Suceso

La Policía Local de Ubrique logra reanimar a un vecino en parada cardiorrespiratoria

  • La pericia de los agentes y el desfibrilador con el que cuenta el cuerpo de seguridad fueron vitales para el hombre de 73 años

Un momento de la actuación para salvar la vida al hombre. Un momento de la actuación para salvar la vida al hombre.

Un momento de la actuación para salvar la vida al hombre.

La pericia y la premura fueron fundamentales en uno de los servicios que no olvidarán dos agentes de la Policía Local de Ubrique, que lograron reanimar el miércoles a un vecino del pueblo, de 73 años de edad, que había entrado en parada cardiorrespiratoria tras caerse desplomado en un bar muy próximo a la Jefatura de este cuerpo de seguridad.

Los hechos se sucedieron sobre las doce y media de la mañana cuando una llamada de auxilio de los propietarios del bar puso en alerta a un oficial y un agente de la Policía Local, que al instante se personaron en el establecimiento, encontrándose al hombre en el suelo inconsciente y sin respirar, según sus testimonios.

Sin perder un segundo, mientras un agente realizaba la comprensión manual (RCP) el otro activaba el desfibrilador, tipo DESA, con el que cuenta la patrulla policial adquirido por el Ayuntamiento de Ubrique. Así realizaron varias descargas con dicho aparato mientras acudía el equipo de urgencias sanitarias, que precisamente se encontraba, en esos mismos momentos, atendiendo a un escolar en un centro educativo.

Con la presencia de los sanitarios en el lugar de los hechos, se continuó realizando una tercera descarga con el mismo desfibrilador y posteriormente fue el paciente entubado y trasladado por el equipo médico hasta el hospital de Jerez, donde permanece estable.

Fuentes sanitarias han agradecido la pronta respuesta de los agentes de la Policía Local de Ubrique que fue vital en este caso al diagnosticar desde un primer momento la situación del enfermo y dar respuesta a la misma. Hay que recordar que los miembros de este cuerpo recibieron recientemente un curso de soporte vital básico gracias al proyecto Cardioprotección de la Sierra de Cádiz. El paciente sigue en la UCI, estable y sedado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios