San Fernando Vox acusa al gobierno municipal "no decir toda la verdad" con la tasa consorcial

  • El concejal Carlos Zambrano recuerda que en noviembre avisó que pagar los recibos pendientes era inevitable

Los concejales de Vox Francisco Paredes y Carlos Zambrano. Los concejales de Vox Francisco Paredes y Carlos Zambrano.

Los concejales de Vox Francisco Paredes y Carlos Zambrano. / Román Ríos (San Fernando)

La formación política Vox ha afirmado que el gobierno municipal "sigue sin decir toda la verdad" con respecto a la tasa consorcial. Después de las declaraciones del delegado de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, en las que este lunes reconocía que "no hay marcha atrás" en el cobro de los cuatro ejercicios pendientes, el concejal Carlos Zambrano ha recordado que ya había advertido de que esto sucedería en el pasado mes de noviembre, cuando se cambio la tasa por un sistema de cuota que asume directamente el Ayuntamiento. 

Desde Vox, insiste, se organizó un encuentro abierto para aclarar su postura sobre la tasa consorcial, que la formación llama "la tasa Loaiza-Cavada", y señalaron que "los vecinos tendrían que pagarla  irremediablemente".  

Vox recuerda además que "sería ilegal" asumir con cargo a los presupuestos municipales el pago de obligaciones tributarios, como por otra parte también ha alertado el interventor.

El pasado jueves, recuerda Vox, el concejal Carlos Zambrano pidió a la alcaldesa, Patricia Cavada, "que dijese la verdad a los isleños", algo que -sostiene esta formación- continúa sin hacer el equipo de gobierno, que únicamente se ha limitado ahora a reconocer "que lo que proponía hace unas semanas no puede ser"

Para el grupo municipal VOX, "el verdadero problema es la falta de transparencia, que hace que el Ayuntamiento mantenga a la población en un engaño permanente".

"Existe una Ley que obliga a repercutir el coste del tratamiento de los residuos a las personas que producen los residuos, pero la presión fiscal es tan brutal que el Ayuntamiento no sabe qué hacer para justificar nuevos cobros", explica.

La solución, según Vox, pasa por "reducir el gasto público, atender las verdaderas necesidades de la ciudad, y así poder reducir la presión fiscal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios