Semana Santa

El Viernes Santo pone el broche de oro a la Semana

  • Para esta jornada están previstas las salidas procesionales del Dulce Nombre y la solemne Santo Entierro

Los desfiles procesionales del Viernes Santo ponen cada año el broche de oro a la Semana Mayor arcense ya que el Domingo de Resurrección no sale a la calle ningún paso debido a que el protagonista es el Toro del Aleluya.

Así que esta tarde arranca con la procesión del Dulce Nombre, que saldrá sobre las siete de la tarde desde la parroquia de San Francisco para procesionar las imágenes titulares de la misma. Serán dos pasos. El primero de ellos con la imagen del Dulce Nombre, un paso con el Niño Jesús vestido con túnica morada. El segundo paso es el de Nuestra Señora de las Angustias con su Hijo, el Cristo de las Penas, en su regazo. El Cristo es una talla muy antigua, obra de Miguel Adán, de 1585. La Sacramental, Real, Hidalga, Antigua, Venerable, y Muy Ilustre Hermandad del Dulce nombre de Jesús, Santísimo Cristo de las Penas y Nuestra Señora de la Quinta Angustia se fundó en 1541. Su itinerario es por la calle San Francisco, Plaza de las Aguas, Álamos, Plaza Rafael Pérez del Álamo, Peña Picada, Corredera, Cuesta de Belén, Deán Espinosa, Pesas del Reloj, Plaza del Cabildo, Nueva, Cuesta de Belén, Corredera, Peña Picada, Plaza Rafael Pérez del Álamo, Álamos, Plaza de las Aguas, San Francisco y entrada en el templo sobre la una de la madrugada. La segunda salida será la de la Real, Muy Ilustre, Antigua, Venerable y Santa Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestra Señora de la Soledad y Santo Sepulcro, más conocida como Santo Entierro. La salida está prevista sobre las nueve y media de la noche desde la parroquia de San Pedro para permanecer en la calle hasta las dos y medias de la madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios