La Tribuna Cofrade ¿Un nuevo Prendimiento?

  • La junta de Rafael Galeano proyecta la restauración del Señor y la remodelación del grupo escultórico del misterio para los próximos cuatro años

  • La Patrona ya plantea su salida el 7 de octubre

El misterio del Prendimiento, por la Plaza de Mina.

El misterio del Prendimiento, por la Plaza de Mina.

NO hay nada más ilusionante que comprobar cómo una hermandad sueña sin límites, cómo sus responsables acumulan proyectos, ideas, adquisiciones e iniciativas conformando una candelería que ilumina con fuerza el futuro. Sobre todo si esa hermandad está próxima a iniciar una nueva etapa. Como le pasa al Prendimiento, que este próximo viernes debe reelegir a Rafael Galeano como hermano mayor para otros cuatro años.

El programa de trabajo que Galeano y su lista (prácticamente la misma junta de gobierno que ha gestionado con éxito la hermandad en los últimos cuatro años) es un valiente compendio de proyectos, entre los que destaca la decidida apuesta por seguir mejorando y enriqueciendo el patrimonio. Y dentro de este capítulo, llama la atención la propuesta para restaurar la imagen del Señor e incluso para plantear la restauración o remodelación del misterio.

Una vez que la junta de gobierno tome posesión, si el cabildo del viernes se desarrolla con normalidad, no parece que vaya a tardar mucho la convocatoria de ese cabildo en el que los hermanos decidirán qué hacer con el misterio. Sobre la mesa, según parece, se van a plantear diferentes opciones con diferentes nombres propios de la imaginería actual que expondrán cómo conciben ellos ese misterio. Y serán los hermanos los que decidan qué paso saldrá a la calle el Lunes Santo del futuro.

Se abre, pues, la puerta de par en par a un nuevo Prendimiento. Un Prendimiento que procesione sobre un paso que posiblemente en 2023 culmine su talla con unos respiraderos que llamaron la atención la pasada Cuaresma en la exposición de Cajasol y que empiece la aventura del dorado, con una imagen del Señor restaurada que de alguna forma ya dibujaba Luis González Rey en el cartel de la Semana Santa, y con una imaginería secundaria que puede variar notablemente lo que hasta ahora se ha visto procesionar.Tampoco se quedan atrás los proyectos y sueños que en el Prendimiento tienen respecto al paso de palio, que va a seguir una fase de restauración y plateado. E incluso a la Custodia procesional, que igualmente se quiere restaurar para recuperar esa procesión del Corpus del Mentidero.

La candelería de esta hermandad del Lunes Santo está, por tanto, más que dispuesta. Ahora corresponde a los hermanos encenderla en el cabildo del viernes; y a partir de ahí, que el tiempo decida si se mantiene o no encendida. Mucha suerte.

Procesión

La que ha anunciado que quiere desarrollar la cofradía del Carmen de Jerez, apoyada en la ausencia de ese decreto que sí impera en la diócesis de Cádiz respecto al culto en la vía pública. Habrá que estar atento, en caso de que finalmente la procesión se celebre el 16 de julio, a la forma en la que la Virgen del Carmen sale a la calle (se plantea que sea en el carro de la custodia del Corpus de Jerez) y en el modo en que hermandad y fuerzas de seguridad desarrollan todo el protocolo y control que requiera la salida y el recorrido que se adopte. En cualquier caso, salga o no definitivamente la Virgen del Carmen a las calles de Jerez el día 16, lo que parece cada vez más claro es que la ‘clausura’ obligada del culto público de las hermandades está llegando a su fin, y que más pronto que tarde empezará a ser normal que las imágenes vuelvan a salir.

La Patrona

A la espera de que pase el verano y que la Merced tome las decisiones que correspondan respecto a su salida procesional, las miradas en Cádiz se centran ahora en la procesión de la Patrona el 7 de octubre. En Santo Domingo ya empiezan a plantear posibles escenarios de cara a una salida que, en cualquier caso, se da por hecho que no podría ser como de costumbre. Una procesión matutina, la Virgen del Rosario en parihuela, o un recorrido variado para evitar calles estrechas son algunas de las opciones que se estarían planteando desde la archicofradía, a la espera de ver cómo evoluciona la pandemia a lo largo del verano y de conocer también qué pasa con esos grandes acontecimientos (la magna de Málaga prevista en septiembre o la salida del Gran Poder por Sevilla en octubre) que de momento han reafirmado que siguen adelante.

El Amor

Hubo el sábado pasado sus más y sus menos en las elecciones de esta hermandad del Lunes Santo, que vio anulados hasta 185 votos que un mensajero entregó el día antes al director espiritual y que provenían de un único envío. Esta jugada podría haber supuesto la suspensión del cabildo y su repetición, lo cual se estuvo estudiando y discutiendo hasta momentos antes de iniciar las votaciones. No ha quedado nada contenta con el proceso la candidatura perdedora, que encabezaba Alejandro Fuentes; pero el Secretariado de Hermandades ha rechazado cualquier posibilidad de intervención o alteración del resultado final (207 votos a favor del actual hermano mayor, Manuel Mota, y 88 para Fuentes), por lo que la actual junta de gobierno seguirá al frente de la hermandad, y con grandes proyectos por delante, cuatro años más.

Elecciones

La del Amor fue, por fortuna, la única incidencia de los cuatro cabildos que se desarrollaron el pasado fin de semana y que dieron como resultado la llegada de tres nuevos hermanos mayores (los de La Cena, Cigarreras y Buena Muerte). Por tanto, el panorama electoral está ya prácticamente aclarado, a la espera de la normalidad el próximo viernes en las citas de Vera-Cruz y Prendimiento, a las que sólo concurren una lista encabezada por sus respectivos hermanos mayores en funciones. En una segunda fase electoral de este 2021 aguardan los cabildos de Afligidos (ya convocado) o Borriquita.

Vera–Cruz

Aunque sea recurriendo a cofrades de anteriores gobiernos, Emilio Bienvenido concurre a las urnas el viernes con una junta de gobierno muy renovada. Contradictoriamente, estas elecciones de Vera-Cruz suponen el final de una amplia y exitosa etapa pese a que se presenta el mismo candidato que hace cuatro años. Después de años de trabajo y dedicación, ya no figurarán en la candidatura nombres propios de la hermandad como los Marrero (padre e hijo), como Ramón Fernández (que llevaba más de veinte años seguidos en la junta), o como Pablo Castellano. Merecido descanso para todos ellos, que han trabajado con discreción y con absoluta dedicación para crear ese sello tan característico y elegante de la hermandad del Lunes Santo. Enhorabuena.

Beato

La cofradía del Prendimiento se ha propuesto retomar el proceso de canonización del capuchino Fray Diego José de Cádiz, titular de la corporación, que precisamente radica en su casa natal. Ya se ha establecido contacto con un capuchino para que coordine ese trabajo intenso pero ilusionante que se quiere poner en marcha para la santificación del Beato, que la historia frenó en un momento determinado y que hoy se considera más que justificada. Suerte en el empeño, porque para la ciudad sería más que interesante contar con un santo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios