Upace San Fernando

Fiesta y revindicación en el Día Mundial de la Parálisis Cerebral

  • Upace celebra esta jornada con actividades en la Alameda

  • Los usuarios han protagonizado un flashmob flamenco

La Unión de Parálisis Cerebral (Upace) San Fernando celebra hoy el Día Mundial de la Parálisis Cerebral y durante la mañana ha protagonizado una cita reivindicativa y festiva en la Alameda Moreno de Guerra.

La mujeres de la asociación flamenca La Fragua han guiado el flashmob Alegrías del Vacío mientras usuarios, profesionales, familiares y voluntarios de la entidad de ayuda mutua han seguido los pasos ante la atenta mirada de los isleños que pasaban y en muchos casos se paraban en este céntrico punto de la ciudad. A la lectura de un manifiesto se han sumado las reclamaciones de algunos de los usuarios de transición a la vida adulta, que han demandado autonomía para tomar sus propias decisiones, un trato como adultos frente a quienes los tratan como niños y que se les considere parte de la sociedad con los mismos derechos que todas las personas.

"Estamos cansados de que decidan por nosotros y nosotras", ha gritado a los cuatro vientos uno de los usuarios de transición a la vida adulta de Upace, al que han aplaudido las numerosas personas que han disfrutado de la fiesta organizada por la entidad en la Alameda. Entre sus reivindicaciones y la de otros compañeros estaban la participación en la toma de decisiones, la necesidad de recursos para estar en las mismas condiciones tanto dentro como fuera de los centros de atención, recursos para acceder a la vida autónoma, la oportunidad de acceder a un puesto de trabajo digno o la libertad para tomar decisiones "sobre nuestra vida".

Antes, el primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, y el concejal de Inclusión y Política Social, Jaime Armario, han sido los encargados de leer un manifiesto con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral, en el que se ha recordado la evolución de Upace desde su fundación en 1978. "Los profesionales trabajaban altruistamente hasta que en 1981 gracias a una subvención pudieron ser contratados y además pudieron ampliar la plantilla con psicóloga, fisioterapeutas y logopedas, lo que permitió ofrecer una atención más global", leía Romero. Por su parte, Armario exponía la parte en la que se explicaba la parálisis cerebral: "Una discapacidad específica, que incluye diversos niveles de afectación y por tanto requiere una atención especializada y multidisciplinar".

Pero la jornada tenía prevista también su parte festiva, que ha venido de la mano de Las Mónicas y los Preston Brothers, y de la coreografía de las Alegrías del Vacío (con voz de Jesús Castilla y letra de Juan Antonio Iglesias, Trisco) que ha despertado la sonrisa a los espectadores, tanto en los ensayos previos como en las actuaciones posteriores. Además de las mujeres de La Fragua, los usuarios de Upace y sus familiares, los voluntarios y los profesionales de la entidad, algunos jóvenes presentes se han animado a participar. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios