San Fernando

Las cuentas de 2011 apuntan un resultado negativo de casi 3,5 millones

  • Hacienda asegura que a lo largo de este año se han puesto en marcha ya medidas correctoras · La disolución de la Gerencia de Urbanismo y de la Fundación de Servicios Sociales dispararon el déficit

Las cuentas generales correspondientes al ejercicio de 2011 que la Corporación Municipal aprobará con carácter definitivo en el pleno de septiembre (se celebrará el día 28) arrojan un resultado presupuestario negativo de 3.401.072,40 euros y apuntan a la existencia de un remanente, también negativo, en Tesorería que alcanza los 5.620.804,09 euros.

Una realidad económica que, según las explicaciones dadas por el delegado general del área de Economía y Control de la Gestión, el concejal del PP Manuel Raposo, responde a la situación en la que el nuevo equipo de gobierno se encuentra al Ayuntamiento tras las elecciones municipales, al trabajar con unos presupuestos prorrogados, "lo que provoca siempre desviaciones".

Para Raposo, a lo largo de 2012 se han puesto en marcha medidas correctoras para subsanar estos resultados negativos. Además, el plan de ajuste ha permitido al Consistorio afrontar todos los pagos pendientes a proveedores (han sido más de 20 millones de euros), lo que ha permitido cuadrar mejor las cifras. Aunque todo eso no se verá claramente hasta que no se cierre de forma definitiva el presente ejercicio.

La disolución de la Gerencia Municipal de Urbanismo como organismo autónomo -una de las primeras medidas adoptadas por el Gobierno de José Loaiza a la hora de afrontar la reorganización del Ayuntamiento- ha sido uno de los aspectos que más ha pesado en los resultados negativos que arrojan las cuentas generales. Según Raposo, al desaparecer la Gerencia de Urbanismo, con una trayectoria de diez años, el Ayuntamiento asume todas sus deudas, que son considerables. Y éstas, según datos aportados a principios de año, suman más de un millón de euros.

Así, dice el responsable de Hacienda, el Ayuntamiento -excluyendo a todos los organismos autónomos y la empresa pública- ha cerrado el año 2011 con un resultado negativo de 2.138.457,60 euros.

Tan sólo a lo largo de 2011, en su último año de vida, la Gerencia Municipal de Urbanismo había generado cerca de medio millón de euros (concretamente, 414.983,27 euros). Estaba en una situación límite cuando la Corporación Municipal acordó su disolución, que se hizo efectiva el 31 de diciembre.

Pero el Ayuntamiento -recuerda Raposo- también ha asumido al cierre de este ejercicio las cargas procedentes de la disolución de otro organismo autónomo: la Fundación Municipal de Servicios Sociales para cumplir con las recomendaciones que en este sentido había realizado la Cámara de Cuentas (relativas a la plantilla, formada por personal del Ayuntamiento).

Cuando Servicios Sociales se integra en el Ayuntamiento, arrastra también un resultado negativo de 1.638. 000 euros, que se suma al de la Gerencia de Urbanismo. Para Raposo, este resultado responde exclusivamente a los impagos de la Junta de Andalucía. "El Consistorio cumple con sus obligaciones y atiende la demanda de ayuda, que cada vez es mayor, pero la Junta no paga luego lo que le corresponde", sostiene.

Si las cargas procedentes de la desaparición de ambos organismos autónomos se suman, el resultado presupuestario sigue siendo negativo, aunque en una cifra sustancialmente inferior, unos 85.000 euros. "No lo habremos hecho del todo mal", apostilla el responsable de Hacienda.

Pero al resultado de las cuentas generales de 2011 contribuyen además otras áreas, que también llegaron a diciembre en números rojos. El Patronato Municipal de Deportes, por ejemplo, cerró el ejercicio con un resultado presupuestario negativo en 175.917 euros cuando -apunta Raposo- la subvención municipal que recibió era de 2,6 millones de euros.

Ya entonces -insiste el delegado- se vio el desequilibrio existente y la necesidad de subir las tasas municipales que se cobran por el uso de las dependencias deportivas, lo que finalmente se ha llevado a cabo con la puesta en práctica del controvertido plan de ajuste. "Hay pérdidas y la solución pasa por quitar transferencias municipales y subir las tasas. Solo así se puede conseguir un equilibrio", explica.

Lo mismo ocurre con la Fundación Municipal de Cultura, organismo autónomo cuya disolución acaba también de aprobarse y que llegó al cierre de 2011 con un resultado negativo de 97.149,46 euros (la transferencia municipal fue de 1.664.096,38 euros).

Tampoco cuadraron las cuentas en el Instituto Municipal de Promoción de la Isla (IMPI), que llegó a final de año con un déficit presupuestario de 170.738,44 euros. De nuevo aquí, al referirse a este área que gestiona el PP, el concejal Manuel Raposo, achaca el resultado negativo al retraso de la Junta de Andalucía en afrontar los pagos que adeuda por distintos proyectos formativos (escuelas talleres y talleres de empleo, principalmente). Se trata de cantidades que el Ayuntamiento tiene que adelantar mientras que la Administración autonómica no completa el total de la subvención. Es lo mismo que ocurre, por ejemplo, con la escuela taller de la Vera-Cruz, promovida por la propia cofradía. El IMPI, sin embargo, recibió en 2011 del Ayuntamiento una transferencia de 1.180.000 euros.

También la Fundación de la Mujer cerró el año en negativo, en 135.089,64 euros. Corresponde principalmente al gasto de personal, explicó Raposo. "La Fundación de la Mujer funciona muy bien, pero no tiene ingresos", apuntó.

Y Esisa, la Empresa de Suelo Isleña, cerró en positivo el año: con 7.858,11 euros. Eso sí -apuntó el delegado de Hacienda- los beneficios han descendido de manera alarmante y la situación actual, en la que no se está construyendo nada, dibuja un complicado panorama para la empresa pública.

5,6

2,1

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios