San Fernando

Una auxiliar de control de playa, trasladada al hospital tras desmayarse por el calor en Camposoto

  • El incidente ocurrió en la jornada del sábado, cuando se llegaron a alcanzar rachas de levante de más de 65 kilómetros por hora 

Los auxiliares de control de playas, en el acceso a Camposoto, en una imagen de archivo. Los auxiliares de control de playas, en el acceso a Camposoto, en una imagen de archivo.

Los auxiliares de control de playas, en el acceso a Camposoto, en una imagen de archivo. / D.C. (San Fernando)

Una de las auxiliares de control de playa contratadas por la Junta de Andalucía para hacer frente al verano del coronavirus tuvo que ser trasladada en ambulancia al hospital en la jornada del pasado sábado tras desmayarse mientras estaba de servicio.

Todo apunta a un golpe de calor o a una bajada de tensión debido a las altas temperaturas registradas en esta jornada y al fuerte viento de levante que azotó con fuerza a la costa gaditana durante toda el día. El traslado se llevó a cabo en una ambulancia convencional no medicalizada, según ha precisado el Ayuntamiento.

Según los datos recogidos por la estación meteorológica del Observatorio de Marina, en San Fernando, se llegaron a registrar rachas máximas de hasta 65,2 kilómetros por hora con temperaturas que superaron los 34 grados, lo que convirtió la jornada de trabajo a pleno sol en la playa en un auténtico calvario. 

De hecho, no fue el único incidente que se registró en esta jornada en la playa isleña aunque sí el más grave. Otro de los trabajadores -señalan fuentes no oficiales- también precisó atención médica tras un desvanecimiento aunque en este caso no fue necesario trasladarlo al hospital. No obstante, este otro caso no ha podido ser confirmado.  

Dado el fuerte temporal de viento, prácticamente nadie se acercó a playa de Camposoto durante el sábado, especialmente durante la tarde, que fueron las horas con las que más intensidad sopló el levante. 

Desde el entorno de estos trabajadores se ha denunciado las condiciones en las que tienen que prestar su servicio, que necesariamente deben llevar a cabo a pleno sol y con altas temperaturas durante las jornadas de verano. Aunque disponen de un módulo para resguardarse consideran insuficientes estos medios. 

El Ayuntamiento isleño, por otro lado, ha asegurado que el personal -20 personas en total- disponen de un punto de sombra y de medios suficientes para desempeñar su labor y resguardarse del sol. No obstante, reconocen, las condiciones climatológicas que se registraron en la jornada del sábado con el fuerte temporal de levante fueron especialmente duras de sobrellevar en la playa. 

Los auxiliares contratados para facilitar el control de las playas durante el verano del coronavirus han tenido también que hacer frente en diversas playas gaditanas a insultos y al menosprecio de determinados bañistas, que han hecho caso omiso a sus recomendaciones para disfrutar con seguridad del verano y que, incluso, han llegado a plantarles cara. En San Fernando, no obstante, no se ha llegado a registrar incidentes de relevancia en este sentido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios