Cuaresma 2019 Una escultura para el escultor

  • González Rey recibe el Gota a Gota de Pasión por 30 años de trabajo

  • El imaginero dedica el premio a Láinez Capote, “que murió sin pena ni gloria”

Luis González Rey posa con el premio Gota a Gota de Pasión entregado por María del Mar Díez Luis González Rey posa con el premio Gota a Gota de Pasión entregado por María  del Mar Díez

Luis González Rey posa con el premio Gota a Gota de Pasión entregado por María del Mar Díez / Paz Alcaraz

La emoción que caracteriza al imaginero Luis González Rey puede ser parte de la explicación del éxito de una amplia y profusa carrera que ha cumplido ya tres décadas y que ayer le valió el reconocimiento de la Fundación Cajasol, que le entregó el segundo premio Gota a Gota de Pasión.

El emocionado escultor recibió el premio de manos de la responsable de la fundación en Cádiz, María del Mar Díez, para dedicárselo “a mi precedente en la ciudad”. “Un hombre que trabajó por la Semana Santa de Cádiz y que se fue sin pena ni gloria. Al menos ahora tendrá una calle en la ciudad”, dijo González Rey entre aplausos, en referencia a Miguel Láinez Capote y la decisión recientemente adoptada por el Ayuntamiento.

La Fundación Cajasol reconocía ayer la trayectoria de Luis González Rey otorgándole un galardón que además de premiar “la labor que desarrolla en pro de la Semana Santa” busca de algún modo “dar mayor impulso a la artesanía cofrade, tan necesitada de apoyo institucional público y privado”, defendió María del Mar Díez.

El galardonado, no en vano, ha trabajado para todas las cofradías de penitencia y de gloria de la capital gaditana salvo cinco excepciones, como señaló el cofrade y capataz Francisco Coto, que se encargó de presentar a González Rey. Formado por Alfonso Berraquero –en cuyo recuerdo también tuvo el homenajeado palabras de agradecimiento “por todo lo que pudo enseñarme en la escuela”– e influenciado por Sebastián Santos o Francisco Buiza, Coto destacó su especial tratamiento del retrato en figuras y esculturas –“muchos somos los que vemos a gente conocida en el paso de la Santa Cena”, bromeó el capataz– y su manejo en el mundo del belenismo, llegando a asegurar que el imaginero gaditano es propietario de “uno de los mejores belenes de España”, realizado por él mismo en sus ratos libres.

Francisco Coto agradeció “en nombre de todos los cofrades de Cádiz” el reconocimiento de Cajasol, que como el propio González Rey indicó “llega en un momento muy especial, porque ha supuesto abrir una puerta de positivismo” después de unos malos momentos que a título personal ha pasado.

La música de dos clásicos de la Semana Santa (Jesús de las Penas de Pantión y Virgen del Valle de Gómez Zarzuela) salida del violín de Jaime Calderón y la viola de Inmaculada Arjonilla puso el colofón de un emotivo acto que congregó a numerosos cofrades en la sede de la fundación Cajasol y que presentó, precisamente, el galardonado del año anterior, Juan Manzorro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios