoración del riesgo" en los casos de agresores reincidentes, en la línea de lo que hace unas semanas propuso el Ministerio del Interior.

Muy positivo para Igualdad

La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez Pam, ha insistido este lunes en que sería muy positivo" que se comenzaran a instalar pulseras de control a los excarcelados previamente condenados por delitos sexuales. Asimismo, ha apostado por una mayor coordinación entre ministerios en la que, según ha dicho, ya se está trabajando.

De hecho, la fiscal de Sala de Violencia contra la Mujer, Teresa Peramato, ya indicó el pasado miércoles que la instalación de pulseras telemáticas a agresores sexuales se debería hacer "lo más inmediato posible" tras la autorización judicial, teniendo en cuenta que "hay que atender a la dispersión geográfica" y que "hay que dar tiempo a los técnicos para su instalación".

La número dos del Ministerio de Igualdad también ha defendido en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, la ley del 'solo sí es sí' que, según ella, hace que las víctimas "no tengan que enfrentarse a ese calvario probatorio del que hablan los organismos internacionales que había en España con la ley de 'libertad sexual'".

Rodríguez Pam también ha destacado la importancia de formar a los magistrados en materia de Igualdad a la hora de interpretar la ley. En este sentido, se ha preguntado que, si en este momento hay más revisiones que no han supuesto una rebaja de condenas que aquellas que sí lo han hecho, "probablemente siga dependiendo de una interpretación de la ley", ha apostillado.

Las declaraciones de la dirigente de la formación morada se han producido después de conocerse que ya son 250 los presos que han visto reducida su condena por la entrada en vigor de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios