Cuaresma 2021 en Cádiz Cirineos del siglo XXI

  • Coincidiendo con la Cuaresma, las cofradías ponen en marcha acciones sociales

  • El Despojado destinará a la crisis del Covid el 25% de las cuotas de los hermanos

Las balconeras que ha presentado la cofradía del Nazareno y que tendrán un fin solidario. Las balconeras que ha presentado la cofradía del Nazareno y que tendrán un fin solidario.

Las balconeras que ha presentado la cofradía del Nazareno y que tendrán un fin solidario.

El mundo de las cofradías parece en ocasiones que camina en una vida paralela al mundo real. Ocurre que en pleno siglo XXI se siguen repitiendo, año tras año, fórmulas, ritos y celebraciones que se mantienen intactas, Latín incluido; y ocurre que al contrario que en la vida real en lo que la primera preocupación es asegurar unas mínimas condiciones personales para luego ocuparse de otras cuestiones, en el contexto actual de crisis las hermandades se han despreocupado de su propio sostenimiento y ponen el acento en aquellos que más lo necesitan.

Solo así se explica, por ejemplo, que en plena crisis económica derivada de la pandemia, y agravada después de dos años sin Semana Santa en unas hermandades excesivamente dependientes a nivel económico de sus salidas procesionales, la cofradía del Despojado haya decidido que el 25% de la cuota anual de los hermanos (es decir, una cuarta parte del principal ingreso) se vaya a destinar a luchar contra la crisis económica derivada de la pandemia. Y por si fuera poco, la hermandad va a destinar el importe íntegro que perciba por las papeletas de sitio que se van a entregar de manera simbólica a los hermanos que lo deseen (mediante un donativo, no estipulado) también a esta campaña promovida por la casa salesiana.

Una cofradía con buena parte del patrimonio de su cortejo por hacer, con un misterio que culminar y un paso que terminar de tallar para empezar a dorar, por no hablar de un paso que permita la futura salida de la Virgen de la Concepción (por citar solo algunos proyectos) renuncia a todo eso para centrar su atención en la difícil situación actual. Un ejemplo para nada aislado en la labor que en estos últimos días vienen anunciando algunas corporaciones.

Es el caso también de la cofradía del Nazareno, que ha diseñado unas balconeras con la imagen de su titular para que los vecinos de Santa María y los devotos del Regidor Perpetuo las adquieran al precio de 15 euros, destinándose 5 de ellos a la obra social de la cofradía.

Estas curiosas iniciativas se suman a otras como la de Borriquita, que durante la Cuaresma desarrollará una campaña de recogida de productos de bebé que entregará a la asociación Spei Mater, con la que mantiene una estrecha colaboración; las donaciones podrán hacerse del 25 al 28 de febrero o del 26 al 28 de marzo, habilitándose también un teléfono de contacto (601 051 607) por si se quieren entregar productos fuera de esas fechas.

La Santa Caridad también ha puesto en marcha una campaña coincidiendo con el inicio de la Cuaresma; en este caso, bajo el título Al pie de la Cruz, se recogen alimentos (especialmente los destinados a los más pequeños) y pañales hasta el Domingo de Ramos.

Y estas acciones anunciadas para este tiempo previo a Semana Santa se unen a otras que de manera periódica o puntual vienen llevando a cabo la práctica totalidad de hermandades, auténticos Cirineos del siglo XXI en la ayuda a los demás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios