Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

San Fernando

Los padres del menor agredido con unas tijeras en un instituto de San Fernando: "Las denuncias de acoso se tienen que tener en cuenta desde que se da el primer aviso"

Los padres del menor agredido con unas tijeras, concentrados a las puertas del centro.

Los padres del menor agredido con unas tijeras, concentrados a las puertas del centro. / D.C. (San Fernando)

Los padres del menor agredido por un compañero con unas tijeras en un instituto de San Fernando (el IES Jorge Juan) han pedido una orden de alejamiento de su agresor en la Fiscalía de Menores, que ya ha abierto las oportunas diligencias en torno a los hechos ocurridos el pasado viernes. 

El agresor, según esta familia, ha sido expulsado del centro hasta final de curso como medida disciplinaria. Y su hijo, el adolescente agredido, permanece en reposo y se descarta que se reincorpore a clase antes de que acabe el curso la próxima semana. En el próximo mes de septiembre se trasladará a un nuevo instituto, una medida que los padres ya habían adoptado con anterioridad a la agresión del viernes dado que su hijo -afirman- sufría acoso escolar

Sobre ese punto han insistido este lunes, jornada en la que se han concentrado a las puertas del centro acompañados de una veintena de personas -una convocatoria ajena al centro- y en la que han asegurado que su hijo a lo largo de este curso había recibido "palizas" y "amenazas" por parte de un grupo de alumnos que denunciaron en el instituto, lo que llevó en el pasado mes de enero a abrir un protocolo de acoso que posteriormente -explican- fue archivado por el inspector de Educación al no hallar motivo para seguir adelante con el expediente. 

A pesar de ello, reconocen, su tutora y el jefe de estudios han estado durante el curso realizando un seguimiento de su hijo y en contacto con la familia cada semana. No obstante, lamentan, eso no impidió lo que ocurrió el pasado viernes. También ha mostrado su desacuerdo ante la reacción del centro ante la agresión.

"Mi hijo ha tenido suerte, todo se ha quedado en un susto, pero otras veces no pasa así", ha afirmado la madre -Verónica- esta mañana al pedir "que se corten" estas situaciones de raíz "y que se tengan en cuentan desde que se da el primer aviso, que no es ninguna tontería". 

"Los niños no pueden venir con miedo al colegio, estas cosas no son normales en un centro educativo", ha afirmado Iván, el padre del menor agredido. La familia ha pedido que se cambien los protocolos de actuación ante casos de bullying para atajar el problema desde sus inicios. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios