Cádiz - Barcelona El club anuncia duras medidas contra los más de 700 abonados que intentan revender sus entradas

San Fernando

San Fernando aprueba la subida del 13% del IBI para 2024 con la oposición en contra

Un momento del pleno de San Fernando.

Un momento del pleno de San Fernando. / A.L.

El Pleno del Ayuntamiento de San Fernando ha dado luz verde a la aprobación inicial de la subida del 13% del Impuesto de Bienes de Inmuebles (IBI) para 2024. Solo los integrantes del gobierno municipal han aprobado la propuesta, frente al no rotundo de la oposición (PP, Vox, AxSí).

El gobierno defiende la decisión de subir el impuesto bajo los argumentos del aumento de los gastos del Consistorio por el contexto de la inflación que también le hace fijar un plan de eficiencia económica. En 5 millones de euros estiman el aumento del coste de los servicios y suministros por la subida del IPC del 16%; cerca de 2 millones es el impacto en las inversiones. El incremento de las retribuciones del personal de la administración local se calcula en un incremento de 2,1 millones. Las subidas de las transferencias a entidades por servicios o subvenciones se cuantifican en más de 1,3 millones, mientras que de los intereses de deuda -"gracias a su reducción"- es de 363.000 euros.  

"El impacto en los servicios es en diferido y acumulado. En cuatro años permanece inalterable y ahora debe asumirse el incremento de cuatro años", explica el concejal de Desarrollo Económico y Presupuestario, Conrado Rodríguez. En un millón de euros ha aumentado el contrato de Parques y Jardines. La limpieza de los colegios, el mantenimiento de instalaciones deportivas, los contratos de vigilancia son algunos de los ejemplos de próximos contratos municipales que sufrirán estos incrementos de precios. Como ejemplo de las obras pone la segunda fase de Pery Junquera que ahora se va a licitar por 1,8 millones frente al precio inicial previsto era de 1,2 millones.

Desde el equipo de gobierno se insiste en la necesidad de la subida del IBI para cumplir con las inversiones prometidas, el mantenimiento de la calidad de los servicios y el desarrollo de actividades en la ciudad "para crear empleo". Es la línea roja que plantea Rodríguez que se ha marcado frente a la intención de impulsar "un plan de ahorro" para amotiguar el incremento de costes, con la previsión de que este repercuta en un 80% del total en las arcas municipales.  

Una empresa que en 2019 pagaba 4.000 euros de IBI ahora tendrá que abonar 4.760 euros. Es el ejemplo que pone la concejala del Partido Popular (PP) Inmaculada Marín para criticar la subida del IBI propuesta por el gobierno isleño. "Rechazamos esta innecesaria y abusiva subida", deja claro la edil que reconoce la "profunda indignación" de su formación. 

"Van a detraer del bolsillo de los ciudadanos 2,8 millones de euros más anuales. Ciudadanos que cada vez están más empobrecidos, que nos paran por la calle para contarnos cómo están viviendo estos meses con necesidades que nunca pensaron que llegaran a tener, gente que no pueden quizás pagar sus próximos recibos, ni siquiera con fraccionamientos de pago", se quejaba la concejala popular tras finalizar la sesión. Animaba a los colectivos contrarios a la medida a presentar alegaciones.

Marín recuerda la postura socialista de 2007 cuando el gobierno andalucista de entonces subió el IBI un 6%. "Descubrimos un titular de López Gil en el que anunciaba que presentaba alegaciones. Ahora dobla esa subida, cuando el Ayuntamiento está nadando en dinero", añade. "No sé la situación de otras administraciones, pero este Ayuntamiento no necesita más", insiste.

Para la concejala la medida del gobierno no se puede justificar por la subida de costes, que también sufren la ciudadanía y las empresas sin que aumenten sus ingresos. Tampoco puede escudarse, advierte, en que otras administraciones también están aprobando subida de tributos. "No sé la situación y necesidades de las demás administraciones, pero sé que esta no necesita recaudar más", señala. Se refiere a que el 40% de los presupuestos no se ejecutan, con un superávit de más de 8 millones de euros en 2022, a los 20 millones de euros en plazo fijo. "La jefa de servicio del Ayuntamiento asegura que es totalmente innecesaria con 46 millones de euros en cuenta bancaria y un remanente de Tesorería de 17 millones de euros", expone.

El portavoz del grupo municipal de Vox, Carlos Zambrano, califica de "barbaridad en el peor momento posible" la subida del IBI. "Lo intentan explicar en un texto de tres páginas en el expediente en el que nos toman a todos por tontos, porque recurren al covid-19, a la Guerra de Ucrania y llega a decir que la inflación aumentará las nóminas municipales cuando al faltar contratación de 100 funcionarios tiene menos nóminas que pagar y le sobra dinero del presupuesto. Tiene una gran gestión con remanente de Tesorería", ironiza.

El concejal de Vox duda del plan de ahorro y de captación de fondos que anuncia el gobierno, "ya le adelanto que queremos una copia, porque dice usted que existe y que está redactado". Igualmente cuestiona el trabajo del gobierno: no gestionan, los servicios son externos, sin capacidad de asumirlos con medios propios; no generan empleo ni dan respuesta a las necesidad sociales, sus inversiones y subvenciones "van a acallar la contestación ciudadana". 

"Van a incrementar la recaudación con el IBI en un 13,17%, en 2.780.347 euros sin contar las altas de 2023 que no están contabilizadas, cuando tenemos un remanente para gastos generales, sin contar aquel que ya tiene afecto algún proyecto, 17.630.674 euros", lamenta. Esta medida hace que el IBI isleño sea el más alto de la provincia, afirma.

También el portavoz de Andalucía por Sí (AxSí), Fran Romero, remite al actual concejal de Presidencia, Fernando López Gil, y una declaraciones de 2007: "Esta subida se realiza sin consenso ciudadano, sin consultar al Consejo de Participación Ciudadana, olvidándose de sus compromisos con la ciudadanía. Excesiva, inapropiada y sangrante para todos los bolsillos de los isleños. Gestionan mal y cómo solucionan ustedes estos problemas, pues lo hacen siempre de la misma manera, suben ustedes los impuestos a todos los ciudadanos. Subida que debería haber estado recogida en su programa electoral y tras informar a colectivos han mostrado su rechazo generalizado".  

En esa línea, Romero pregunta por el consenso ciudadano que tiene la medida, para mencionar la postura contraria que ya han mostrado las dos federaciones de vecinoa de la ciudad, el colectivo de comerciantes (Acosafe) y la asociación de hostelería (Asihtur), así como los empresarios de Fadricas. Esta subida del IBI se traducirá, precisa, en un aumento de la recaudación durante el mandato de 11.120.000 euros, y por tanto casi 90 millones en total. 

"No nos vale eso de que han congelado los tributos a excepción del IBI. Es el que con mucha diferencia más afecta a la totalidad de la ciudadanía sin distinción y por el que más se recauda. A propietarios y también a inquilinos de locales y viviendas que en muchos casos tienen repercutido por contrato el recibo del IBI", explica. El líder de AxSí insiste en que esta subida del IBI viene a redundar en la situación crítica que viven los ciudadanos y el tejido empresarial, "no ven vecinos que no llegan a final de mes, no ven comerciantes y PYMES asfixiados que luchan cada día por sacar su negocio adelante y mantener sus puestos de trabajo".

Fran Romero se refiere además a los datos históricos del IBI que maneja Intervención de los que se traduce que "el andalucismo en el gobierno bajó el tipo impositivo en 1999 y en 2004, lo subió en 2008 y obligado por el Gobierno central lo volvió a subir en 2012 y a partir de ahí lo bajó en 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019, seis bajadas ininterrumpidas. El tipo impositivo pasó de 1,23 en 2014 a 0,85 en 2019, es decir, 0,40 puntos menos, en más de un 30% se redujo el tipo impositivo con el que les habla".

El concejal socialista también ha tirado de datos históricos para responder a las referencias a 2007 de PP y AxSí para señalar que entonces no fue una subida del 6% sino del 40% por la revisión catastral. Igualmente, rechaza que el IBI sea el impuesto que más afecta a la ciudadanía, frente a otros tributos con mayor impacto como la tasa de la basura. "Van a duplicar -se dirige a populares y andalucistas- el coste del agua a través del Consorcio de la Zona Gaditana. ¿Y eso, señora Marín, no le afecta a los empresarios?". "El canon sobre vertidos también lo va a poner la Junta de Andalucía, eso tampoco afecta, supongo", añade.

Conrado Rodríguez aborda otros casos de aumento de los tributos de ayuntamientos gobernados por el PP, con Jerez que pretende subir un 50% la tasa de la basura, o las subidas del IBI que prevén Sevilla, Córdoba o Almería. "Precisamente, porque la gestión económica de estos años ha sido la que ha sido, por eso no vamos a subir otros impuestos, solo trasladamos el 20% de la subida de los gastos, no el 80%".

El edil socialista rechaza que se haga referencia al dinero que dispone Tesorería para inversiones, obtenido por préstamos, que "no se puede dedicar al pago de gasto corriente. Es ilegal". Además, tacha de "falso" que San Fernando vaya tener el IBI más caro de la provincia de Cádiz. "El nivel impositivo está en la mitad de la provincia. Cuando se analizan los impuestos no solo hay que mirar el tipo impositivo, sino también el valor sobre el que se aplica", aclara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios