Celebración de Upace del Día Mundial de la Parálisis Cerebral en San Fernando Creadores y 'creedores' de integración

  • Upace celebra el Día de la Parálisis Cerebral en el colegio La Ardila, con un acto en que usuarios y alumnos comparten protagonismo y defienden los mismos derechos para todos

La Unión de Parálisis Cerebral (Upace) de San Fernando lleva 40 años trabajando en la integración del colectivo. El colegio La Ardila fue el primero de la ciudad en contar con una unidad específica para personas con necesidades educativas especiales. "Cuando aún no se hablaba de integración nosotros ya la trabajábamos”, comentaba, María Isabel Márquez, directora del centro educativo, que usó la expresión "creadores y creedores de integración" para destacar esta labor. Ambas partes, entidad y colegio, celebraban juntos ayer el Día Mundial de la Parálisis Cerebral. "Es el día 6 de octubre, pero es domingo y estamos en un congreso nacional en Córdoba, así que la celebración se pasa al primer miércoles de octubre. Y esta vez hemos querido venir al colegio La Ardila, por la relación cercana que tenemos, porque trabaja de una manera especial. Nos acercamos a la educación, la base de todo”, defendió la directora de Upace, Ana Lorenzo.

El patio de las instalaciones educativas sirvió de escenario para esta cita solidaria que disfrutaron alumnos y usuarios de Upace –que habían acudido desde el cercano centro Al Andalus–, que compartieron protagonismo. Inma y Manu, dos de los usuarios de la asociación, se encargaban de leer el manifiesto –común para todas las entidades que forman parte de la Confederación Aspace–. Lamentaron la discriminación que sufren, con actividades que no están adaptadas para ellos, con un transporte público no acondicionado totalmente para su uso, por la falta de información que tienen sobre su derecho a tomar decisiones. Por eso, reclamaron acompañamiento social para la toma de decisiones, investigaciones sociales para que se dimensione sus necesidades, servicios sanitarios y atención social adecuados. Ambos hicieron mención a la situación de vulnerabilidad que soportan las mujeres con parálisis cerebral.

El presidente de Upace San Fernando, Francisco Javier Castro, había tomado la palabra antes que ellos para explicar que en el Día Mundial de la Parálisis Cerebral ponen sobre la mesa la defensa de los derechos de estas personas. "Conmemoramos este día para proteger su libertad como ciudadanos de derecho de la sociedad", apuntó. Unas 120.000 personas con parálisis cerebral hay en España, de las el 80% tiene grandes necesidades de ayuda y acompañamiento. "Todas luchan contra un entorno que les excluye: la sociedad no tiene en cuenta sus necesidades", señaló.

Dos usuarios de Upace, Inma y Manu, se encargaron de leer ante todos el manifiesto

La celebración del 6 de Octubre viene acompañada este año de la campaña Dale la Vuelta, con la que se intenta mostrar a la sociedad que las personas con discapacidad no tienen que ser discriminadas. En clave de humor, el vídeo elaborado por Aspace, explicaba ayer Lorenzo, muestra "un mundo al revés", en el que la persona excluida es la persona que no tiene ningún tipo de discapacidad. "Presenta situaciones cotidianas en las que esta persona se la deja fuera de lugar", detallada la directora de Upace. Este vídeo ha sido visionado en los centros educativos de la ciudad. Con esta campaña, además, se anima a las personas a hacerse fotos, darles la vuelta y ponerlas bocabajo y compartirlas así en sus redes sociales.

La otra parte protagonista de la convocatoria en el colegio La Ardila fueron los alumnos, que se dirigieron a los presentes para recordar que cada persona con parálisis cerebral "es única, y repito per-so-na, con todos sus derechos como tú o como yo"; y cuestionar que se vulneraran sus derechos. De ahí que uno a uno cada estudiante se puso en la piel de ellos para dejar claro que tienen derecho a una educación accesible, a tener un trabajo digno cuando sean mayor, a participar en la vida pública, a ir a cualquier playa, a utilizar el transporte público, a que se les respeten y valoren por sus capacidades como persona.

"Cualquier acto en un centro educativo va a tener doble valor, porque se siembra este valor de la integración en los más pequeños", destacó la concejala de Políticas Sociales, Salud y Mujer, Virginia Barrera, que defendía la importancia de la educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios