Semana Santa

"Aprendí todo de Berraquero pero ampliar un misterio suyo es un gran reto"

  • El gran estreno del que habla este escultor no corresponde a este Domingo de Ramos, sino al del próximo año. Humildad le ha encargado la talla de cuatro imágenes secundarias

Joaquín Domínguez Vidal, dando los últimos retoques a los ángeles 'entrevarales' del Buen Fin que se estrenarán el Martes. Joaquín Domínguez Vidal, dando los últimos retoques a los ángeles 'entrevarales' del Buen Fin que se estrenarán el Martes.

Joaquín Domínguez Vidal, dando los últimos retoques a los ángeles 'entrevarales' del Buen Fin que se estrenarán el Martes. / román ríos

Sus manos modelarán un nuevo Domingo de Ramos. Dentro de un año, tal día como hoy -si todo marcha según lo esperado- la hermandad de Humildad y Paciencia estrenará para mayor gloria de la Semana Santa isleña cuatro nuevas imágenes secundarias que darán un vuelco impresionante al misterio y a la cofradía de La Ardila. Joaquín Domínguez Vidal será el artífice de ese cambio que los hermanos refrendaron en un cabildo extraordinario que se celebró en el pasado mes de noviembre. Es -admite- "el gran reto" de una trayectoria artística que comenzó siendo tan solo un chaval, alumno de la Escuela de Artes de Cádiz, cuando un día se plantó ante Alfonso Berraquero y le dijo que su sueño era ser imaginero. Algo tuvo que ver el maestro en este decidido joven porque le emplazó a que al día siguiente se plantara en el mítico taller de la calle Bonifaz que siempre tenía las puertas abiertas. Así empezó todo.

Joaquín ha sido la mano derecha de Berraquero, el ayudante que ha estado detrás de prácticamente todas sus obras desde entonces, que ha visto cómo la Semana Santa isleña iba tomando forma entre aquellas paredes. "Ha sido -reconoce- la mejor forma de aprender, qué duda cabe". "Empecé lijando el cuerpo del Cristo del Huerto que entonces, allá por los 80, estaba haciendo Alfonso", explica mientras recuerda lo que le impresionó aquella talla, el movimiento que Alfonso había conseguido dar a la imagen, una de las escenas más complicadas de representar -y de innovar- de toda la Pasión.

Trabajar con Berraquero ha sido la mejor forma de aprender el oficio, qué duda cabe" Habrá dos escenas en el misterio y el Cristo con el ángel y la cruz se desplazarán hacia delante"

No tardó en convertirse en un díscipulo aventajado. "La clave es saber modelar. La talla, en definitiva, es un sistema que puede aprender cualquiera. Lo difícil es siempre el modelado", reconoce. Ahí es donde está la esencia: saber crear y dar cuerpo desde la nada. La gran oportunidad le llegó en la Semana Santa de 2002 con la imagen secundaria de Judas Iscariote que hizo para el misterio de la hermandad del Prendimiento, su cofradía, a cuya junta de gobierno además pertenece ocupando en la actualidad el cargo de fiscal. "Era tocar un conjunto de Berraquero y mi miedo era que no encajara, que no se viera bien", reconoce al recordar las dudas que en aquellos momentos le abrumaban por el encargo. Berraquero, entonces, le apremiaba para que se desprendiera de los temores a los que se enfrenta todo imaginero novel. "Lo tienes que hacer tú solo", me decía.

Luego fueron llegando otros encargos... El anciano sacerdote que completó definitivamente el misterio de esta misma hermandad del Prendimiento en 2011 es, quizá, uno de los trabajos recientes más conocidos. Aunque hay más cosas, entre las que se incluyen los dos ángelitos llorones que este Martes estrenará el palio del Buen Fin portando los faroles entrevarales.

Y con Humildad y Paciencia, hermandad en la que Alfonso Berraquero ha dejado su impronta, inició también una relación muy especial cuando se le encargó la realización de la imaginería de las cartelas del nuevo paso. Ahora, su junta de gobierno ha decidido confiarle la ejecución de las cuatro imágenes secundarias, que no solo ampliarán el misterio sino que renovarán por completo el conjunto transformando la que durante 30 años ha sido la imagen más característica de la cofradía.

Porque el paso, tal y como se plantea, fue concebido inicialmente para darle a la imagen del Santísimo Cristo de Humildad y Paciencia un protagonismo exclusivo. De ahí sus dimensiones, su ubicación central, la escena alegórica que representa el angelito que le ofrece el cáliz de la Pasión. Sin embargo, hace unos años hubo un cambio de criterio. Dice Joaquín Domínguez Vidal que fue idea de Alfonso, que propuso renovar y ampliar el misterio. Él pensaba en dos romanos y un sayón. Y la hermandad, en principio, también lo veía. Pero la historia no consiguió salir adelante. Tampoco se descartó. Simplemente quedó aparcada. Y así estuvo hasta el año pasado, cuando la junta de gobierno retomó el proyecto. Por entonces, sin embargo, la enfermedad que acabó con la vida de Alfonso Berraquero estaba muy avanzada, lo que hacía imposible que asumiera el trabajo. Así que la junta de gobierno optó por el paso más lógico: que fuera su discípulo -Joaquín Domínguez Vidal- el que se encargara de la faena. "Lo hablaron con Alfonso y a él, que ya estaba muy mal, le pareció bien", afirma este imaginero, que reconoce también sentirse dolido por ciertos comentarios que ha suscitado el encargo tras el reciente fallecimiento de Berraquero.

Aunque es innegable la influencia de Berraquero en su obra -"he aprendido donde he aprendido", sostiene- Joaquín le dio la vuelta a los planes iniciales de renovación del misterio para darle su propio toque personal. "Lo que concibo son dos escenas diferentes, para lo que el Cristo y el ángel alegórico, tal cual están ahora, se desplazarán hacia delante en el paso", afirma. La segunda escena será totalmente nueva. A un lado del paso, irán dos soldados romanos sentados o agachados, jugádose la túnica a los dados. Y al otro, un centurión romano escribiendo con el cálamo la tablilla del INRI y un sayón con las herramientas de la crucifixión entre las manos. El proyecto depende ahora de la preceptiva autorización del Obispado. Su estreno, el de todo el conjunto entero, está previsto para el Domingo de Ramos de 2018. Dentro de un año... Sin duda, será un nuevo Domingo de Ramos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios