el gran proyecto del mandato | la rehablitación, a punto de cumplir 500 días en marcha

Las obras del Ayuntamiento afrontan un verano decisivo

  • La intervención supera ya el 30 por ciento de su ejecución

  • Esta semana han empezado a colocarse los andamios en la fachada frontal

La gran obra del mandato -la rehabilitación del Ayuntamiento- alcanzará en julio los 500 días. Lo hará cuando el histórico edificio se dispone a cumplir también 11 años cerrado y sin uso, aunque ya afortunadamente con los trabajos en marcha por segundo verano consecutivo, y cuando la intervención empieza a mostrar de cara al exterior avances decisivos y claramente perceptibles para la ciudadanía. La colocación de los andamios en las fachadas laterales -y esta semana también en la principal que da a la plaza del Rey- para impulsar los trabajos en el exterior del inmueble ha sido una de las actuaciones más visibles en este sentido. Si los plazos que baraja la empresa adjudicataria se cumplen, el año que viene por estas fechas estaría concluida la intervención. Claro que en una obra nunca hay que descartar posibles retrasos y mucho menos cuando se trata de una actuación tan compleja y de tal magnitud como es la de este edificio histórico, que ya ha obligado a un primer modificado y a una prórroga de seis meses. A pesar de ello, el arquitecto responsable del proyecto y de la dirección de las obras, Francisco Márquez, señala que los trabajos marchan "razonablemente bien".

La actuación ha superado ya el 30 por ciento de su ejecución -a principios de año era un 15- teniendo en cuenta que las primeras fases de la rehabilitación son las que más tiempo requieren, las más complejas desde un punto de vista técnico y, por ende, las menos visibles. Ahora, advierte el arquitecto, hay varios frentes abiertos en el Ayuntamiento isleño -el de las fachadas es uno de ellos aunque también se trabaja en el interior del inmueble- y la rehabilitación se dispone a entrar en una nueva fase que en breve permitirá apreciar esa gran transformación que se pretende.

En breve se retirará el azulejo del sagrado corazón que preside la fachada principal

"Ahora mismo se están terminando los trabajos cimentación. Solo quedan unos bataches por hormigonar. También se está empezando a trabajar en las escaleras y el patio -la estructura de hormigón- y se están terminando las paredes en la segunda planta y empezando a tratar la fachada. Son varios tajos abiertos en la obra, que en principio marcha bastante bien", afirma el arquitecto al resumir el estado actual de la obra.

En las fachadas laterales del Ayuntamiento ya se ha empezado a trabajar hace unas semanas. "Hay -primero- que limpiarlas, luego tratarlas y finalmente terminarlas", explica Francisco Márquez. En los últimos días, se han colocado también los andamios en la fachada frontal, que es la más significativa, para extender también los trabajos a este punto, un avance que para los isleños resulta especialmente significativo.

Estos trabajos que se llevarán a cabo durante las próximas semanas implicarán la retirada del azulejo del sagrado corazón que a mediados del siglo XX se colocó en el centro de la fachada, presidiendo el acceso principal del Ayuntamiento, para recuperar así el aspecto original que tenía el frontal del Consistorio.

El azulejo -recuerda el responsable de la obra- no está contemplado en el proyecto de rehabilitación aprobado, así que las piezas se retirarán cuidadosamente y se entregarán al Ayuntamiento. El uso o destino final que se dará a este elemento religioso se desconoce todavía.

Coincidiendo con estos avances de la rehabilitación que previsiblemente tomarán forma a lo largo del verano se espera también en breve la convocatoria del concurso de ideas para la remodelación de la plaza del Rey, una actuación complementaria que completará la transformación de este céntrico conjunto. O eso, al menos, es lo que se pretende desde el equipo de gobierno.

Otra cuestión son las fechas, los plazos que se manejan para regresar al Ayuntamiento y para que el edificio vuelva a ofrecer el uso administrativo que siempre tuvo. Porque si hay que ser prudente a la hora de plantear la conclusión de la intervención en junio de 2018 -esos son los plazos de la adjudicataria- más complicado resulta todavía hablar de la mudanza de regreso, que dependerá todavía de otros rabajos: instalación de redes, servicios, conexiones, mobiliario, legalizaciones, trámites... Es prácticamente seguro que la vuelta no se lleve a cabo hasta el próximo mandato. De ahí también que la alcaldesa haya seguido adelante con sus planes para trasladar la Alcaldía a otras dependencias provisionales, las del antiguo Museo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios