Condenado Intentó asesinar a un hombre en Chipiona con un artefacto explosivo casero camuflado en una caja de puros

Miguel Ángel Tardío, gerente de Turismo Activo Arcos

"Hemos funcionado muy bien con el turismo nacional"

  • El Lago de Arcos se ha consolidado este verano como punto referente de actividades acuáticas

Un grupo disfrutando de actividades en el Lago de Arcos

Un grupo disfrutando de actividades en el Lago de Arcos / D.C.

Gota a gota, esfuerzo sobre esfuerzo, la iniciativa público-privada ha conseguido que el Lago de Arcos se convierta en verano en un eje indiscutible de las actividades acuáticas del interior de la provincia. Y para muestra un botón. Este espacio natural ha acogido muchos de los días de este verano una media de entre 200 y 300 personas que han demandado una actividad náutica en este emplazamiento.

Un salto cualitativo que ha puesto a Arcos en el mapa de las preferencias de ocio en láminas de agua mar adentro y que ha venido a confirmar los más que satisfactorios datos de afluencia turística que ha tenido el municipio cabecera de la Sierra durante este verano. “Hemos funcionado muy bien con el turismo nacional, de gente que está en la costa y que viene buscando, también, el interior”, explica Miguel Ángel Tardío Lozano, gerente de la empresa Turismo Activo Arcos, una de las dos firmas concesionarias de las actividades de ocio en el Lago que se presentaron a la licitación que realizó el Ayuntamiento serrano.

Que la Sierra ha formado parte del boom turístico de afluencia de visitantes que el verano ha dejado en la provincia es ya una realidad. Y ello se ha materializado, también, en la generación de empleo. Por ejemplo, Turismo Activo Arcos, que se dedica a ofrecer, entre otros atractivos, barranquismo, escalada, actividades aéreas, senderismo y actividades acuáticas como paseos en barco, paddle surf, kayak, ha pasado de contar con ocho personas a una plantilla de hasta 20 miembros entre monitores de ocio y socorristas.

 “Es un verano bastante positivo en afluencia con bastante turismo. Se han demandado muchas actividades de ocio y de entretenimiento para niños. Contamos con una escuela de verano para los más pequeños y las familias la ha solicitado bastante”, recuerda Miguel Ángel Tardío, que forma parte de esta empresa, que tiene siete años de recorrido.

Además, está seguro como otros agentes del sector turístico local de Arcos, que el tirón de afluencia de turistas ha redundado en la mejora de numerosos negocios de la hostelería local, que empiezan a sacar la cabeza después de un año muy duro por los efectos de la pandemia, que ha dejado por el camino a algunas empresas, que no han podido resistir la embestida del Covid y los cierres perimetrales.

“Creo que se ha levantado la economía este verano con el turismo. La ocupación en la hostelería en Arcos ha sido muy buena”, confiesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios