participación ciudadana La crisis llega al movimiento vecinal

Los vecinos se aprietan el cinturón

  • El Ayuntamiento recorta en un 30 por ciento las subvenciones que reciben las asociaciones de vecinos · Habrá menos verbenas y talleres en 2012

La crisis económica y las medidas de austeridad adoptadas para controlar el déficit público han llevado al Ayuntamiento a revisar y a recortar prácticamente todas las subvenciones y ayudas económicas que reparte entre asociaciones y colectivos ciudadanos. También entre el movimiento vecinal, que ha visto cómo el importe que hasta ahora recibían las asociaciones se ha reducido en aproximadamente en un 30 por ciento.

Habrá que apretarse el cinturón, reconoce la federación de asociaciones de vecinos Isla de León. No hay otro remedio, es lo que toca. El movimiento vecinal entiende los recortes. Así lo asegura su máximo representante, Antonio Romero. "Lo entendemos. La situación es la que es. Estamos de acuerdo con que el dinero que hay tendrá que servir para atender otras prioridades. En este sentido, no hay ningún conflicto con los vecinos", explica.

Una cosa está clara para la federación: si hay menos dinero, se notará en las asociaciones de vecinos. Es difícil saber todavía cómo se aplicarán estos recortes aunque en la reunión del consejo vecinal que se celebró el pasado miércoles se consensuaron los criterios principales. "Habrá menos fiestas. Eso seguro", apunta el presidente de Isla de León al referirse a las celebración de las tradicionales verbenas populares en las barriadas. Muchas de ellas dependen en gran medida del apoyo económico municipal y, al no ser una prioridad por tratarse de un evento lúdico, peligra su celebración. Eso sí, se quiere mantener intacta -en la medida de lo posible- la celebración del Día del Vecino, una jornada de fiesta dedicada precisamente al movimiento vecinal que incluye diversos reconocimientos y homenajes y que se ha consolidado en los últimos años.

También se dejarán notar los recortes en los talleres que se imparten en distintas asociaciones de vecinos a través de la federación y de la Delegación Municipal de Participación Ciudadana.

Lo que no se tocará -insiste Romero- serán las ayudas municipales que reciben las asociaciones de vecinos para afrontar el pago de alquileres de los locales en los que asienta su sede social -el Ayuntamiento aporta el 35 por ciento de la cuota- ni los gastos de mantenimiento de la federación.

En 2011, las subvenciones que repartió Participación Ciudadana a todos los colectivos -no sólo al movimiento vecinal- alcanzaron 71.000 euros. La federación Isla de León, en aquel momento, recibió 14.000 euros para la celebración de verbenas y 18.000 para la realización de talleres.

Este año, la delegada de Participación Ciudadana, África Cuevas, aseguró recientemente que el reparto de subvenciones sería distinto, ya que "cada colectivo tendrá capacidad para decidir a qué dedica la asignación municipal que se concede".

El presidente de la federación de asociaciones de vecinos matiza la propuesta. Se trata -explica- de llegar a un consenso en el seno de la federación a la hora de aplicar estos recortes en las subvenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios