Semana Santa de Cádiz 2020

Las miras puestas en la Semana Santa de 2021

  • Varios grandes estrenos ya se barruntaban para el próximo año y se unirán ahora a todo lo que la Semana Santa no está pudiendo lucir estos días ni en calles ni en templos

  • Todo dependerá del impacto económico que el coronavirus tenga en la economía cofradiera

Detalle del respiradero que estrenará el Prendimiento este 2020 Detalle del respiradero que estrenará el Prendimiento este 2020

Detalle del respiradero que estrenará el Prendimiento este 2020

2021 será el año. No hay duda. La próxima Semana Santa viene fuerte, o así se le espera si el gubiazo económico en las arcas de las hermandades no termina siendo muy doloroso. Antes de que las calles de toda España se llenaran de manifestaciones la misma mañana en que Ramón Velázquez suspendía los ensayos de las cuadrillas de palio de La Palma y del Perdón, antes de que el coronavirus nos metiera a todos en nuestras casas dejándonos de un plumazo sin Cuaresma y sin Semana Santa, ya había estrenos que se anunciaban para 2021. Sí, tal como suena. Grandes obras o trabajos que no podrían procesionar este año pero que casi con total seguridad ya las cofradías preparaban para la próxima Semana Santa.

Varios son los ejemplos. Del Domingo de Ramos, por empezar cronológicamente, estaba el de la cofradía del Despojado, que en 2021 sacará a la calle el grupo escultórico completo, rematando así el paso en lo que a canasto y misterio se refiere. El imaginero cordobés Francisco Romero Zafra lleva meses trabajando en las tres imágenes secundarias que restan para culminar su trabajo en la hermandad salesiana (los dos ladrones y un soldado romano que los lleva) y que solo cobran sentido cuando van juntas; porque no van a estrenar un romano solo en la trasera del paso mirando al vacío, ni tampoco a los ladrones por separado.

Para 2021 se esperan también dos cortejos nuevos, en lo que a hábitos se refiere. Siguiendo con ese proceso de renovación, transformación y mejora de los hábitos procesionales que las hermandades pusieron en marcha hace años, El Huerto tiene previsto el próximo año sacar a la calle nuevas túnicas de sarga de color crema, al igual que las capas, con capirotes de terciopelo rojo en los tramos del Señor y verde en la Virgen. Y en el Nazareno del Amor anuncian que en 2021 saldrá a la calle la totalidad de los nuevos hábitos procesionales que, en buena parte, ya se iban a estrenar este Lunes Santo. Túnicas de sarga de color morado, con capa y antifaz de sarga (no de raso) en color blanco y cíngulo franciscano.

El gran estreno para la Semana Santa de 2021 puede ser, o iba camino de serlo, el paso del Nazareno de Santa María. La propia cofradía anunciaba esta Cuaresma, tras celebrar el cabildo de hermanos, la posibilidad de que los plazos se recortaran y el paso saliera, sólo en fase de talla, el Jueves Santo de 2021. Pero el hermano mayor, José Manuel Verdulla, baja los pies al suelo y ya da hoy esa posibilidad prácticamente por descartada. En primer lugar porque la epidemia del coronavirus ha paralizado la actividad en el taller de los Hermanos Caballero, que lleva prácticamente un mes cerrado; un mes en el que no se está trabajando en un paso que debiera estar terminado en menos de un año para poder salir. Los plazos son más que justos.

Detalle del futuro paso del Nazareno Detalle del futuro paso del Nazareno

Detalle del futuro paso del Nazareno

Y a este motivo se une otro que ahora preocupa a todas las hermandades: el económico. Cómo van a quedar las arcas cofradieras tras el coronavirus. Qué pagos va a haber que afrontar en relación a la Semana Santa. Qué ingresos percibirán finalmente, sin sillas y sin cuotas de salida. “No hay velarios en Santa María, no hay subvenciones, no hay cuotas de salida, no sabemos si vamos a poder celebrar veladas y demás eventos en los próximos meses. Y los gastos mensuales siguen produciéndose: obra social, capellanía, iglesia”, explica Verdulla, que recuerda que en paralelo al nuevo paso del Señor también se están restaurando y enriqueciendo las bambalinas del palio.

Esta cuestión económica, junto al período por el que se prolongue el confinamiento y que tarden los talleres y artesanos en volver a la normalidad, va a ser la que en última instancia determine hasta qué punto la Semana Santa de 2021 va a suponer un regreso de las procesiones con total esplendor.

Esta cuestión va a determinar si el Prendimiento sale el próximo Lunes Santo a la calle con el paso totalmente tallado, después de que este año fuera a estrenar el frontal y el trasero y en los planes de la junta que preside Rafael Galeano estuviera ejecutar los laterales en estos próximos meses. Va a determinar si el paso de Las Penas presenta un gran avance en su dorado, que este año iba a comenzar con la crestería y las cartelas del frontal del canasto. O si avanza también de forma contundente el dorado del canasto del Huerto, que ha dejado para 2021 la nueva impronta que tendrá el misterio tras la profunda intervención del Señor y del Ángel que lo acompaña (que ha ganado una enormidad) y con la trasera dorada que ya debiera haberse visto hoy. O va a determinar los avances en los pasos de Columna, Ecce–Homo o Siete Palabras, que siguen en fase de dorado (los dos primeros) o de talla (el último).

Ángel del misterio del Huerto Ángel del misterio del Huerto

Ángel del misterio del Huerto

Todo lo previsto, todo lo que la economía permita, y todo lo que no hemos visto en las calles estos días de la Semana Santa más extraña de la historia reciente hacen que las miras estén puestas con gran expectación en el año 2021, en el que las ilusiones, las alegrías y también los estrenos serán dobles. La cuenta va ya por 352 días. Y bajando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios