San Fernando

"La transformación de La Isla culminará en tres años tras las obras del tranvía"

  • El alcalde asegura en un desayuno con Diario de Cádiz que el tranvía funcionará en 2011 y la calle Real estará lista en un año

En marzo de 2010 acabarán las obras de la calle Real. Así lo aseguró el alcalde, Manuel de Bernardo, en el transcurso de un desayuno organizado por la Delegación de San Fernando de Diario de Cádiz que se celebró esta semana. Aludía el regidor al proyecto de mayor envergadura que está en marcha en la ciudad desde hace ya ocho meses y que implicará sin duda la transformación de buena parte del casco urbano.

Se espera y pretende desde el Gobierno municipal que una nueva calle Real renazca tras las obras que se llevan a cabo y que hoy, por las múltiples molestias e inconvenientes que reportan a los ciudadanos y vecinos del centro, son más bien un dolor de cabeza cotidiano que sufren los isleños.

Se quiere una nueva calle Real, reurbanizada, con un nuevo aspecto, con un nuevo sistema de transporte metropolitano como es el polémico tranvía, con un nuevo mobiliario... Pero sobre todo, con vida, dotada de una intensa actividad comercial que se convierta en el motor económico de un nuevo centro de La Isla.

Y para ello, según De Bernardo, es necesario un proceso de adaptación que tiene una periodicidad determinada. "¿Diez años? No, muchísimo menos tiempo. La calle Real va a estar en su auge total en tres años desde la finalización de las obras, estoy seguro. El tranvía estará en funcionamiento en 2011 y la calle Real, al poco tiempo de acabar las obras, va a estar viva al cien por cien", aseguró, confiado, De Bernardo.

La Isla y la calle Real, según el regidor, ofrecen un particularidad expresa dentro del conjunto del proyecto del tranvía metropolitano que une las ciudades de Cádiz, San Fernando y Chiclana. Es la única calle comercial por la que pasará este nuevo medio de transporte.

"La calle Real va a ser el núcleo neurálgico del proyecto tranviario -afirmó- lo más referenciado de esta actuación no es que empieza en Pelagatos y acaba en el puerto de Cádiz, lo más llamativo es la calle Real, que va a ser la zona más comercial y de paseo de todas las paradas del tranvía".

Precisamente, para la puesta en marcha de esa nueva calle Real, se activó a iniciativa del propio alcalde una comisión participativa integrada por colectivos vecinales, comerciantes y profesionales implicados de una u otra forma en la actuación. Pero este órgano sólo se ha reunido una vez. Incluso el PP, socio de gobierno de los andalucistas, ha reclamado su convocatoria para explicar las demoras de las obras.

De Bernardo, en este desayuno con la prensa, reconoció esta falta de seguimiento de la comisión y explicó la razón: "No quiero reunirme hasta que no pueda poner sobre la mesa el borrador de las nuevas ordenanzas que hay que redactar y aprobar para dirimir entre todos el futuro de la calle Real -manifestó- cuando acaben las obras de la calle Real tenemos que tener aprobadas unas nuevas ordenanzas reguladoras del funcionamiento de taxis, de carga y descarga y sus excepciones, sobre el acceso a los hoteles, sobre los toldos, terrazas y veladores, si pretendemos que haya una uniformidad para los establecimientos hosteleros... Y todo pasa por ese borrador, que no se ha podido ultimar porque la gestión municipal se ha visto absorbida por las obras del fondo estatal".

La idea del Gobierno municipal era presentar esos borradores en el pasado mes de enero. Pero, según el regidor, no ha sido posible por la vorágine administrativa en la que se ha visto inmersa la gestión municipal al tramitar el centenar de obras del fondo estatal de inversión local. El retraso, sin embargo, no preocupa al alcalde. "Queda un año para que las obras terminen y nosotros queremos poner pronto ese borrador, esas líneas estratégicas de ordenanzas y queremos hacerlo con toda la gente involucrada: vecinos, comerciantes, hosteleros, taxistas, restauradores...", dijo.

El regidor aludió también a los problemas encontrados en el desarrollo de las obras del tranvía, inconvenientes como el de la plataforma central de la calle Real, que ha tenido que ser rellenada de hormigón a la espera de la colocación de las vías. "Al menos hasta que las obras no se completen en el tramo que va desde la plaza del Rey hasta el Carmen, no se colocarán las primeras vías". El problema -explicó- es que hacen falta unas máquinas especiales para tensar las vías por ambos extremos y esa faena tiene que realizarse por tramos de 400 metros, pero también es necesario rentabilizar la utilización de dichas máquinas. De ahí que haya que esperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios