Coronavirus en San Fernando Residencia de la Cruz Roja: "Hacemos todo lo que se puede y debe hacer e, incluso, más"

  • 46 usuarios contagiados, 4 de ellos en el hospital, y 3 fallecidos. Son las cifras del Covid-19 en el centro isleño

  • Su director, Antonio Montero, defiende la gestión desarrollada para plantar batalla al virus 

Una ambulancia ante la residencia de Cruz Roja en San Fernando. Una ambulancia ante la residencia de Cruz Roja en San Fernando.

Una ambulancia ante la residencia de Cruz Roja en San Fernando. / D.C. (San Fernando)

La residencia de mayores de la Cruz Roja en San Fernando lidia la batalla del coronavirus en primera línea desde que el pasado 23 de marzo se conociera el primer contagio de uno de los usuarios. Hoy, según los datos facilitados por la dirección del centro, 46 de los 151 residentes del centro han dado positivo tras practicarle la prueba del Covid-19. La inmensa mayoría -un total de 42- está siendo tratado en el centro, que ha sido medicalizado y donde están recibiendo la atención médica que necesitan bajo la supervisión de internistas del hospital de San Carlos. Cuatro personas, dada la evolución de la enfermedad, están en el hospital Puerta del Mar. Y se han registrado en estas semanas tres fallecimientos causa del coronavirus.

Es el balance que el Covid-19 deja en este centro, que se ha convertido en el foco más preocupante que por el momento existe en La Isla. Su director, Antonio Montero, defiende la gestión realizada desde la residencia durante todos estos días para luchar contra el coronavirus y contener su avance. "Los residentes están debidamente aislados, las familias están siendo informadas en todo momento, los trabajadores cuentan con el material de protección necesario...", reitera. "Hacemos todo lo que se puede y debe hacer e, incluso, más", afirma tajantemente.

Desde la residencia de la Cruz Roja de San Fernando, a raíz de la denuncia lanzada ayer por un familiar, se insiste en lanzar un mensaje de tranquilidad y se niega que los familiares estén horrorizados con la situación de la residencia. "Los familiares no están horrorizados, eso no se corresponde con la verdad. Los familiares están perfectamente informados, saben qué está pasado y hablan con los usuarios de la residencia. Tienen el nivel de tranquilidad que ahora mismo se puede tener en estas circunstancias", apunta el director del centro al reprochar la alarma que se ha suscitado con esta denuncia.

"En la residencia hemos hecho en todo momento lo que nos han ido indicando las autoridades sanitarias que teníamos que ir haciendo, no desde el minuto cero sino incluso desde el minuto menos uno: cerramos el centro a las visitas 24 horas antes de que nos lo ordenaran, tomábamos la temperatura a los trabajadores todos los días antes de entrar, no hemos tenido problemas de desabastecimiento de material de protección porque nos hemos suministrado desde Cruz Roja sin tener que esperar a que lo hiciera la sanidad pública", precisa. "Personalmente he llevado a la residencia desde Sevilla guantes, mascarillas, batas, pantallas de protección...".

Antonio Montero insiste: las pautas en esta lucha contra el coronavirus las marcan las autoridades sanitarias "y tengo que quitarme el sombrero ante la magnífica labor que está haciendo el personal médico de San Carlos". 

Entre los residentes, explica, se han realizado hasta ahora 89 pruebas de coronavirus. 46 usuarios han dado positivos, de los cuales 4 han tenido que ser trasladados al hospital Puerta del Mar, algo que solo ocurre -asegura- cuando empeoran. "Cuando hay un agravamiento se les está trasladando al hospital y se les está dando en todo momento la atención médica que necesitan. De hecho, hay uno de los residentes afectado, con más de 80 años, que ha conseguido superar la enfermedad tras haber estado en el hospital ingresado y ha vuelto a la residencia", asegura para dejar claro que se está haciendo por los mayores todo lo médicamente posible. 

En estos días se han registrado también hasta tres fallecimientos a causa del coronavirus, según el centro, que recuerda que el Covid-19 es especialmente dañino en este sector de la población, "gente con una edad muy avanzada y polipatológicos". 

Entre las primeras medidas que se ha puesto en marcha en la residencia isleña figura el aislamiento de todos los usuarios por plantas y en función de si son positivos, asintomáticos o han dado negativo en la prueba. "Están en sus habitaciones desde hace 15 días", insiste. 

Entre los 110 trabajadores de la residencia se han realizado también 13 pruebas del coronavirus, según explica el director del centro. Ha habido 4 positivos, 7 negativos y se está a la espera del resultado de los test practicados a dos de los empleados. Hay otros siete trabajadores a la espera de que se les haga la prueba que permanecen aislados en su casa, según especifica el director, que recuerda que se ha llegado a un acuerdo para hacerle las pruebas a los trabajadores que lo necesiten en un centro privado.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios