Medidas contra el coronavirus en San Fernando | Cierran las unidades de estancia diurna La protección de los más vulnerables

  • Párkinson, Cruz Roja o Upace cierran sus centros de día donde atienden a mayores o personas dependientes ante la amenaza de la pandemia del COVID-19

  • También han quedado prohibidas las visitas a las residencias

Acceso a la residencia de Al Andalus de Upace. Acceso a la residencia de Al Andalus de Upace.

Acceso a la residencia de Al Andalus de Upace. / D.C.

Los centros de día en los que se atienden a personas mayores y a dependientes comienzan a adoptar el cierre decretado por la Junta de Andalucía. En el caso de la residencia de la Cruz Roja donde también se asiste a usuarios durante el día que marchan a pernoctar a su domicilio, se suma a las otras medidas preventivas ya adoptadas previamente. También Párkinson Bahía de Cádiz informaba durante la jornada de ayer a los familiares -de las personas proveniente de distintas localidades que realizan allí sus terapias y son atendidas durante el día- de la suspensión temporal de la actividad. La adopción de medidas en la Unión de Parálisis Cerebral (Upace) San Fernando ha sido gradual, pero ya implica el cese de la actividad de sus centros de día y ocupacional, y la prohibición de las visitas en residencia antes de que lo decretara la Junta. 

"Es una medida preventiva más dentro del plan de Vigilancia y control ante el coronavirus que hemos activado para proteger el bienestar y la salud de nuestros residentes y de nuestros trabajadores que les cuidan", recuerda Cruz Roja en la web de la residencia de La Magdalena.

La entidad quiere transmitir un mensaje de tranquilidad y confianza con estas medidas con las que extreman las precauciones para hacer frente al COVID-19, pero también apelan a la colaboración de los familiares, a los que piden comprensión ante las circunstancias que llevan al cierre temporal del servicio de unidad de día. Igualmente, piden a las familias de los usuarios de la residencia que sigan sus indicaciones y recomendaciones en beneficio tanto de los usuarios, un colectivo vulnerable ante el coronavirus, como de los trabajadores del centro. Desde hoy y tras varios días en los que se limitaba el número de familiares y el tiempo del encuentro quedan prohibidas las visitas. 

La directora de Párkinson Bahía de Cádiz, Lola Garzón, confirmaba ayer que estaban informando a los familiares de las personas atendidas en su unidad de estancia diurna de la suspensión tanto del centro de día como de las terapias que desarrollan en sus instalaciones. "Es lo apropiado por las características de las personas que vienen: enfermos crónicos, con pluripatologías, mayores, con discapacidad y dependientes", reconocía. 

Ante la importancia de que las personas asistidas continúen con las terapias que trabajan en la promoción de la autonomía de la persona, cada área de trabajo de Párkinson ha preparado material para que el paciente haga actividades en casa. "Diariamente se les va a llamar, para saber cómo están. Están preocupados, asustados, y es normal porque son vulnerables", señalaba Garzón.

En Upace también defienden las medidas planteadas, al tratarse de un colectivo en el que hay personas gravemente afectadas. "Tienen problemas motóricos, respiratorios, y no hablamos solo de mayores sino de personas con parálisis cerebral", señala la coordinadora de centros, Ana Lorenzo. Desde el viernes de la semana pasada han aplicado los protocolos de prevención dictados por el Ministerio de Sanidad y la Junta de Andalucía, tanto en lo que se refiere a los usuarios como a los trabajadores. "Nos ha costado encontrar los geles hidro alcohólicos, y las mascarillas ha sido imposible", detallaba sobre algunas de las dificultades para disponer del material higiénico necesario. También se han extremado las labores de limpieza de las instalaciones.

Desde el jueves, cuando todavía no se había decidido el cierre de los centros de día, ya se recomendaba a las familias que no llevaran a los usuarios gravemente afectados y con problemas respiratorios para evitar riesgos de contagio. Las medidas de la Junta implican, de cualquier manera, la confirmación del cierre de las dos unidades de día y del centro ocupacional con que cuenta la entidad social. "El colegio y atención temprana se cierran también desde el lunes", aclaraba la coordinadora de centros.

Como medida de precaución también se ha sugerido a las familias que sacaran a los usuarios de las dos residencias que tiene activas Upace. De cualquier modo, ambos centros estarán en funcionamiento con los cuidadores trabajando, y con la prohibición de las visitas por decisión de la entidad refrendada por la medida anunciada ayer por la Junta. "No sabemos las circunstancias del visitante, y no podemos arriesgarnos a que contagie a ninguna persona", puntualiza Lorenzo antes de conocer esta decisión.

En Alzheimer (Afa Vitae) pedían comprensión a los familiares por el cierre de su residencia a las visitas externas. Para contrarrestar este aislamiento familiar preparan un plan para mostrar a los usuarios vídeos o realizar videollamadas para mantener la comunicación. Los familiares estarán informados continuamente sobre el estado de los residentes.

En su caso, parte del personal se quedará en casa y otra trabajará a distancia. Para atender a las instalaciones se ha reducido el personal de oficina y se han dejado servicios mínimos de cocina, transporte o mantenimiento. Seguirán en el ritmo habitual, por el contrario, cuidadores y el personal de limpieza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios