Coronavirus Cádiz “Ubrique es fuerte y remontará unido la crisis de esta pandemia”

  • La localidad ha sufrido la embestida del coronavirus en su residencia de mayores. La alcaldesa muestra su apoyo a las familias afectadas y confía en que la Piel y otros sectores locales remonten pronto

La alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, alienta ánimos y fuerzas a todos sus vecinos. La alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, alienta ánimos y fuerzas a todos sus vecinos.

La alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, alienta ánimos y fuerzas a todos sus vecinos. / D.C.

–¿Cómo ha vivido el impacto del coronavirus en su pueblo?

–Al inicio con mucha frustración por no poder atender la incertidumbre social y no poder proporcionar equipos de protección Epis a los servicios esenciales por faltar en los mercados. Pero dentro de todo, Ubrique reaccionó rápido y puso en pie un proyecto de fabricación de mascarillas, batas y monos coordinado por Movex, donde han participado empresas, marroquineros voluntarios, proveedores de material, diseñadores, maquinistas y el Ayuntamiento. Hubo una rápida reacción y nos adelantamos a otros municipios ofreciendo al Ministerio de Sanidad la capacidad de producir material sanitario de manera industrial.

–La residencia de ancianos ha sido objeto tristemente de un brote muy importante del Covid-19 con muchos casos

–Ha sido un golpe muy duro para el municipio porque es un grupo muy vulnerable. Ha habido momentos muy dolorosos y este gobierno local ha querido estar siempre al lado de las familias afectadas. He tenido una frustración continua por no poder acceder a las peticiones que se nos planteaban de información, a la que no teníamos acceso. Es cierto que una vez que se ha medicalizado la residencia se ha entrado en una fase de tranquilidad. Los trabajadores y residentes están siendo controlados. Ahora el equipo médico y de profesionales desplegado se encuentra atendiendo a los mayores con medios como si se estuviera en cualquier centro sanitario.

–Ha habido alcaldes, usted entre ellos, que han alzado la voz por no tener datos sobre los contagios en sus pueblos.

–Los alcaldes gestionamos lo municipal y nos hemos sentimos excluidos de la participación necesaria para hacer que la seguridad y la prevención llegarán con más eficacia a nuestros territorios para refuerzo de los servicios públicos. En la primera fase de la crisis estuve muy en contacto con la delegada territorial de Salud y con el de Política Social de la Junta de Andalucía, pero tras esas conversaciones no había una respuesta a lo que planteaba Ubrique. Cuando hemos dado a conocer lo que estaba pasando en este municipio (con lo de la residencia de ancianos) para que hubiera una respuesta urgente por parte de la Junta, se ha interpretado más como un ataque y creo que eso ha sido un error que hay que corregir. Hay que tener las cosas muy claras de que este contexto necesita de la unión y eso es contar también con los ayuntamientos y los alcaldes.

–¿Se han sentido solos en esta batalla?

–Después de demandar a la administración autonómica los datos munipalizados, no esperábamos que se hiciera de esa manera. Es decir, primero se dieran a través de los medios de comunicación antes que a los ayuntamientos. La Junta debería explicar cómo se han recogido esos datos. En Ubrique, por desgracia, hemos vivido la furia de la pandemia con personas que, por desgracia, se han ido, y familiares que han tenido que despedir a sus seres queridos sin oportunidad de acompañarlos. Y claro, te sacan los datos y ves que no se refleja lo sucedido. Habrá que explicar  la causa de los fallecimientos y si esos 48 casos de contagios que dan incluyen a inmunizados. Habrá que explicar cuántos test de confirmación se han hecho ...

–¿Y en qué momento está ahora su población?

–Ahora mismo parece que ya vamos encajando la situación. Agradecemos a las administraciones lo que nos han podido dar. Los alcaldes hemos tenido que gestionar, en mi caso una población de 17000 habitantes, en un estado permanente de incertidumbre y no ha habido concreción de medidas de cómo teníamos que ir caminando. Creo que hemos tirado los regidores como hemos podido, pero parece que se va corrigiendo. Tenemos mascarillas que nos ha proporcionado la Diputación, el apoyo de la Marina y el Ejército de Tierra para la desinfección; hemos contado con el Consorcio de Bomberos, y la empresa mancomunada Básica, y así hemos ido tirando, con los recursos que hemos podido encontrarnos y los que hemos podido adaptar.

–¿Qué reflexiones ha sacado de todo esto a nivel sanitario?

–Que la Sierra afronta esta crisis sanitaria de manera más desventajosa que el resto de la ciudadanía por tener un hospital de referencia comarcal, que es concertado. Siempre hemos reivindicado el déficit que tiene ese centro en determinados servicios específicos, como la UCI, con respecto a otros hospitales cercanos como el de Ronda. Aunque el hospital comarcal se ha adaptado lo mejor que ha podido para la atención de pacientes. Pero todo esto nos tiene que llevar a una reflexión sosegada. Nuestros servicios hospitalarios tienen que mejorar por parte de la administración.

–¿Cómo saldrá la Piel de esto?

–La marroquinería estaba con una fortaleza considerable antes de esto, con un volumen de producción y exportación muy importante. Estoy convencida de que esas fortalezas previas son la base para esa recuperación. Este pueblo es fuerte y vamos a remontar unidos esta pandemia. Ubrique suele percibir las crisis con una cierta antelación por su interrelación con los mercados internacionales. Cuando se produjo la crisis en China ya había indicativos en Ubrique y se empezó a reducir la demanda de productos y materiales de fabricación. Si hay algún sector que va a reaccionar rápidamente cuando los mercados se vayan recuperando ese será el de la Piel porque ha ido incorporando tecnología e innovación y esa renovación nos va servir para afrontar el futuro. Dependemos de los demás, de esos mercados, de que la gente se recupere en el trabajo, de que haya recursos para poder comprar artículos.

-Cite algunas medidas que aplicará el Ayuntamiento en la desescalada para activar las bases económicas

–Hemos tramitado unos 81 expedientes de ayudas sociales, con 16.000 euros. Aunque somos conscientes de que hay que reforzarlo. Han venido también 46.000 euros de Diputación para ayudas y desinfección. El tejido empresarial está tomando su regreso a la actividad implantando medidas de seguridad, a través de sus servicios de prevención y con el acuerdo de los sindicatos. Como Ayuntamiento estamos diseñando un plan de reincorporación de los servicios municipales, con medidas para garantizar la seguridad de ciudadanos y empleados. La hostelería y el turismo local son áreas económicas de las más azotadas, no se nos escapa. Vamos a crear una partida de 157.000 euros para ayudas a familias y esos negocios que están soportando gastos y están cerrados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios