actividad económica La escuela de artillería lleva ya trece años cerrada a cal y canto

Una nueva oportunidad para Janer

  • Ayuntamiento y Zona Franca han retomado las conversaciones en torno al futuro parque empresarial · El delegado de Zona Franca visitó ayer el viejo cuartel

Comentarios 13

Todo sigue igual que hace trece años, cuando el Ministerio de Defensa ordenó el cierre de la escuela de artillería naval Janer y el traslado de estas dependencias militares a la ciudad de Cartagena. Aquello -que fue un durísimo varapalo para la ciudad- ocurrió en 1999. Y los 65.000 metros cuadrados de superficie que ocupaba el antiguo centro docente de la Armada permanecen desde entonces cerrados a cal y canto, sin uso ni utilidad alguna. El abandono resulta claramente visible desde el exterior. El paso del tiempo ha hecho una notable mella en las instalaciones y el cercano Parque Natural, poco a poco, va recuperando terreno al olvidado cuartel en el que, hasta hace tres lustros, la Armada formaba a sus mejores especialistas en artillería naval y dirección de tiro.

Eran otros tiempos. Para la ciudad y para la Armada. Ahora interesa su futuro. ¿Qué se va a hacer con estas instalaciones? Sobre la mesa, las ideas están muy claras y suscitan un amplio consenso político y social. Hace más de una década que se habla del interés de Zona Franca para impulsar un parque empresarial. Su ubicación -en uno de los principales accesos de la ciudad, junto a la futura conexión del tranvía con la vía férrea- se considera estratégica e idónea para impulsar un núcleo de actividad económica. La ciudad -el Ayuntamiento- anhela esta iniciativa que podría suponer el punto de partida para su regeneración económica. Pero la realidad resulta más complicada y la viabilidad del proyecto se ve azotada por la incertidumbre que genera la crisis económica.

El Janer es un sueño que La Isla acaricia desde hace una década, un proyecto que, sin embargo, todavía no ha conseguido ponerse en marcha y al que ahora la crisis económica impide avanzar como se querría. El Ayuntamiento, sin embargo, está dispuesto a agotar todas las vías posibles para dar salida al proyecto. Hay dificultades, pero también interés de las tres partes implicadas -Defensa, Zona Franca y Ayuntamiento- por desbloquear una actuación enquistada.

Ahora que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) está a punto de aprobarse, buscan una nueva oportunidad para el Janer. Y Defensa, que como todas las administraciones se ha visto afectada por los recortes presupuestarios, está más que dispuesta a solventar la venta de unos terrenos que no quiere para nada y que en 2009 se valoraron en 12 millones de euros.

Zona Franca ha recuperado su interés por el Janer y ha reanudado las conversaciones con el Ayuntamiento. Ayer, el delegado del Gobierno para el Consorcio, Jorge Ramos, se reunió con el delegado de Desarrollo de la Ciudad, Ángel Martínez, y visitó las instalaciones para conocer el terreno sobre el que se aspira a levantar el nuevo parque empresarial. Fue el punto de partida, la primera toma de contacto de unas negociaciones que se remontan también al encuentro que el alcalde, José Loaiza, mantuvo en Madrid con responsables de los ministerios de Industria y de Defensa. Ayer, según fuentes municipales, también estuvieron presentes en la visita técnicos de Defensa, que también trabajan en el tema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios