Coronavirus

¡Ay con el palillito en la nariz!

  • Unos 355 vecinos de Bornos acuden a un cribado masivo ante el aumento de casos. La Junta quiere con los test de antígenos trazar una radiografía de la prevalencia del Covid-19

Un vecino en Bornos se somete a un exudado nareofaringeo para detectar si es positivo.

Un vecino en Bornos se somete a un exudado nareofaringeo para detectar si es positivo. / Ramón Aguilar

Ana María iba nerviosa. “Me da miedo que me metan el palillito por la nariz. Lo veo en la tele, con la gente cerrando los ojos y a mi niña también se lo hicieron. Y me da cosa, no lo puedo remediar”. Ella es una de las 355 personas de Bornos y Coto de Bornos a las que la Junta de Andalucía llamó este viernes a filas para participar en un cribado masivo para detectar casos asintomáticos y ver la expansión real del Coronavirus en este pueblo de la Sierra, que en las últimas semanas ha aumentado el número de contagios.

Y es que Bornos, con 7.670 habitantes, es una de las dos poblaciones de la provincia con una tasa de contagios más alta por 100.000 habitantes. En concreto, 404,2 mientras que San José del Valle se sitúa el primero con 430, 1. Si ambas sobrepasan los 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días, la Junta decidirá si se aplican más medidas restrictivas en estos municipios afectados.

“Hay que seguir viviendo y trabajando. Ha venido esta pandemia y la tenemos que sobrellevar con mucho cuidado y atendiendo a las indicaciones sanitarias”, espetaba una Ana María triunfante tras realizarse la prueba de antígeno que se le practicó por la mañana a estos vecinos en el pabellón deportivo del polígono Cantarrana. Se trata de una técnica centrada en un exudado nareofaringeo en el que, en poco tiempo, se puede saber el resultado. “Ves como no era para tanto. Ha sido más corto que un fandango”, le respondían con humor a la mujer personas cercanas a la organización de la prueba.

“Estamos realizando este cribado masivo para ver la prevalencia que hay de la enfermedad al detestarse muchos casos de positivos en las últimas semanas”, apuntó el facultativo José Enrique Sánchez Basallote, subdirector asistencial del área sanitario para la Sierra de Cádiz. Para ello, se han seleccionado a 355 bornenses, más un 10% en reserva, a los que se le ha hecho la prueba de antígenos. “Es una técnica parecida a la pcr. Es un exudado nareofaringeo, pero la ventaja es que a los 15 minutos se pueden tener resultados”, explicó, Basallote, señalando que la Junta irá llamando a los vecinos para darles los resultados.

Los participantes acudieron este viernes por la mañana a la cita, incluso antes de la hora a la que habían sido llamados, y todo ha transcurrido con normalidad y fluidez. El Ayuntamiento colaboró en la organización de este cribado. Hubo habitantes que estaban tan por la labor que, incluso, pidieron el día en el tajo para poder echar una mano para que salga una radiografía lo más completa de la expansión del bicho.

“La gente está respondiendo a la llamada. No esperaba menos. Yo he perdido mi día de trabajo, pero tengo la responsabilidad de estar aquí. Lo hablé con mi jefe y sin problemas. Tenemos que concienciarnos para eliminar esto cuanto antes”. Lo cuenta Juan Luis, que sostiene que el aumento de casos en muchos municipios se debe, en parte, a cierta relajación del personal. “Veo bien la prueba porque esto se está yendo de las manos. Creo que en el primer confinamiento, en marzo, hubo más miedo que ahora y las personas lo llevaban a rajatabla. Ahora parece que se pasa un poquito más. No le echo la culpa a nadie, pero, en general, esto parece que se ha ido de las manos en todos lados”, disiente.

Y a renglón seguido respondía otra vecina. “Dicen que la juventud, que la juventud... Yo no me atrevo a señalar a a nadie. Apliquemos todos un mea culpa. ¿Quién no salido este verano?, ¿quién no ha celebrado su cumpleaños?, ¿no se ha tomado una copita? Ahí pueden estar las consecuencias de este incremento”, espetaba.

Por eso, alcalde de Bornos, Hugo Palomares, ha pedido durante todos estos días a sus vecinos que bajen la actividad social para evitar más contagios y evitar que se apliquen medidas más restrictivas y de movilidad por parte de las autoridades sanitarias.

El Ayuntamiento ha reforzado la desinfección general del municipio, cerrado parques infantiles y juegos y suspendido el inicio de las escuelas deportivas y las actividades culturales. Palomares también pide a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que actualice los datos de las personas curadas porque en municipios pequeños “nos conocemos todos y eso eleva la moral que ahora necesitamos”. Palomares (IU) dice no saber los motivos para no conocer este dato aunque apunta a “los recortes en Sanidad y falta de personal necesario. El que hay está desbordado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios