La Tribuna Cofrade Los seis días del coronavirus

  • El domingo 8 casi toman por loco a Ramón Velázquez por suspender el ensayo de cargadores. El sábado 14, la Cuaresma puso fin y la Semana Santa quedó suspendida

Los palcos de la carrera oficial se han quedado instalados en la plaza de la Catedral. Los palcos de la carrera oficial se han quedado instalados en la plaza de la Catedral.

Los palcos de la carrera oficial se han quedado instalados en la plaza de la Catedral. / Fito Carreto

Los acontecimientos han pasado tan rápido que todavía tendrá que pasar tiempo para digerir lo acontecido. Y la situación sigue siendo tan dura -y habrá que ver la evolución que tenga en los próximos días o semanas- que necesitaremos mucho más tiempo para asimilar lo que ocurra, en términos cofrades, este 2020 y las consecuencias que puede tener en años venideros. El coronavirus necesitó menos de una semana para dar al traste con la Semana Santa. Seis días. Casi nada. He aquí el relato de lo que aconteció en las hermandades de Cádiz desde que en la mañana de un domingo cualquiera Ramón Velázquez decidió suspender su ensayo de cargadores hasta que al mediodía del sábado de marras (el 14) el Ayuntamiento certificó con un comunicado la suspensión de las procesiones de Semana Santa.

Domingo 8

Las noticias sobre el virus Covid-19 iban cobrando más trascendencia en los informativos, sobre todo por la incidencia que iba teniendo sobre Madrid. Pero la relación coronavirus-Semana Santa (que ya ese día apuntábamos ligeramente en esta Tribuna Cofrade) se veía como algo imposible. Ese día, Ramón Velázquez decide suspender los ensayos de las cuadrillas de la Virgen de las Penas y la Virgen del Rosario como medida de precaución para evitar contagios, lo que se vio como una exageración. Prácticamente lo tomaron por loco, de hecho.

Lunes 9

El Consejo de Hermandades, alertado por las declaraciones que realiza el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, respecto a la Semana Santa (“si hay que suspenderla, se suspenderá”, vino a decir Marín, recordando su condición de cofrade sanluqueño), establece los primeros contactos con el Obispado. En concreto, con la Pastoral de Salud que dirige el médico internista Fernando Carmona, para abordar los posibles peligros del coronavirus en relación a la actividad cofrade y a los desfiles procesinales.

Martes 10

La ciudad, sin saberlo, asiste al último culto público de la Cuaresma: el vía crucis del Cristo de la Salud de Santiago que además es uno de los actos destacados por ser la primera vez que sale esta imagen a la calle. Con el Cristo recorriendo el entorno de Santiago, el Gobierno de España junto a la Comunidad Valenciana deciden suspender las Fallas, el gran evento anterior a la Semana Santa.

Miércoles 11

Los acontecimientos que se van desarrollando en el país hacen que entre los cofrades cobre fuerza el convencimiento de que la suspensión de la Semana Santa es cuestión de días o de horas. En las casas de hermandad se nota bastante el temor al coronavirus en la retirada de túnicas y papeletas de sitio, y el Consejo también nota una caída en la venta de sillas de la carrera oficial.

Jueves 12

Sin duda, este es el día clave. Y de nuevo, Ramón Velázquez es el protagonista. En este caso, en su condición de hermano mayor de Afligidos, que con absoluta sorpresa se convierte a primera hora de la tarde en la primera hermandad de España en suspender su salida procesional. Esa misma tarde, muchas cofradías empiezan a suspender actos y ensayos. El Cristo de la Mirandilla no se traslada a la Merced.

Viernes 13

El Consejo de Hermandades mantiene una primera reunión con el Ayuntamiento para hablar del coronavirus. Y en ese encuentro se decide, al menos oficialmente, seguir adelante con la planificación de la Semana Santa y el montaje de la carrera oficial, aunque el pregón de la Semana Santa queda suspendido por el cierre del Falla.

Pero el estocazo final -y esperado- a la Semana Santa de 2020 llega con un documento publicado por la Conferencia Episcopal Española con una serie de orientaciones sobre el coronavirus que se tornan en contundentes al referirse a las procesiones. “Han de suprimirse”, dicen los obispos españoles.

Las cofradías proceden ese día a suspender todos los cultos que se estaban celebrando y también los que estaban previstos la semana siguiente. La cascada de suspensiones es continua durante todo el día, desde que el Nazareno del Amor anuncia la suya por la mañana.

Sábado 14

Andalucía se levanta con el anuncio oficial de que Sevilla suspende las procesiones de Semana Santa y precipita el anuncio del resto de ciudades, que no contaban con hacerlo ese día en base a una especie de acuerdo al que llegaron los presidentes de los consejos de Andalucía y que la capital de la comunidad se saltó de manera unilateral.

En menos de una semana, el virus por el que prácticamente habían tomado por loco a Ramón Velázquez destrozó la Cuaresma y dejó a toda España sin Semana Santa. Al menos, de momento (gracias al Vaticano).

Extracto del decreto de la Congregación para el Culto Divino Extracto del decreto de la Congregación para el Culto Divino

Extracto del decreto de la Congregación para el Culto Divino

El Vaticano

Enorme sorpresa la que ha supuesto que la Congregación para el Culto Divino haya tenido un guiño sin precedentes hacia las hermandades facultando a los obispos a que convoquen o celebren procesiones de Semana Santa en otras fechas. Sólo el tiempo, el devenir que tenga esta pandemia y el efecto que finalmente deje en la ciudad dirá qué ocurre en Cádiz con las procesiones suspendidas y con esa posibilidad de celebrarlas de algún modo (a nadie se le ocurre que se convoque una semana de salidas procesionales) en agosto o septiembre.

Varios pasos en el interior de la Catedral en la magna del Sábado Santo de 2012 Varios pasos en el interior de la Catedral en la magna del Sábado Santo de 2012

Varios pasos en el interior de la Catedral en la magna del Sábado Santo de 2012 / Julio González

Las posturas

A priori, ni Obispado ni Consejo ponen reparos a esa celebración posibilitada por el mismísimo Vaticano (por más ‘puristas’ que de repente se hayan situado por encima de Roma). Y aunque el discurso oficial es el de atender ahora al presente, a esa epidemia y a cómo se puede atender a la ciudadanía que lo necesite (lo cual, de hecho, se está haciendo) ya empieza a pensarse en ese evento extraordinario que pueda celebrar la ciudad. Enfrente se sitúan no pocos cofrades y voces que entienden que si la Semana Santa ha quedado suspendida (y hablamos siempre de las salidas procesionales, que ya sabemos que el culto no se suspende pese a que cierren las iglesias) no debe ponerse un cirial en la calle hasta el Domingo de Ramos de 2021.

Los hermanos mayores

Pleno de hermanos mayores Pleno de hermanos mayores

Pleno de hermanos mayores

A falta de conocer las posiciones de las juntas de gobierno, que retomarán la normalidad cuando pase la situación actual, parece que los hermanos mayores se han posicionado mayoritariamente en contra de la posibilidad que refleja el decreto del Vaticano. De ser así, bien harán en el próximo pleno que se convoque ponerlo sobre la mesa y trasladarlo al obispo. No vaya a ser que Zornoza anuncie procesiones y las procesiones no quieran salir.

Arturo López Pinto

Arturo López, en la procesión de su cofradía del Huerto el pasado Jueves Santo Arturo López, en la procesión de su cofradía del Huerto el pasado Jueves Santo

Arturo López, en la procesión de su cofradía del Huerto el pasado Jueves Santo / Fito Carreto

Hablando de hermanos mayores, en medio de la incertidumbre y del confinamiento del coronavirus se marchó el otro día el que lo fuera durante tantos años del Huerto, Arturo López Pinto. La corrección, la discreción y la humildad caracterizaron a este cofrade que lo dio todo por su hermandad, en la que ha dejado legado familiar. En Santa Cruz también se echará de menos su saludo amistoso y educado. Descanse en paz.

Elecciones

El descendimiento en imágenes El descendimiento en imágenes

El descendimiento en imágenes / Marcos Piñero

El Secretariado Diocesano ha decretado la suspensión de los procesos electorales que pudieran estar en marcha en la diócesis así como aquellos que tenían previsto convocarse en estas fechas. En concreto, ha paralizado los procesos ya iniciados, que se reanudarán en el mismo punto en el que quedaron antes de que se decretara el estado de alarma; y ha suspendido “hasta nuevo aviso” aquellos procesos que iban a comenzar estos días, algo que afecta directamente a la hermandad de Descendimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios