Primera División Búscate en las imágenes de la celebración por la permanencia del Cádiz CF en las Puertas de Tierra

Medio Ambiente

San Fernando insiste en la necesidad de arreglar las vueltas de afuera ante el subdelegado del Gobierno

  • La alcaldesa y los vecinos insisten en los riesgos en zonas como la Almadraba y la Ronda del Estero por la subida del mar sin esta protección natural

  • El lobo de la Almadraba

Reunión del Ayuntamiento y vecinos con el subdelegado del Gobierno central.

Reunión del Ayuntamiento y vecinos con el subdelegado del Gobierno central. / Ayuntamiento San Fernando

El gobierno de San Fernando y la representación vecinal de la barriada Almadraba han reclamado al subdelegado del Gobierno central en Cádiz, José Pacheco, la necesaria recuperación de las vueltas de fuera de las salinas, que son barreras defensivas contra la inundaciones y la subida del nivel del mar y la opción de que la intervención se financie con fondos europeos.

El equipo de gobierno isleño y los vecinos continúan de esta forma con las reivindicaciones sobre este tema ante las administraciones a pesar, apuntan, de la "inacción" de las instituciones competentes y de los concesionarios. Hace dos años que se inició este recorrido ante el estado de abandono de estas estructuras y el riesgo que esto supone para el patrimonio y las personas.

Ahora se acude al subdelegado del Gobierno central al no obtener respuesta puesto que "la Junta de Andalucía, la Demarcación de Costas y los concesionarios no paran de echarse la culpa de la situación unos a otros, sin aclarar responsabilidades sobre quién debe actuar". Mientras, la barriada Almadraba o la Ronda del Estero siguen en grave riesgo cada vez que llueve con marea alta. El Ayuntamiento no tiene competencias en este asunto "y debe reclamar ante los responsables que se dé solución urgente a esta situación", porque la degradación de las vueltas de afuera se agrava cada día.

Durante el encuentro, la alcaldesa, Patricia Cavada, y los representantes vecinales de La Almadraba y de la federación de vecinos Isla de León alertaron sobre la creciente preocupación que existe en la ciudad por el estado de las vueltas de afuera, que incluso llevó a la aprobación en pleno de una Declaración Institucional que ponía el foco en esta alarmante situación y que instaba a actuar a las administraciones competentes. En juego, se insiste, está la seguridad de las personas y su patrimonio, por lo que es "prioritario" restaurar las marismas y conservar la biodiversidad para evitar las consecuencias del cambio climático.

San Fernando está envuelto en un anillo de humedales naturales de tipo costero, plazas, marismas y salinas de manera directa o indirecta por los caños. Hasta 25 salinas se conservan en su paisaje y permiten el control de la circulación y el almacenaje del agua de marea para la explotación de recursos marinos, sal y pescado. Pero además estos ecosistemas naturalizados tienen una función ecológica como sumideros de CO2 y protección de la biodiversidad.

Organismos como la Fundación Centro Tecnológico Acuicultura de Andalucía (Ctaqua), la Universidad de Cádiz y la Junta Rectora del Parque Natural Bahía de Cádiz ya han alertado de que hay que trabajar en las vueltas de afuera. Las estimaciones a 10 años apuntan a que el nivel del mar subirá 20 centímetros, lo que afectará a las viviendas de la barriada de la Almadraba de San Fernando y al sector de la acuicultura y la salicultura, que desaparecerán en unos años si no se toma en serio esta cuestión.

Un informe municipal de hace dos años ya alertaba de la necesidad de actuar de forma urgente en nueve de estas salinas. El estudio no deja lugar a dudas del mal estado de estas infraestructuras, inmersas en una paulatina y progresiva degeneración, y detalla que existen amplias zonas donde se han perdido de forma completa. Así es visible en la isla de terrenos salineros situada entre el Caño del Carrascón y el caño de Sancti Petri. El documento identifica los principales puntos conflictivos en los que la actuación es más necesaria y acuciante, y donde procede que se agilice la reconstrucción de los muros exteriores.

En concreto, se detalla que es precisa una actuación urgente en 9 salinas, que entre todas alcanzan un global de 12,5 kilómetros de vueltas de afuera. Se trata de las fincas San Vicente, San Juan Bautista, San Cayetano, Los Ángeles de San Cayetano, Belén y Ánimas, San Salvador, La Caravela, San Adolfo y Santa Leocadia y Sagrado Corazón.

Los propios representantes vecinales expusieron de primera mano en la reunión la incertidumbre en la que viven por el mal estado de las vueltas de afuera, especialmente los de las viviendas que están más en peligro ante la posible subida del mar. Esa necesidad de actuar con urgencia la evidencian las grandes mareas que frecuentemente llegan más cerca de las viviendas por esa falta de contención.

Desde el gobierno y la representación vecinal se plantea la posibilidad de financiar la intervención necesario con fondos europeos. El subdelegado del Gobierno se ha comprometido a estudiar con detalle toda la problemática para ver si existen opciones de dar solución a esta situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios