San Fernando

La plantilla de mantenimiento de Navantia aparca las movilizaciones

  • Los trabajadores cobraron la nómina en la mañana de ayer 

  • Los tres centros de la Bahía se resintieron en una jornada de trabajo perdida 

Retenciones en la carretera de la Carraca, a la altura del polígono Puente de Hierro, causadas por las protestas de ayer. Retenciones en la carretera de la Carraca, a la altura del polígono Puente de Hierro, causadas por las protestas de ayer.

Retenciones en la carretera de la Carraca, a la altura del polígono Puente de Hierro, causadas por las protestas de ayer.

Las movilizaciones de los trabajadores de la contrata responsable del mantenimiento de las instalaciones en los tres centros de Navantia en la Bahía de Cádiz, que este miércoles desencadenaron un auténtico caos de tráfico al bloquear los accesos de las factorías, se han levantado después de que la empresa Ditecsa, que hasta el pasado día 1 tuvo a su cargo la concesión, hiciera efectivo a lo largo de la mañana de ayer los pagos pendientes que reclamaba la plantilla a excepción de las pagas extra. 

Por su parte, desde Ditecsa se aseguró que nunca ha existido voluntad de dejar de pagar a los trabajadores en el proceso de liquidación que ha emprendido tras quedarse sin el contrato de Navantia y se aclaró que actualmente se estaba llevando a cabo "un análisis real y exhaustivo" de las horas extra prestadas por cada uno de los trabajadores para proceder a los pagos que correspondan. Desde Ditecsa, además, se afirmó que no existía ningún problema con Navantia, empresa con la que -insiste la firma- siempre ha mantenido buenas relaciones.

Las protestas de los trabajadores, por otro lado, desencadenaron importantes retenciones de tráfico a una hora clave a la que muchas personas se dirigían a sus puestos de trabajo. Se dieron en toda la Bahía, si bien fue San Fernando uno de los puntos más problemáticos.

Las largas colas de vehículos se vieron desde bien temprano hasta más allá del puente del Gran Poder y afectaron incluso a lo rotonda de la Venta de Vargas. También se dejaron notar en la autovía al impedir la entrada a San Fernando desde Chiclana por este punto con fluidez. Al quedar taponado el acceso, rápidamente se produjeron caravanas que duraron horas. La Policía Local intervino para coordinar el tráfico en la Venta de Vargas y, ya en la carretera de La Carraca, desvió el tráfico que venía desde el puente del Gran Poder a la altura de la barriada Bazán dado que, más allá de este punto, ningún vehículo conseguía avanzar.

Además de los trabajadores que se acudían al Arsenal de La Carraca o a la factoría de Navantia en San Fernando o gente que intentaba entrar en la ciudad, entre los afectados estuvieron padres, alumnos y docentes de los colegios Vicente Tofiño y Juan Díaz de Solís, así como del IES Wenceslao Benítez, cuyo acceso desde esta zona se han encontrado cerrado. En este instituto isleño, la situación obligó a suspender varias clases al haber profesores que no consiguieron llegar al centro.

La protesta pasó factura también a los tres astilleros de Navantia en la Bahía, que prácticamente perdieron una jornada de trabajo. Según fuentes consultadas por este periódico, el astillero de Cádiz, que actualmente tiene cuatro cruceros en reparación con apurados plazos de entrega (uno de ellos para la próxima semana), fue el que más se resintió al no contar con el personal de las contratas (que no pudo acceder al centro). La protesta supone un día de retraso en estos encargos.

Y lo mismo ocurrió en Puerto Real y en San Fernando, donde además numerosos trabajadores fueron incapaces de llegar a la factoría por el colapso de tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios