San Fernando

El gobierno espera reflotar el proyecto de Janer tras el relevo en Zona Franca

  • Prevé abordar el tema a comienzos del curso político aunque ya ha trasladado su postura a la nueva delegada

  • Desde La Isla se cree que lo más viable sería retomar la venta

El último vestigio de la escuela de artillería de la Armada que queda en los terrenos de Janer, que siguen a la espera de convertirse en un parque comercial. El último vestigio de la escuela de artillería de la Armada que queda en los terrenos de Janer, que siguen a la espera de convertirse en un parque comercial.

El último vestigio de la escuela de artillería de la Armada que queda en los terrenos de Janer, que siguen a la espera de convertirse en un parque comercial. / román ríos

A estas alturas se esperaba que los 65.000 metros cuadrados de Janer fueran un parque comercial y empresarial a pleno rendimiento junto al nudo de La Ardila. Pero a pesar de los años transcurridos -hace 19 años que la Armada trasladó la escuela de artillería y cinco que Zona Franca compró los suelos para afrontar su desarrollo- los terrenos no han pasado de ser un amplio solar lleno de maleza.

Tras casi tres años de parón y sin recursos económicos para afrontar la inversión, Zona Franca optó este año por vender los terrenos y ceder su desarrollo a una empresa del sector especializada en este tipo de proyectos. Pero la operación no salió bien. La oferta pública con la que intentaba desprenderse de estos suelos -por los que pedía algo más de 7.5 millones de euros- quedó desierta. Es cierto que hubo una empresa que se interesó por los suelos pero la propuesta fue rechazada por la mesa de contratación al no avenirse a los criterios que regían las bases, concretamente en lo que concernía a la forma de pago prevista. Así que la venta -que se esperaba zanjar antes del 30 de noviembre de este año- se vino abajo. Y con ella la posibilidad de retomar el proyecto del parque comercial, que volvió a quedarse en el aire.

Hace casi 20 años que los suelos están en desuso y a la espera de un nuevo desarrollo Los terrenos, tras quedar desierta la oferta pública, siguen todavía en venta

Aunque no todo está perdido. Así al menos lo cree el gobierno municipal, que considera que en la oferta pública de venta de estos 65.000 metros cuadrados de suelo que se hizo en el pasado mes de abril se podría haberse afinado mejor para asegurarse que saliera adelante. Con todo, dice el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, el socialista Conrado Rodríguez, hay opciones para reflotar el proyecto. Sobre todo, si se tiene en cuenta que la venta no se ha adjudicado por una diferencia de criterios en la forma de pago, algo que a priori parece subsanable. Ahora, espera que el relevo al frente de la Zona Franca de Cádiz por parte de Victoria Rodríguez -que fue nombrada a finales de julio nueva delegada especial para dirigir el Consorcio- permita retomar el malogrado proyecto de Janer junto al nudo de La Ardila.

El Ayuntamiento está convencido de que la mejor solución, llegados a este punto, pasa por retomar la venta de los suelos y ceder su desarrollo a una empresa especializada en este tipo de desarrollos inmobiliarios. "Nuestra postura era que se hubiese desarrollado desde lo público desde un principio, como se planteó desde un primer momento, pero la llegada de un inversor privado permitiría ahora desbloquear la situación a la que se ha llevado el proyecto", admite el edil isleño. "Es lo más viable", apostilla.

Para el equipo de gobierno isleño es una prioridad. Así se lo ha trasladado a la nueva responsable de Zona Franca. Eso sí, aclara el concejal de Presidencia, de momento los contactos que se han mantenido solo han tenido un carácter informal y no ha pasado de ser un intercambio de pareceres. Ambas partes, dice, se han emplazado a mantener una reunión por derecho a comienzos del próximo curso en la que abordar la situación de Janer y sus posibles soluciones.

No hay nada decidido, aclara. De hecho, están a la espera de ver cuál es el planteamiento de Zona Franca con respecto al proyecto y qué piensa hacer con Janer. "Nosotros hemos trasladado nuestra postura, nuestro interés en que salga de una vez adelante este desarrollo y, ahora mismo, en Zona Franca, tras el cambio de gobierno, está valorándose la situación y replanteándose las prioridades", explica Conrado Rodríguez.

Con todo, la alternativa que tiene más peso pasa por retomar la venta de los terrenos para conseguir su desarrollo y contactar con los posibles inversores interesados para cerrar el proceso. De hecho, los terrenos siguen todavía en venta. Al quedar desierto el proceso emprendido en la pasada primavera, los suelos quedaron en situación de oferta pública permanente, con las mismas condiciones, requisitos y precios que se estipularon para esta fallida operación y que se recogen en las bases correspondientes.

Eso quiere decir que en cualquier momento se puede acceder a la compra de Janer si llega una empresa interesada que cumple con todas las condiciones que se exigen. Podría incluso repetir su oferta la única empresa que hasta el momento ha mostrado interés en hacerse con los suelos y completar el proyecto del parque empresarial y comercial que se quiere construir junto al nudo de La Ardila, siempre y cuando cumpla con las condiciones que se especifican en las bases.

Otra posibilidad pasaría por revisar dichas bases para lanzar una nueva tentativa que sirviera para dar salida a estos suelos. Con todo, al proyecto de Janer, qué duda cabe, le queda todavía un largo camino por delante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios