Sierra

Algodonales homenajea al poeta Juan Ramón Jiménez a través de un familiar

  • El Ayuntamiento entrega una placa a María Luisa Rodríguez López, vecina viunculada al Nobel

El alcalde entrega una medalla a la vecina vinculada al Premio Nobel El alcalde entrega una medalla a la vecina vinculada al Premio Nobel

El alcalde entrega una medalla a la vecina vinculada al Premio Nobel

El alcalde de Algodonales, Ángel Acuña y el equipo de gobierno han querido rendir un homenaje al poeta Juan Ramón Jiménez, a través de la vecina María Luisa Rodríguez López, vinculada familiarmente al Premio Nobel de Literatura, con motivo del 60º aniversario del fallecimiento de ilustre escritor.

En un discreto acto, Ángel Acuña hizo entrega de una placa testimonial de reconocimiento a María Luisa Rodríguez López, vinculada familiarmente a Juan Ramón Jiménez, gesto que la vecina agradeció enormemente, resaltando que el poeta no solo está presente en su memoria y en sus recuerdos, también lo está en la Biblioteca de Algodonales que lleva su nombre.

A su vez se le hizo entrega de dos notas reflejando el beneplácito y apoyo al reconocimiento por parte del Ayuntamiento, desde la Academia Hispanoamericana de Buenas Letras con sede fundacional en Madrid y de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina, a través de su Cátedra de Cultura Andaluza.

María Luisa Rodríguez López relata su vínculo familiar con Juan Ramón Jiménez y su infancia en Moguer (Huelva). Su abuela, Manuela Jiménez Rengel, era prima hermana de Juan Ramón Jiménez, un lazo familiar que la enorgullece enormemente, atesorando infinidad de recuerdos y vivencias (fotos, retratos, vajilla, mobiliario) que la une y vincula a Moguer y al escritor. Su casa en Algodonales sorprende a quien la visita, en ella se conserva el espíritu vivo de Juan Ramón.

Con mucho orgullo conserva la foto de su madre, María Luisa López Jiménez, montando a Platero, el famoso burro que luego plasmara en una de sus obras literarias, donde habla sobre la vida y muerte del animal, que ha llegado a 49 idiomas diferentes convirtiéndose en la tercera más traducida del mundo, por detrás de La Biblia y Don Quijote. María Luisa conserva el retrato de boda de Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí (2 de marzo de 1916) junto a otros tantos que reflejan su indisoluble vínculo con Juan Ramón Jiménez, Moguer y su infancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios