Restricciones por el covid-19

Las quejas de la hostelería y el comercio en San Fernando: Un horario que "mata" a las cafeterías

  • El parón entre las seis y las ocho de la tarde se considera "una mazazo" para las cafeterías y otros establecimientos hosteleros por ser un horario esencial para su actividad

  • Asihtur critica el doble rasero con que tratan a la hostelería frente a las grandes superficies comerciales

Un hostelero recoge su terraza en San Fernando al llegar las seis de la tarde. Un hostelero recoge su terraza en San Fernando al llegar las seis de la tarde.

Un hostelero recoge su terraza en San Fernando al llegar las seis de la tarde. / Sonia Ramos

El horario que la Junta ha fijado para la hostelería a partir del día 18 ha despertado el malestar del sector en San Fernando, especialmente por el daño que se infringe a las cafeterías que ven cómo su actividad por las tardes seguirá mermada. Tanto Asihtur (Asociación Isleña de Hostelería y Turismo) como Acosafe (Asociación de Comerciantes de San Fernando) y su sección de hostelería cuestionan la medida y reivindicarán un cambio para que estos negocios puedan reactivar su actividad.

"Estamos en un punto crítico en la hostelería, especialmente en las cafeterías", apunta Javier González, de la sección hostelera de Acosafe. Se refiere a que el nuevo horario que se impondrá a finales de la próxima semana -se permitirá abrir hasta las seis de la tarde y después a partir de las ocho hasta las diez y media de la noche- "rompe el trabajo" de estos locales. Es el horario de la merienda en el que se obliga a parar la actividad, lo que hace que algunos de sus compañeros ya hayan expresado su preocupación. "Nos están matando a nosotros", son las palabras que le han transmitido y que González repite para mostrar la necesidad que estos negocios tienen para mantenerse a flote.

"Nadie del gremio se esperaba esto. Todos esperábamos que por lo menos hasta las ocho de la tarde pudiéramos abrir", asegura José Carlos Aragón, de la cafetería Santa Ana. Tener que cortar el servicio a las seis supone para estos establecimientos "un mazazo", porque además se suma a las semanas que llevan ya sin atender a los clientes a partir de las 18.00 horas. "Mi negocio es de café y dulces. ¿Qué hago? ¿Cierro a las seis y a las ocho abro sin clientes?", cuestiona indignado pero con la esperanza de que en estos días el Gobierno andaluz matice esta limitación. Una tarde más amplia permitiría a estos negocios dar servicio con más tranquilidad. "El domingo del puente tuve que echar a los clientes a las seis de la tarde, y estaban desde las tres y media merendando. Si abren el horario la gente puede venir a distintas horas", insiste.

Asihtur tampoco comprende lo que considera "un doble rasero" por la diferencia de medidas para bares, restaurantes y cafeterías frente al comercio y las grandes superficies. De hecho, habla de "arbitrariedad" y "agravio comparativo" del Gobierno andaluz. "No deja bien parado al sector hostelero e incide en su injustificada estigmatización", añaden.

"En la primer fase  que llegará hasta el próximo 18 de diciembre, los comercios, independientemente de su naturaleza, ya podrán abrir hasta las nueve de la noche; en cambio los establecimientos hosteleros tendremos que conformarnos con seguir cerrando a las seis de la tarde. En la segunda fase los comercios recuperarán su horario habitual, mientras que los establecimientos hosteleros nos enfrentaremos a un incomprensible turno partido", expone sobre la situación.

La apertura en la tarde noche tampoco satisface completamente a la hostelería. Javier González reconoce que "aunque tenemos un poco más de posibilidades de venta en ese intervalo, por nuestro clima y nuestra situación de vida las 22.30 horas se queda corto".

Es la misma opinión que tiene el presidente de Acosafe, Manuel Luna, que considera que las diez y media de la noche es poco para intentar que los hosteleros puedan resarcirse durante la Navidad. Pero además respalda las reivindicaciones que el sector hace para que se permita trabajar entre las seis y las ocho, "lucharemos para que se cambie la opción horaria, tienen todo nuestro apoyo".

Luna defiende la vinculación entre comercio y hostelería, "van de la mano". "Una zona comercial no puede estar sin la hostelería y la hostelería, igual", abunda. Por eso no entiende los horarios anunciados por la Junta, porque la franja entre las seis y las ocho de la tarde es fundamental para las dos partes. Conscientes de que se está en una pandemia, también deja claro que "los hosteleros -como los comerciantes- son los primeros en cuidarse, en cumplir las normas, incluso a veces en exceso para no verse afectados y tener que cerrar".

"¿Y cómo premia la Junta nuestro compromiso y buena disposición?", se pregunta el presidente de Asihtur, Antonio V. Páez. "Pues apretándonos aún más, hasta la misma asfixia de todo un sector. ¿Acaso corre alguien más peligro de contagiarse en una de nuestras terrazas, donde se cumplen todos los protocolos, que en un centro comercial atestado de gente donde las distancias van a ser del todo imposible de mantener?; ¿por qué este castigo a nuestro sector?", responde él mismo. La entidad lamenta el daño que se va a hacer a cafeterías, bares, restaurantes, pubs y por tanto a numerosas familias.

No descarta, con la "paciencia a punto de agotarse", realizar acciones para mostrar el descontento del sector que grita un "basta ya".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios