DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en San Fernando Un familiar de la residencia de Cruz Roja: "Estamos horrorizados"

  • Con casi 50 usuarios contagiados en el centro, la alarma cunde entre los familiares 

  • Entre el espanto y la impotencia, uno de los familiares de la residencia muestran su malestar ante la respuesta dada y teme que se llegue pronto a "una situación de colapso sin retorno" 

Acceso a la residencia de Cruz Roja en San Fernando. Acceso a la residencia de Cruz Roja en San Fernando.

Acceso a la residencia de Cruz Roja en San Fernando. / Román Ríos (San Fernando)

Con medio centenar de positivos por coronavirus, la residencia de mayores de la Cruz Roja se ha convertido en el foco más preocupante que existe en San Fernando. La cifra de afectados por el Covid-19 no ha dejado de crecer desde que el pasado 23 de marzo se conociera el primer caso. Y la alarma ha cundido entre familiares de usuarios del centro, que obligados a quedarse en casa viven día a día esta situación entre el espanto y la más absoluta impotencia. 

"Estamos horrorizados", dice uno de ellos, una isleña con un familiar muy cercano en la residencia, que ha sido tajante al mostrar su malestar ante la gestión que se está haciendo de la crisis y la respuesta que se ha dado. Sabe bien de lo que habla porque el coronavirus ha acabado hace pocos días con la vida de otro familiar suyo que reside en Madrid.

Hay miedo y preocupa seriamente la salud de los seres queridos que están en estas instalaciones; "la salud física y la salud emocional", advierte al señalar lo difícil que está siendo también todo esto para los propios residentes.

"Hemos hablado dos veces por videoconferencia y solo nos ha dicho una cosa: que lo sacáramos de allí", lamenta con impotencia al referir las conversaciones que ha tenido con su familiar en los últimos diez días. En su caso, explica, no se cuenta entre los usuarios contagiados. Incluso le hicieron la prueba días atrás y dio negativo. Pero considera que si sigue allí sigue existiendo un riesgo muy alto dada la situación en la que se encuentra la residencia y elevado número de casos que registra a estas alturas.

Cree que no se está haciendo lo suficiente ni por los mayores afectados ni por impedir nuevos contagios. "Solo hay un internista que va una vez al día para atenderlos a todos", constata. "No entendemos por qué no han sido trasladados los afectados a centros hospitalarios para ser tratados debidamente ya que son pacientes especialmente vulnerables y se está hablando de trasladar a Cádiz a otros afectados de otras comunidades saturadas por esta terrible pandemia", insiste al poner en entredicho el protocolo de actuación que ha llevado a medicalizar la residencia. "También podían haber evacuado a todos los residentes que han dado negativo en las pruebas a otras instalaciones para evitar que se contagien", afirma.

"Nos consta el esfuerzo de los profesionales que allí trabajan y es preocupante también el contagio que se pueda dar en ellos", apunta. Pero -recuerda- hay casi 50 personas mayores contagiadas por el coronavirus, una cifra alarmante, "y no vemos que se esté haciendo nada, es que es un escándalo", afirma. "No podemos abandonar a los ancianos y a sus cuidadores, ni llevarlos a una situación de colapso sin retorno". 

Esta isleña ha denunciado incluso la situación de la residencia de Cruz Roja ante la Fiscalía y ante la Delegación del Gobierno andaluz para reclamar la adopción de medidas contundentes.  

Cruz Roja niega que los usuarios estén desatendidos

Tras las declaraciones de esta isleña, Cruz Roja reaccionó anoche para negar rotundamente que los usuarios de la residencia isleña estuvieran desatendidos y lanzar un mensaje de tranquilidad a todos los familiares, a los que –insiste– se está informando puntualmente a través de circulares sobre la situación en la que se encuentra el centro y las medidas que se han puesto en marcha para atender a los usuarios afectados por el coronavirus y frenar nuevos contagios.

En el caso de los positivos –aclara– se facilita incluso información acerca de su estado varias veces al día. Además, insiste Cruz Roja, los usuarios que han dado negativo en las pruebas llevan 15 días perfectamente aislados en sus habitaciones para prevenir contagios.

Los residentes mantienen contacto regular con las familias a través de videoconferencias e incluso –detalla la residencia– se han multiplicado la frecuencia de los mismos a raíz de la crisis del coronavirus, para lo que se han adquirido más medios.

Los usuarios, explica, están siendo atendidos siguiendo el criterio médico –la residencia ha sido medicalizada– y son trasladados al hospital de San Carlos o al de Puerta del Mar si así lo requieren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios